3
ADMINISTRACIÓN LOCAL

AYUNTAMIENTO DE SAN SEBASTIÁN

Aprobación definitiva de la ordenanza municipal reguladora de las ocupaciones en los espacios de dominio y uso público.

El Excmo. Ayuntamiento Pleno, en sesión celebrada el 22 de febrero de 2019, adoptó el siguiente acuerdo:

Actualmente el Ayuntamiento de Donostia no dispone de una norma de carácter general que regule los diferentes usos que pueden hacerse del espacio público, en particular, de los usos que supongan el aprovechamiento especial, o el uso privativo del mismo.

El objetivo de la regulación mediante la ordenanza de las ocupaciones en los espacios de dominio y usos publico es la consecución de la más clara y sencilla ordenación de los diferentes usos que pueden hacerse del espacio público, en particular, de los usos que supongan el aprovechamiento especial, o el uso privativo del mismo, a fin de lograr una mayor protección del uso común del espacio público, que no es otro que aquel que corresponde por igual y de forma indistinta a todas las personas.

A estos efectos el Excmo. Ayuntamiento Pleno, en sesión celebrada el 19 de julio de 2018, acordó aprobar inicialmente la modificación de la Ordenanza reguladora de las ocupaciones en los espacios de dominio y uso público.

Con fecha 27 de julio de 2018 se publicó en el Boletín Oficial de Gipuzkoa n.º 145 la aprobación inicial de la modificación de la mencionada ordenanza.

Por medio de dicho anuncio se sometió a información pública el expediente, a cuyos efectos las personas interesadas podían, durante el plazo indicado, presentar las reclamaciones y sugerencias que se tuvieran por conveniente.

A dichos efectos presentaron alegaciones los siguientes interesados:

1.    D.ª Gloria Herrera.

2.    D. Jesus Etxe­goien Cillero.

3.    D. Victoriano Santos Mena, D. Francisco Javier Peña Bendicho, D. Iñigo Gimenez Ubillos, D. Ander Miner Galilea y D. Jose Antonio Duo Trecet.

4.    D. Aitor Basurto.

5.    D. Jose Antonio Urkiola Cuni.

6.    D.ª Maria Carmen Mugica Lasa.

7.    Lab Sindikatua.

8.    Parte Zaharrean bizi auzo elkartea.

Asimismo, se informa de la existencia de unas alegaciones presentadas fuera de plazo por: Asociación de vecinos del barrio de Ulía.

Valoradas las propuestas de modificación, los Servicios Técnicos del Área emitieron informe con fecha 14 de diciembre de 2018.

Las modificaciones propuestas se considera que no tienen repercusiones y efectos notorios desde el punto de vista presupuestario.

Expuestas las justificaciones y su presentación, se propone sea considerada, tras los informes preceptivos correspondientes, la aprobación de las modificaciones propuestas.

En virtud de cuanto antecede se propone al Excmo. Ayuntamiento Pleno que, previa deliberación de la Junta de Gobierno, adopte los siguientes

ACUERDOS

1.    Estimar las siguientes alegaciones:

Alegaciones aceptadas integramente:

— Art. 27.5 (planteada por Asociación Parte Zaharrean Bizirik).

Alegaciones parcialmente aceptadas conforme a la redacción recogida en el informe técnico del Área:

— Art. 48.7, art. 49.3, art. 49.6, art. 49.8, art. 59 y la Disposición Final Segunda, (planteadas por Parte Zaharrean Bizirik.).

— Denominación de la Sección Tercera del Capítulo Tercero del Título Segundo y art. 52 (Planteada por Sr. Santos Mena y demás).

Alegaciones desestimadas: Todas las demás.

Alegaciones inadmitidas por ser extemporáneas: Vecinos del barrio de Ulía.

2.    Aprobar definitivamente la Ordenanza municipal reguladora de las ocupaciones en los espacios de dominio y uso público, aprobada inicialmente por el Ayuntamiento Pleno en la sesión ordinaria del día 19 de julio de 2018.

3.    Ordenar la publicación del anuncio de dicha aprobación definitiva en el Boletín Oficial de Gipuzkoa.

La entrada en vigor se producirá al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de Gipuzkoa, por haber transcurrido ya el plazo previsto en el artículo 65.2. de la Ley, de 2 de abril, 7/1985 reguladora de las bases del régimen local.

Estos acuerdos ponen fin a la vía administrativa de manera que, conforme a las previsiones de los artículos 25 y 46 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-administrativa podrá ser impugnado directamente ante la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del Pais Vasco en el plazo de 2 meses.

Este plazo se computará desde el día siguiente al de la publicación de este anuncio.

San Sebastián, a 21 de marzo de 2019.—El secretario del Pleno, Juan Carlos Etxe­zarreta Villaluenga.           (1810)

Ordenanza reguladora de las ocupaciones en los espacios de dominio y uso público.

Preámbulo.

Título primero.  Disposiciones generales.

Capítulo 1.  Objeto y ámbito de aplicación.

Capítulo 2.  Tipologías de usos y títulos requeridos para ello.       

Capítulo 3.  Criterios de utilización y otras disposiciones.

Título segundo.  Ocupaciones del espacio público con elementos diversos.

Capítulo 1.  Venta ambulante.

Sección primera.  Definición y modalidades.

Sección segunda.  Disposiciones comunes a los puestos de venta en mercados.

Sección tercera.    Puestos fijos de temporada.

Sección cuarta.    Vehículos-tienda.

Sección quinta.    Puestos singulares.

Capítulo 2.    Otras ocupaciones del dominio público.

Sección primera.    Ocupaciones mediante autorización.

Sección segunda.    Ocupaciones mediante concesión.

Capítulo 3.    Extensión de la actividad comercial al espacio público.

Sección primera.    Expositores de género e instalaciones análogas.

Sección segunda.    Cajeros automáticos.

Sección tercera.    Venta automática de artículos y máquinas de juegos infantiles.

Título tercero.  Régimen sancionador.

Disposición Adicional.

Disposición Derogatoria.

Disposiciones Finales.

PREÁMBULO

La presente Ordenanza regula, al amparo de lo establecido en la Ley 7/1985, de Bases del Régimen Local y en la normativa reguladora del Patrimonio de las Administraciones Públicas, constituida principalmente por la Ley 33/2003, los diferentes usos o utilizaciones que vienen realizándose del espacio público de la ciudad, considerando éste como el conjunto de las diferentes vías y espacios del dominio público municipal, así como los otros espacios existentes en el término municipal que, correspondiendo a la titularidad privada, se hallan afectos al uso público de la ciudadanía en general.

El objetivo de la regulación es la consecución de la más clara y sencilla ordenación de los diferentes usos que pueden hacerse del espacio público, en particular, de los usos que supongan el aprovechamiento especial, o el uso privativo del mismo, a fin de lograr una mayor protección del uso común del espacio público, que no es otro que aquel que corresponde por igual y de forma indistinta a todas las personas.

El principal derecho ciudadano que el Ayuntamiento deberá garantizar a la hora de otorgar las autorizaciones y concesiones que constituyen el objeto de esta Ordenanza, es el de la accesibilidad de la vía pública para todas las personas. A este respecto tanto en la presente Ordenanza como en sus actos de aplicación se tendrá especialmente presente la normativa vigente que regula las condiciones básicas de accesibilidad de los espacios públicos, constituida básicamente por el Decreto del Gobierno Vasco 68/2000, de 11 de abril, por el que se aprueban las normas técnicas sobre condiciones de accesibilidad de los entornos urbanos, espacios públicos, edificaciones y sistemas de información y comunicación y por la Orden ministerial VIV/561/2010, de 1 de febrero, por la que se desarrolla el documento técnico de condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los espacios públicos urbanizados.

Otro principio rector de esta Ordenanza es que todo uso, especial o privativo, que se realice en las vías y espacios públicos de la ciudad de San Sebastián debe contar de forma previa con el pertinente título habilitante de parte municipal, de acuerdo con lo prevenido en el artículo 84 de la Ley 33/2003, del Patrimonio de las Administraciones Públicas.

Por último, hay que señalar que la Ordenanza se ha elaborado en consonancia con lo establecido en la Directiva de Servicios 2006/123/CE, relativa a la libertad de establecimiento y de prestación de servicios. Así, se respetan los principios y directrices de la Directiva y de la normativa interna que se proyecta para la transposición de aquella. Se mantiene la técnica autorizante de acuerdo con lo establecido en los artículos 6 y 84 de La Ley de Patrimonio de las Administraciones Públicas, así como el silencio administrativo negativo, de acuerdo con lo establecido en la modificación del artículo 43 de la Ley 30/1992 que realizó la «Ley Ómnibus» (hoy en día, artículo 24 de la Ley 39/2015). En particular se ha puesto especial cuidado en garantizar la exigencia de los mínimos requisitos posibles a los prestadores de servicios que utilizan el espacio público como soporte fundamental de su actividad de servicios –comerciantes, etc.– bajo la premisa fundamental de la limitación y escasez del espacio público, que provoca la necesidad de limitar, el número de autorizaciones que pueden ser otorgadas.

Cuando ello tenga lugar, se asegura el perfecto cumplimiento de los principios de imparcialidad y de transparencia en su otorgamiento y, asimismo, la duración limitada de las autorizaciones, la no renovación automática de las mismas y la no existencia de ventajas para el prestador cesante o personas vinculadas al mismo. Se evita incluir todo requisito contrario a la regulación comunitaria, y los que se establecen cumplen con el criterio de ser necesarios, proporcionados y no discriminatorios, claros e inequívocos, objetivos, transparentes y accesibles, y están hechos públicos con antelación. Por último se pretende la máxima simplificación administrativa, suprimiendo todos los trámites administrativos innecesarios, a fin de facilitar la utilización del espacio público.

TÍTULO PRIMERO

DISPOSICIONES GENERALES

CAPÍTULO 1.  OBJETO Y ÁMBITO DE APLICACIÓN

Artículo 1.     Objeto.

La presente ordenanza tiene por objeto la regulación de las ocupaciones en los espacios de dominio y uso público municipal, mediante el establecimiento de un procedimiento de autorización y concesión que armonice su uso común general por la ciudadanía con los usos o aprovechamientos especiales y los usos privativos que puedan ser autorizables.

Artículo 2.     Ámbito de aplicación.

1.    La presente ordenanza será de aplicación a todas aquellas actividades, instalaciones y aprovechamientos que se pretendan llevar a cabo en los espacios de dominio público municipal del ámbito territorial de la ciudad de San Sebastián, así como a las que se realicen en espacios privados de uso público dentro de dicho ámbito, con las exclusiones que se especifican en el artículo siguiente, y sin perjuicio de las competencias y atribuciones que correspondan a otras Administraciones.

2.    La presente Ordenanza, en lo que se refiere estrictamente a las ocupaciones del espacio, no será de aplicación a las playas y a la zona portuaria, por no constituir éstas dominio público municipal. No obstante, será de aplicación a las actividades que, desarrollándose en dichos espacios, deban ser autorizados por el Ayuntamiento.

Artículo 3.     Exclusiones.

1.    Quedan excluidos del ámbito de aplicación de la presente ordenanza:

a)  Las terrazas de hostelería.

b)  Los vados y reservas de estacionamiento en la vía pública, incluidas las paradas de cualquier modalidad de transporte.

c)  Los carteles y vallas publicitarias.

d)  Las zanjas y catas.

e)  Las ocupaciones del dominio público con medios auxiliares de obra, tales como andamios, grúas, contenedores de escombros, casetas de obra, materiales de construcción y análogos.

f)  Las ocupaciones con motivo de actos de campaña electoral (mítines, etc).

g)  Las ocupaciones del subsuelo con acometidas particulares de agua y saneamiento.

h)  Las ocupaciones del subsuelo para la instalación de redes eléctricas, de gas, así como las solicitadas por Operadores de redes y servicios de comunicaciones electrónicas para la instalación de redes de telecomunicaciones.

2.    Los supuestos relacionados en el apartado anterior se regularán por sus respectivas ordenanzas municipales y por la normativa sectorial aplicable.

Artículo 4.     Definiciones.

A efectos de la presente Ordenanza, se entiende por:

1.    Dominio público municipal: Se incluyen en esta denominación el conjunto de calles, plazas, vías de circulación, los paseos, avenidas, aceras, bulevares, parques y zonas ajardinadas, túneles viarios y demás bienes y derechos de titularidad municipal destinados al uso público.

2.    Propiedades de naturaleza patrimonial: son aquellos bienes que, siendo de titularidad municipal, no están destinados al uso público ni afectos a un servicio público, y son susceptibles de generar aprovechamientos o producir ingresos al Ayuntamiento.

3.    Espacios privados de uso público: son aquellos terrenos que, manteniendo su titularidad privada, están destinados al uso público por toda la ciudadanía.

4.    Título habilitante: resolución o acuerdo otorgado por el Ayuntamiento que faculta a la persona o entidad solicitante para llevar a cabo, en el dominio público municipal o en los espacios privados de uso público, las actividades, instalaciones y aprovechamientos previstos en la presente Ordenanza, tras la comprobación del cumplimiento de los requisitos referentes a garantías, certificados finales de montaje, pago de tasas municipales, seguros de responsabilidad y análogos, a los que, en su caso, se hubiera condicionado dicha resolución o acuerdo.

CAPÍTULO 2.    ‑TIPOLOGÍAS DE USOS Y TÍTULOS REQUERIDOS PARA ELLO

Artículo 5.     Tipos de uso del dominio público municipal.

En la utilización del dominio público municipal, de conformidad con lo previsto en la legislación patrimonial, deberá distinguirse:

1.    El Uso Común General, que es el que corresponde por igual y de forma indistinta a todas las personas, de modo que el uso de unos no impida el del resto.

2.    El Uso o Aprovechamiento Especial, que es el que, sin impedir el uso común, implica la concurrencia de circunstancias especiales, tales como la intensidad de uso o peligrosidad del mismo, preferencia en caso de escasez, la obtención de una rentabilidad singular u otras semejantes, que determinan un exceso de utilización sobre el uso común general o un menoscabo de éste.

3.    El Uso Privativo, que es el que determina la ocupación de una porción del dominio público de modo que se limita o excluye la utilización del mismo por otras personas.

4.    El uso anormal, que será aquel que no fuera conforme con el destino principal del dominio público al que afecte.

Artículo 6.     Títulos habilitantes.

1.    El uso común general del dominio público es libre y no requiere de título habilitante alguno.

2.    Las ocupaciones del dominio público municipal que impliquen un uso o aprovechamiento especial del mismo estarán sujetas a autorización, así como todas aquellas ocupaciones que se efectúen únicamente con instalaciones desmontables o bienes muebles y siempre que el plazo de ocupación no supere los cuatro años.

3.    El uso privativo con obras o instalaciones de carácter fijo o permanente y el uso anormal estarán sujetos a concesión administrativa, así como las ocupaciones que se efectúen con instalaciones desmontables o bienes muebles si el plazo de ocupación supera los cuatro años.

4.    Mediante acuerdo de la Junta de Gobierno Local se podrán clasificar y categorizar las diferentes ocupaciones del dominio público previstas en la presente Ordenanza en función del grado de sencillez o complejidad de las instalaciones y de su afección al dominio público, con el objeto de no someter a autorización, sino a comunicación previa, aquellas ocupaciones para eventos y actividades simples y con escasa afección al dominio público.

No podrán someterse a comunicación previa aquellas ocupaciones en las que la legislación sectorial obligue a la previa obtención de autorización.

Artículo 7.     Propiedades municipales de naturaleza patrimonial.

Los requisitos y condiciones contenidos en la presente Ordenanza para la ocupación del dominio público serán también aplicables, con carácter supletorio, a las autorizaciones que pueda otorgar el Ayuntamiento para la ocupación de propiedades municipales de naturaleza patrimonial donde se pretendan llevar a cabo las actividades recogidas en esta Ordenanza, salvo en todo aquello que pueda resultar incompatible con dicha naturaleza.

Artículo 8.     Espacios privados de uso público.

Todas las referencias que se hacen en la presente Ordenanza al dominio público, así como los requisitos y condiciones para su ocupación, serán igualmente de aplicación a los espacios privados de uso público definidos en el artículo 4.3 de esta Ordenanza, en todo lo que no resulte incompatible con la naturaleza privada de estos.

CAPÍTULO 3.    ‑CRITERIOS DE UTILIZACIÓN Y OTRAS DISPOSICIONES

Artículo 9.     Criterios rectores de la utilización del dominio público.

1.    El uso común general del dominio público municipal queda sujeto a las normas de convivencia recogidas en la Ordenanza Municipal sobre el Civismo, el uso y la limpieza en la vía pública y la protección del paisaje urbano.

2.    Las autorizaciones de ocupación del dominio público son actos discrecionales municipales y facultarán a las personas o entidades autorizadas a ocupar el mismo, ubicar en él las instalaciones que se determinen y realizar la actividad solicitada en las concretas condiciones que se establezcan por el Ayuntamiento y/o la Administración competente.

En cualquier caso, el Ayuntamiento, por razones de interés público, podrá unilateralmente, previa justificación, revocar y dejar sin efecto, sin derecho a indemnización, las autorizaciones concedidas.

Asimismo, el Ayuntamiento podrá suspender las autorizaciones concedidas, sin derecho a indemnización alguna, cuando circunstancias de interés público lo requieran por la celebración de cabalgatas, ferias, mercados, espectáculos, acontecimientos deportivos, manifestaciones, eventos similares de interés preferente, realización de obras, colocación de andamios autorizados, y situaciones de emergencia, que requieran que quede libre el espacio ocupado.

La autorización recobrará su eficacia en cuanto desaparezcan las circunstancias que la justificaron, sin necesidad de resolución administrativa.

3.    En el otorgamiento de las autorizaciones y concesiones para la ocupación del dominio público se armonizarán los intereses públicos y privados, atendiendo a criterios de compatibilidad entre los aprovechamientos especiales o usos privativos solicitados y el uso común general del dominio público, prevaleciendo en caso de conflicto éste por razones de interés general.  

4.    Igualmente habrá de tenerse en cuenta la normativa en materia de accesibilidad, tendiendo a la consecución de un dominio público municipal libre de barreras.

5.    El nivel sonoro máximo que podrá transmitirse a las edificaciones más próximas no sobrepasará en ningún caso los límites que se indican en la Ordenanza municipal reguladora de la contaminación acústica.

6.    El Ayuntamiento podrá establecer normas particulares más restrictivas para la ocupación del dominio público en ámbitos determinados, que serán de preferente aplicación a los preceptos de la presente Ordenanza.

7.    Las autorizaciones y concesiones podrán ser gratuitas, otorgarse con contraprestación o con condiciones, o estar sujetas a la tasa por utilización privativa o aprovechamiento especial de bienes del dominio público de acuerdo con lo dispuesto en la correspondiente Ordenanza Fiscal.

Artículo 10.     Tramitación conjunta.

1.    En el supuesto de que la solicitud de ocupación del dominio público incluyese la petición de realizar en el mismo distintas actividades, la tramitación para otorgar el correspondiente título habilitante a cada una de ellas se efectuará de manera conjunta y el Ayuntamiento dictará una única resolución que se pronuncie sobre el aprovechamiento u ocupación del suelo, la actividad a desarrollar y sobre las instalaciones con las que se pretendan llevar a cabo las diversas utilizaciones del dominio público, sin perjuicio de que, a tal fin, el órgano encargado de la tramitación del expediente recabe de los distintos servicios municipales cuantos informes se estimen oportunos para el otorgamiento del título habilitante.

2.    El plazo para la resolución y notificación de las autorizaciones solicitadas será de tres meses, transcurrido el cual sin que se haya producido la notificación de la resolución, la persona interesada podrá entender desestimada la autorización solicitada.

Artículo 11.     Aplicación de criterios análogos.

Las ocupaciones del dominio público para supuestos no previstos expresamente en la presente Ordenanza estarán sujetas igualmente a previa autorización o concesión del Ayuntamiento, y las peticiones se tramitarán y resolverán atendiendo al principio de igualdad y aplicando criterios análogos a los recogidos en la misma, en función de las circunstancias particulares de la actividad a desarrollar, el lugar donde se realice, su compatibilidad con el uso común general del dominio público, la incidencia sobre el medio ambiente y el entorno urbano y siempre dentro del margen de discrecionalidad del que goza la decisión municipal.

Artículo 12.     Inspección y control.

1.    El Ayuntamiento estará facultado en todo momento para la inspección y control de las ocupaciones, instalaciones y actividades que se lleven a cabo o se ubiquen en el dominio público o en los espacios privados de uso público del término municipal de San Sebastián. A tal fin, velará por el fiel e íntegro cumplimiento de lo dispuesto en esta Ordenanza, impidiendo todos aquellos usos o aprovechamientos que no cuenten con el oportuno título habilitante y vigilando que las personas o entidades que lo ocupen se ajusten a las condiciones y requisitos fijados en la correspondiente autorización o concesión.

2.    Cuando por agentes de la Guardia Municipal o personal funcionario con competencias en materia de inspección se constatase, bien de oficio o a instancia de otros servicios municipales o de terceras personas, que se está produciendo una indebida ocupación del dominio público o de los espacios privados de uso público, ya sea por no contar con la preceptiva autorización o concesión o por incumplir las condiciones de la misma, formularán la correspondiente denuncia o acta de inspección y requerirán al titular de la autorización o concesión, si la hubiere, o persona encargada, para que cese en la ocupación indebida y/o se ajuste a los términos de la autorización o concesión otorgada, y, en su caso, requerirán para que proceda voluntariamente a la retirada de los elementos o instalaciones que lo ocupen indebidamente, advirtiéndole de que, de no hacerlo así, se realizará en ese acto la misma de oficio.

3.    A los efectos indicados en el apartado anterior y cumplidos los trámites señalados en el mismo, la Guardia Municipal podrá proceder a la retirada de los elementos e instalaciones y al decomiso de los productos y enseres, mercancías y recaudación, si ello fuese posible, con repercusión de todos los gastos que se produzcan, debiendo hacer constar todas estas circunstancias en el acta de denuncia levantada al efecto, y todo ello sin perjuicio de la obligada apertura del oportuno procedimiento sancionador, que determinará el mantenimiento o no de dichas medidas así como la regularización tributaria que pueda derivarse.

Los bienes decomisados podrán ser devueltos con carácter previo a la finalización del correspondiente expediente sancionador, y siempre que se acredite su propiedad y sean de lícito comercio. Los gastos o tasas municipales por realización del decomiso y de la estancia en el depósito municipal serán por cuenta de la persona usuaria, que habrá de satisfacerlos con anterioridad a retirar los mismos, y ello sin perjuicio de lo establecido al respecto del pago o aseguramiento de la multa. Tales gastos o tasas municipales serán reintegrados a la persona usuaria en caso de que, por resolución judicial firme, se acredite que no procedía la retirada de elementos o el decomiso de bienes realizado en su momento.

4.    La totalidad de los Departamentos y Servicios Municipales prestarán, en la medida de lo posible, colaboración con las tareas de retirada, decomiso y depósito, disponiendo, en su caso, los medios humanos y materiales necesarios para ello, muy especialmente el Departamento de Mantenimiento y Servicios Urbanos o Departamento que ostente competencias sobre las vías y espacios públicos y de dominio y uso público.

Artículo 13.     Criterios lingüísticos y de no discriminación.          

1.    El texto de los rótulos, escritos, anuncios, avisos, carteles, relación de productos, tarifas, etc. Que se coloquen en cualquier elemento (puestos, carpas, vehículos tienda, escenarios, gradas, casetas...) instalado en la vía pública o en relación con cualquier actividad organizada en la vía pública estarán redactados en euskera o en las dos lenguas oficiales, y en el caso de hacerlo en bilingüe se dará prioridad al euskera.

2.    Los mensajes y las comunicaciones orales difundidas por megafonía en los actos y actividades organizados en la vía pública serán emitidos en euskera o en las dos lenguas oficiales, y en el caso de hacerlo en bilingüe se dará prioridad al euskera.

No obstante lo anterior, se admitirá el uso de otros idiomas en el texto de cualquier soporte instalado en la vía pública, o en el caso de actividades organizadas en la vía pública cuando el tipo de actividad, de establecimiento, de mensaje o el público objetivo al que se dirijan así lo exija.

3.    Para facilitar el cumplimiento de los dos apartados anteriores, el Ayuntamiento facilitará de forma gratuita a quienes les sea de aplicación esta Ordenanza la correcta utilización del euskera.

4.    Queda terminantemente prohibida la utilización de contenidos de cualquier clase y formato; ya sean vídeos, imágenes, mensajes orales o escritos, que atenten contra la igualdad de mujeres y hombres, y/o generen o alienten prácticas denigratorias por razones de sexo, raza o creencias.               

TÍTULO SEGUNDO

OCUPACIONES DEL ESPACIO PÚBLICO CON ELEMENTOS DIVERSOS

CAPÍTULO I.    VENTA AMBULANTE

SECCIÓN PRIMERA.    Definición y modalidades

Artículo 14.    Definición de venta ambulante.

1.    A los efectos de la presente Ordenanza, se considera «venta ambulante» aquella venta realizada fuera de un establecimiento comercial, en puestos o instalaciones desmontables y transportables, o en vehículos-tienda, en lugares y fechas previamente autorizados en el término municipal.

2.    El ejercicio de la venta ambulante requerirá, cuando se lleve a cabo en espacios de dominio público municipal y en espacios privados de uso público, de la correspondiente autorización.

3.    La venta ambulante se ejercerá en el marco de los mercados, periódicos u ocasionales, que se mencionan en el artículo siguiente, así como en la modalidad de puestos fijos de temporada, vehículos-tienda o puestos singulares, previa obtención, en todo caso, de la preceptiva autorización municipal, sin la que no podrá realizarse práctica de venta alguna.

En particular, queda terminantemente prohibida la venta a pie y la venta con manta.

4.    No tendrá en ningún caso la consideración de venta ambulante la venta a domicilio y la venta automática realizada mediante máquinas expendedoras preparadas al efecto, cuando se trate de instalaciones fijas.

Artículo 15.    Modalidades.

1.    El ejercicio de la venta ambulante podrá desarrollarse a través de alguna de las siguientes modalidades:

a)  Mercados periódicos. Son las agrupaciones de puestos de venta que, con carácter tradicional o de nueva implantación, se ubican en espacios públicos determinados y se celebran con una periodicidad fija.

b)  Mercados ocasionales. Son las agrupaciones de puestos de venta que se instalan en espacios públicos no predeterminados con motivo de ferias, fiestas o acontecimientos populares o tradicionales.

c)  Puestos fijos de temporada. Son los puestos singulares de venta que se instalan en diversos puntos del espacio público de la ciudad, con carácter de temporada y para la comercialización de determinados productos.

d)  Venta realizada en vehículos tienda. Son los vehículos, tipo furgoneta o especiales, a través de los que se comercializan alimentos, bebidas y demás productos, pudiéndose autorizar los mismos en el marco de fiestas, eventos, mercados periódicos y ocasionales y calendario festivo.

e)  Venta realizada en puestos singulares.

Los concretos emplazamientos, la frecuencia o periodicidad, los horarios, así como los artículos o productos cuya venta se autoriza se determinarán en la resolución que, en cada caso se dicte, permitiendo el ejercicio de la venta ambulante.

2.    No se determina perímetro urbano o zona de la ciudad exceptuada del ejercicio de la venta ambulante.

3.    Cualquiera que sea la modalidad, los puestos de venta ambulante no podrán situarse en los accesos a edificios de uso público, establecimientos comerciales e industriales, ni en lugares que dificulten el acceso y la circulación.

Asimismo, en todas las ocupaciones precedentes no se admitirá la instalación de publicidad salvo la referente a la propia persona comerciante.

4.    La actividad de venta ambulante deberá ejercerse con total respeto a los derechos de las personas consumidoras y usuarias configurados en la normativa vigente.

SECCIÓN SEGUNDA.    ‑Disposiciones comunes a los puestos de venta en mercados

Artículo 16.    Obtención de autorizaciones.

1.    Con carácter general, las autorizaciones para los puestos de venta ambulante en mercados se otorgarán de acuerdo con lo establecido con el procedimiento de concurrencia que al efecto se promueva, que respetará los principios de publicidad, objetividad, imparcialidad, transparencia y concurrencia competitiva.

La mera participación en los procedimientos de concurrencia que se aprueben para el otorgamiento de las autorizaciones de venta ambulante faculta a la unidad municipal competente para verificar en las correspondientes administraciones la concreta situación de la persona interesada al respecto del cumplimiento de sus obligaciones fiscales y sociales así como su condición de no deudora con este Ayuntamiento.

En la convocatoria pública se señalará el concreto procedimiento de concurrencia establecido para otorgar las autorizaciones.

Finalizado el procedimiento de concurrencia, el Ayuntamiento publicará una lista con las personas que hubieran obtenido la oportuna autorización, así como una lista de espera o bolsa de orden decreciente con las personas candidatas que, habiéndose presentado al procedimiento, no hubieran obtenido autorización, a los solos efectos de posibilitar la autorización del puesto vacante.

2.    Las autorizaciones para los concretos puestos de venta en mercados, tanto periódicos como ocasionales, podrán ser sustituidas por una única autorización, global para todos los puestos del mercado, cuando se haya suscrito el oportuno convenio con la Entidad organizadora del mismo o cuando se trate de mercados o eventos organizados directamente por áreas o departamentos del Ayuntamiento de San Sebastián o los organismos o entidades de él dependientes.

En estos casos, la Entidad organizadora o las áreas o departamentos del Ayuntamiento de San Sebastián o los organismos o entidades de él dependientes adjudicarán los puestos de venta atendiendo a los principios de publicidad, concurrencia, imparcialidad, igualdad, objetividad y transparencia.

3.    El régimen de otorgamiento de las autorizaciones de venta del mercado de «baserritarras» de la Bre­txa, así como el régimen de funcionamiento del mismo, será el regulado en el vigente Reglamento Municipal del Mercado Diario de Productos del País (baserritarras) o en el que lo modifique o sustituya.

4.    A los efectos de concesión de autorizaciones de venta ambulante en sus distintas modalidades, podrán tener prioridad aquellas personas que así se determinen mediante informe de los Servicios Sociales del Ayuntamiento.

A título enunciativo y no excluyente, podrán ser personas que se encuentren en procesos de inclusión social, en situaciones de riesgo de exclusión social, personas que cumplan con los requisitos necesarios para trabajar en empresas de trabajo social o empleo protegido; personas perceptoras de las diversas modalidades de prestaciones periódicas y de derecho subjetivo de naturaleza económica (Renta de Garantía de Ingresos en cualquiera de sus modalidades).

Para la concesión de las autorizaciones, mediante informe favorable de los Servicios Sociales del Ayuntamiento, se podrán formalizar convenios, concesiones y autorizaciones a Empresas de trabajo social, empresas de empleo protegido en cualquiera de las modalidades que se encuentren vigentes.

Asimismo, para la concesión de las autorizaciones, mediante informe favorable de los Servicios Sociales del Ayuntamiento, se podrán formalizar convenios, concesiones y autorizaciones a fin de facilitar la incorporación de las personas con discapacidad al mundo laboral.

Artículo 17.    Generación de vacantes y adjudicación de las mismas.

La obtención de autorizaciones para aquellos espacios de los diferentes mercados periódicos que se hallen vacantes se ofertarán a las personas que integren la lista de espera elaborada por el Ayuntamiento tras la correspondiente convocatoria pública.

Artículo 18.    Requisitos para obtener y mantener la autorización municipal.

Los requisitos para obtener y mantener vigente la autorización de venta ambulante son:

a)  Estar dada de alta la persona titular en los epígrafes correspondientes del Impuesto de Actividades Económicas.

b)  Estar dada de alta la persona titular en el régimen de la Seguridad Social correspondiente y estar al corriente del pago de las cuotas. Este requisito será exigible también para el personal colaborador y trabajador a su cargo.

c)  Estar al corriente en el pago de las tasas y derechos municipales correspondientes.

d)  Cumplir las normas técnico-sanitarias que sean de aplicación, tanto las relativas a los productos objeto de venta como a las instalaciones.

e)  No ser objeto la autorización municipal de revocación por las razones que se contemplan en la presente ordenanza.

2.    Tales requisitos no serán de aplicación a las actividades y usuarios que tengan carácter ocasional; y se hará constar tal situación en las oportunas resoluciones que permitan el ejercicio de la venta ambulante.

Artículo 19.    Autorizaciones municipales y Registro de Comerciantes de Venta Ambulante.

1.    Las autorizaciones se otorgarán con expresión de los siguientes extremos:

a)  Identificación de la persona titular y en su caso del personal colaborador o trabajador a su cargo.

b)  Denominación del Mercado y n.º de puesto o, en su caso, el concreto lugar donde se autorice el ejercicio de la actividad.

c)  Productos de venta autorizados.

d)  Fechas y horarios del ejercicio de la actividad, y periodo de validez de la autorización.

e)  Superficie de ocupación autorizada.

f)  Características de la instalación.

La autorización conlleva la obligación de su titular de ejercer la actividad de forma personal, directamente o a través de las personas empleadas o colaboradoras debidamente autorizadas, y se acreditará mediante la correspondiente tarjeta de identificación, que estará visible en todo momento en el puesto dedicado a la venta.

Sólo se expedirá una autorización por persona en cada mercadillo, y en caso de concurrir en el tiempo la celebración de dos o más mercadillos, no podrá simultanearse la autorización para ellos, debiendo optarse por uno sólo de ellos.

2.    A efectos de control y gestión del supuesto de venta ambulante en mercadillos podrá arbitrarse la creación de un Registro Municipal de Comerciantes de venta ambulante, que se confeccionará en función de las personas comerciantes y cada mercadillo concreto.

La organización, regulación y alcance de dicho Registro se determinará por acuerdo de la Junta de Gobierno Local.

Artículo 20.    Duración de las autorizaciones.

1.    Las autorizaciones para el ejercicio de la venta ambulante en los mercados periódicos tendrán un periodo de vigencia de dos años prorrogable anualmente hasta un máximo de cuatro años.

2.    Las autorizaciones para el ejercicio de la venta en el marco de los mercados ocasionales tendrán la duración correspondiente a los concretos eventos y festividades en el marco de los cuales tengan lugar.

Artículo 21.    Características de las instalaciones.

Las instalaciones y puestos para el ejercicio de la venta ambulante se ajustarán a las características especificadas en las autorizaciones, debiendo reunir, en todo caso, las debidas condiciones de seguridad, limpieza y estética, no admitiéndose la publicidad en las mismas, salvo la referente a la propia persona comerciante. Las instalaciones o puestos dedicados a la venta de alimentos y bebidas deberán extremar el cumplimiento de la normativa especial sanitaria y de comercio.

Artículo 22.    Derechos de las personas titulares de autorización.

Las personas autorizadas tienen derecho a:

a)  La ocupación de los puntos de venta señalados en la autorización.

b)  Ejercer pública y pacíficamente, en el horario y condiciones establecidos, la actividad de venta autorizada por el Ayuntamiento.

c)  En caso de supresión del mercado para el que se haya otorgado la autorización y en el periodo de vigencia de ésta, tendrá un derecho preferente en el mercado que, en su caso, le sustituya o en las vacantes que pudieran haber en otros mercados, siempre que reúna las condiciones específicas exigidas.

d)  Presentar las reclamaciones y sugerencias que consideren oportunas en defensa de sus derechos e intereses y en pro del mejor funcionamiento del mercado en el que desarrollen su actividad comercial.

e)  Ser sustituidas, por causa de su fallecimiento o jubilación, en la titularidad de la autorización por su cónyuge o pareja de hecho inscrita en el correspondiente registro, o familiar de 1.º o 2.º grado, por consanguinidad o afinidad, quienes deberán cumplir las formalidades y requisitos exigidos en la Ordenanza. La sustitución, que en todo caso requerirá del formal reconocimiento municipal, estará vigente hasta agotar el plazo pendiente de vencimiento de la autorización. La persona sustituta en ningún caso podrá ser sustituida.

Artículo 23.    Obligaciones de las personas titulares de autorización.

Son obligaciones de las personas autorizadas las siguientes:

a)  La venta deberá realizarse en puestos e instalaciones desmontables y de fácil transporte o en vehículos tienda que reúnan los requisitos establecidos por las disposiciones legales y reglamentarias que resulten de aplicación, así como los que pudieran ser exigidos por la Administración Municipal. En todo caso deberán observar las condiciones adecuadas de seguridad, salubridad y ornato. Todas las mercancías deberán exponerse al público debidamente protegidas y a una altura mínima de 60 cm del suelo y 75 cm cuando sean destinadas a alimentación, excepto aquellas que por su altura o peso generen algún tipo de problema, previa autorización municipal. Sólo podrán ocupar con su puesto y mercancías el espacio expresamente asignado.

b)  Deberán colocar en lugar visible la tarjeta identificativa que a tal efecto les sea facilitada por el Ayuntamiento. El incumplimiento de esta obligación, así como la venta de productos no incluidos en la autorización dará lugar al levantamiento cautelar del puesto y, en su caso, decomiso de la mercancía, sin perjuicio, todo ello, de la obligada incoación de actuaciones sancionadoras.

c)  Informarán mediante cartel visible, de la dirección donde se atenderán, en su caso, las reclamaciones de las personas consumidoras. Dicha dirección deberá figurar, en todo caso, en la factura o comprobante de la venta. Esta obligación individual de cada persona autorizada podrá suplirse, previa autorización municipal, con un cartel único para la totalidad de los puestos del mercadillo y será colocado de acuerdo con lo señalado en la autorización.

El texto de los carteles, rótulos, etc que se coloquen en los puestos estarán redactados, en principio, en euskera o en los dos idiomas oficiales, y se dará prioridad al euskera. No obstante lo anterior, se admitirá el uso de otros idiomas cuando el tipo de actividad, de establecimiento, de mensaje o el público objetivo al que se dirijan así lo exija.

d)  En el desarrollo de su actividad mercantil deberán observar lo dispuesto en la normativa vigente, especialmente en lo que se refiere a la protección de la salud pública, el ejercicio del comercio, la disciplina del mercado, la defensa del colectivo consumidor y usuario y el régimen fiscal y de la Seguridad Social.

e)  Serán responsables en todo momento de la calidad de sus productos, sin que puedan ocasionar riesgos para la salud o seguridad de quienes lo consuman, supongan fraude en la calidad o cantidad, sean falsificados, no identificados o incumplan los requisitos mínimos para su comercialización.     

f)  Los puestos que expendan artículos que sean objeto de peso o medida, dispondrán de báscula y metro reglamentario.

g)  Deberán mantenerse durante toda la vigencia de la autorización en el cumplimiento de los requisitos y condiciones que hubieran determinado su adjudicación, así como las disposiciones de la presente Ordenanza, y las que, en su caso, la desarrollen, así como las instrucciones que dicte la autoridad municipal competente.

h)  Estarán obligadas a facilitar la documentación que les sea solicitada por personal o autoridad municipal.

i)  Los puestos de venta deberán ser atendidos por alguna de las personas que se señalan a continuación:

— En los adjudicados a personas físicas: su titular, cónyuge o pareja de hecho inscrita en el correspondiente registro, familiar de 1.º o 2.º grado por consanguinidad o afinidad o persona trabajadora a su cargo.

— En los adjudicados a personas jurídicas: socia o socio de la entidad que figure de alta en el régimen correspondiente de la seguridad social o persona trabajadora por cuenta de la misma.

Cada titular podrá nombrar a la persona colaboradora entre las anteriormente señaladas acreditando documentalmente al Ayuntamiento que cumple los requisitos exigidos, entre ellos la relación familiar, societaria o laboral que les une.

Una vez comprobados estos extremos, la unidad administrativa competente autorizará a esta persona como colaboradora constando su identidad de manera expresa en la tarjeta de identificación extendida a favor de su titular.

Está prohibida la presencia en el puesto de persona no autorizada.

j)  La entrada de vehículos en el recinto del mercado para la realización de las operaciones de carga y descarga de los productos se deberá llevar a cabo en los horarios que se establezcan en la correspondiente autorización. Durante el horario de venta queda prohibida la circulación de vehículos en el interior del mercado.

k)  Al finalizar el mercado, deberán dejar el lugar ocupado por el puesto y sus proximidades en buen estado de limpieza.

l)  Serán responsables de la reposición de los daños que pudieran inferir al pavimento, arbolado o bienes de dominio público en general, todo ello con independencia de la responsabilidad en que pudieran incurrir por daños o lesiones causados a terceros derivados de su actividad, tanto en sus bienes como en sus personas, para lo que deberán poseer, y acreditarlo, el correspondiente seguro de responsabilidad civil.

m)  Queda prohibida la utilización de aparatos acústicos, salvo autorización municipal expresa que deberá tener en cuenta los diferentes intereses en conflicto.

Artículo 24.    Revocación de las autorizaciones.

1.    Se procederá a la revocación de toda autorización cuando su titular sea objeto de sanción firme por infracción grave o muy grave y en el plazo de un año, desde la firmeza de la misma sea sancionado/a, con carácter firme, por la comisión de una nueva infracción grave o muy grave. La resolución revocatoria determinará, en el caso de que así se estime conveniente, el periodo de tiempo durante el cual no se otorgarán nuevas autorizaciones para la utilización del dominio público a la misma persona.

2.    Igualmente y para el caso de la comisión de infracciones muy graves por parte de personas carentes de la preceptiva autorización, la resolución sancionadora determinará el periodo de tiempo durante el cual no se otorgarán autorizaciones para la utilización del dominio público a dicha persona, que en ningún caso será inferior a un año y superior a cuatro años.

Artículo 25.    Extinción de las autorizaciones.

Además de la revocación regulada en el artículo precedente, se configuran como causas especiales de extinción de las autorizaciones para ejercer el comercio ambulante en mercados la inobservancia de las características técnicas y estéticas de las instalaciones, la falta de higiene y de limpieza en el propio puesto y sus inmediaciones y la acumulación de tres requerimientos de subsanación de deficiencias o denuncias por incumplimiento de las condiciones a que se sujetó su otorgamiento, sin perjuicio de las sanciones económicas que por tales razones resulten procedentes. Tales requerimientos deberán producirse en el mismo año natural.

SECCIÓN TERCERA.    Puestos fijos de temporada

Artículo 26.    Venta de alimentos y productos de temporada.

1.    La venta de alimentos y productos de temporada se realizará durante la temporada que corresponda en función de cada artículo, mediante la instalación de puestos desmontables o transportables, en los diferentes emplazamientos que a tal efecto se señalen por el órgano municipal competente, en el procedimiento de concurrencia que se promueva en orden a la adjudicación de los puestos de venta.

2.    Las autorizaciones se podrán otorgar con una vigencia de uno a cuatro años, sin perjuicio de que la venta y la propia instalación del puesto deba limitarse a la duración de la temporada.

3.    El Ayuntamiento podrá establecer un determinado modelo de puesto, de forma general o particular para determinados emplazamientos, que habrá de respetarse en todo caso por las personas licitadoras y adjudicatarias. Uno de los elementos base del procedimiento de concurrencia lo constituirá la licitación al alza del tipo de licitación, determinado por el importe de la tasa establecida en la correspondiente Ordenanza fiscal.

4.    Los puestos de venta de helados, las churrerías, los puestos de venta de chucherías y dulces, los puestos de venta de patatas y barquillos y los puestos de palomitas podrán vender aquellos productos vínculados tradicionalmente a éste y bebidas no alcoholicas.

5.    Los puestos de venta de castañas deberán limitarse exclusivamente a la venta de castañas asadas.

6.    La temporada de venta de los puestos mencionados en los puntos anteriores será determinada en la correspondiente convocatoria.

7.    Las disposiciones contenidas en la sección segunda del presente Capítulo, referidas a los requisitos para obtener las autorizaciones, el contenido de las autorizaciones, los derechos y obligaciones de las personas titulares y el régimen de revocación y extinción de las autorizaciones, serán también de aplicación a los puestos fijos de temporada.

SECCIÓN CUARTA.    Vehículos tienda

Artículo 27.    Venta en vehículos-tienda.

1.    Es la venta que se realiza utilizando a tal fin un vehículo acondicionado, de acuerdo a la normativa aplicable al transporte y a la venta de los productos autorizados.

2.    En el caso de venta de alimentos, se ajustará a las reglamentaciones técnico-sanitarias aplicables a cada uno de ellos.

3.    La venta en vehículos tienda o similares podrá ser autorizada, previa petición correspondiente, en el marco de fiestas, eventos, mercados periódicos y ocasionales y calendario festivo.            

4.    Los vehículos tienda acreditarán la conformidad de las reformas efectuadas en el vehículo al amparo de la legislación vigente.

Las instalaciones que posean deberán de contar con las correspondientes homologaciones y boletines de instalación conformes a la legislación vigente (instalación eléctrica, instalación de gas, instalación de agua y saneamiento etc.).

Asimismo, aquellos vehículos tienda que vendan, elaboren y/o procesen alimentos en alguna modalidad deberán de acreditar la conformidad a la legislación vigente de todas y cada una de las instalaciones y/o maquinaria destinada a la elaboración, preparación y/o conservación de los productos alimentarios.

5.    Los vehículos tienda, en ningún caso, podrán desplegar mesas, sillas u otros elementos, salvo autorización expresa, que será excepcional y debidamente justificada, en la correspondiente autorización.

6.    Las autorizaciones para el ejercicio de la venta en vehículos tienda tendrán la duración establecida en la resolución que adopte al efecto no pudiendo exceder de un año.

SECCIÓN QUINTA.    Puestos singulares

Artículo 28.    Venta en puestos singulares.

Además de las modalidades de venta ambulante contempladas en las Secciones precedentes, se podrán, excepcionalmente y previa la justificación oportuna, autorizar puestos de venta singulares.

Las autorizaciones para el ejercicio de la venta en puestos singulares tendrán la duración establecida en la resolución que adopte al efecto no pudiendo exceder de un año.

CAPÍTULO 2.    OTRAS OCUPACIONES DEL DOMINIO PÚBLICO

SECCIÓN PRIMERA.    Ocupaciones mediante autorización

Artículo 29.    Objeto.

1.    Estarán sujetas a autorización todas aquellas ocupaciones que no estén contempladas expresamente en el Capítulo precedente y supongan un uso especial del dominio público.

A estos efectos, y de conformidad con lo previsto en el artículo 5.2 de la presente Ordenanza, se considerará uso especial cuando la ocupación se realice con instalaciones desmontables, no lleve aparejada transformación física del espacio demanial y tenga carácter transitorio. En cualquier caso se entenderá que el uso es transitorio cuando su duración no exceda de cuatro años.

2.    Las actividades y eventos que se desarrollen a través de estas ocupaciones se clasificarán en función de los siguientes criterios:

— Grado de sencillez o complejidad de las instalaciones.

— Afección a la seguridad del tráfico y de las personas, así como al medio ambiente.

— Afección al mobiliario urbano y demás bienes de dominio público.

3.    Estas ocupaciones se diferenciarán, en función de los criterios señalados en el apartado precedente, en las siguientes categorías:

a)  Eventos y actividades simples, caracterizados por su afección mínima a los criterios señalados y constituidos por un grupo reducido de personas. Podrán realizarse sin ningún tipo de instalación o estar dotadas de pequeños elementos desplazables en cualquier momento.

Con carácter general, los lugares o emplazamientos en los que se autorizarán este tipo de ocupaciones serán preferentemente espacios ya prefijados.

b)  Eventos y actividades complejos, caracterizados por su mayor impacto en el espacio peatonal, tráfico o seguridad que habitualmente requieren montaje de instalaciones de mayor entidad.

Estas instalaciones estarán debidamente homologadas por la autoridad competente y en su caso, deberán aportarse los correspondientes certificados de seguridad, acreditativos de su idoneidad.

Todas las instalaciones deberán presentar un perfecto estado de mantenimiento y de limpieza, siendo de exclusiva responsabilidad de cada titular el cumplimiento de dicha obligación.

Las personas o entidades autorizadas para estas instalaciones responderán por los daños y perjuicios que se pudieran ocasionar con motivo del desarrollo de la actividad llevada a cabo en el dominio público, debiendo tener suscrita a tal efecto la oportuna póliza de seguro de responsabilidad civil, daños a terceros y que cubra los posibles accidentes que pudiesen sufrir tanto las personas que trabajen en las instalaciones como el público asistente, en la cuantía que determina la normativa vigente en materia de espectáculos públicos.

4.    La concesión de las autorizaciones contempladas en los apartados precedentes será de carácter discrecional y para su otorgamiento se tendrán en cuenta las afecciones que la actividad pretendida genere en el espacio público.

5.    No precisarán de autorización las siguientes ocupaciones:

— La realización de rodajes o grabaciones de películas de cine, programas de televisión, reportajes fotográficos o cualquier otro producto del sector audiovisual realizada por menos de 6 personas y que no necesite la acotación de una superficie en dominio público ni interrumpa la circulación de vehículos o peatones.

— Las actividades de dibujo o pintura de carácter artístico o académico y sin ánimo de lucro realizadas por menos de 20 personas.

Asimismo, mediante acuerdo de la Junta de Gobierno Local se podrán establecer otros supuestos de ocupación para los que no se precise de la autorización correspondiente.

Todos estos supuestos estarán correctamente recogidos en el catálogo de trámites municipal y serán publicados en la sede electrónica del Ayuntamiento.

6.    Las ocupaciones que tengan por objeto la realización de pompas de jabón o similares se autorizarán siempre y cuando se garantice que en el espacio donde se realice la actividad se adopten las medidas necesarias que garanticen tanto la limpieza y el mantenimiento como la seguridad total de los transeúntes y usuarios de la vía pública.

Artículo 30.    Solicitudes.

Las solicitudes deberán realizarse con una antelación previa mínima que permita su tramitación, que será diferente según la tipología y tamaño de la ocupación, y que se especificará en los correspondientes impresos de solicitud.

a)  Eventos y actividades simples, habrán de presentarse con una antelación mínima de 10 días hábiles a la fecha prevista de la ocupación.

b)  Eventos y actividades complejos, habrán de presentarse con una antelación mínima de 3 meses a la fecha prevista de la ocupación.

Artículo 31.    Otorgamiento.

1.    Las autorizaciones se otorgarán directamente a las personas o entidades peticionarias que reúnan las condiciones requeridas, salvo si, por cualquier circunstancia, se encontrase limitado su número, en cuyo caso lo serán en régimen de concurrencia y si ello no fuere procedente, por no tener que valorarse condiciones especiales en los solicitantes, mediante sorteo público entre las solicitudes admitidas.

2.    En cualquier caso, tendrán absoluta prioridad sobre este tipo de autorizaciones aquellas ocupaciones del dominio público que pretendan llevarse a cabo por parte de los servicios municipales, entendidos éstos como los prestados tanto por el Ayuntamiento o por los organismos o entes dependientes.

Artículo 32.    Plazo.

Las autorizaciones se otorgarán por tiempo determinado y su plazo máximo de duración incluidas las prórrogas será de cuatro años. En cualquier caso, las autorizaciones podrán ser revocadas unilateralmente por el Ayuntamiento en cualquier momento por razones de interés público, sin generar derecho a indemnización, cuando resulte incompatible con las condiciones generales aprobadas con posterioridad, produzcan daños en el dominio público, impidan su utilización para actividades de mayor interés público o menoscaben el uso general.

Artículo 33.    Garantía.

1.    El Ayuntamiento valorará, en cada supuesto concreto y en función de las características de la ocupación solicitada y de la actividad a realizar, la exigencia de constituir, con carácter previo a obtener el título habilitante, garantía o aval suficiente que garantice la limpieza, retirada de instalaciones y enseres una vez finalizado el periodo de autorización, así como los posibles daños que puedan producirse en el dominio público municipal.

2.    No se exigirá la constitución de garantía cuando se trate de actos organizados directamente por el Ayuntamiento de San Sebastián o los organismos o entidades de él dependientes.

Artículo 34.    Tasas.

Las autorizaciones podrán ser gratuitas, otorgarse con contraprestación o con condiciones, o estar sujetas a la tasa por utilización privativa o aprovechamiento especial de bienes del dominio público de acuerdo con lo dispuesto en la correspondiente Ordenanza Fiscal.

Artículo 35.    Responsabilidad y póliza de seguro.

1.    La persona o entidad autorizada asumirá directamente la responsabilidad derivada de la ocupación del dominio público, de los daños que de la incorrecta retirada de las instalaciones o limpieza del espacio ocupado y su zona de influencia se produzca en los bienes, para cuya cobertura se exigirá la correspondiente póliza de responsabilidad civil en vigor. Con carácter general, quedarán exceptuadas de la obligación de suscribir una póliza de seguro las ocupaciones contenidas en el artículo 29.3.a) de la ordenanza, por su carácter menor y su escasa afección a la vía pública.

2.    La persona o entidad solicitante deberá acreditar, con carácter previo y como condición para la expedición por el Ayuntamiento del título habilitante para la ocupación, la contratación y vigencia de la póliza de seguro a la que se hace referencia en el apartado anterior.

Artículo 36.    Contenido de la resolución de la autorización.

1.    La resolución municipal por la que se autorice la ocupación se pronunciará sobre las condiciones específicas en las que se deberá desarrollar tanto la ocupación del dominio público como la propia actividad autorizada.

2.    Las personas autorizadas son responsables de mantener limpio el espacio público afectado por la utilización, tanto durante las labores de montaje y desmontaje de las instalaciones como durante el transcurso de la utilización autorizada. En su caso se requerirá la adopción de las medidas tendentes al mantenimiento del espacio en perfectas condiciones de limpieza.

Artículo 37.    Extinción de la autorización.

Las autorizaciones se extinguirán, además de por las causas previstas en las correspondientes resoluciones de autorización, por las causas legalmente señaladas.

SECCIÓN SEGUNDA.    Ocupaciones mediante concesión

Artículo 38.    Objeto.

1.    Estarán sujetas a concesión todas aquellas ocupaciones que supongan un uso privativo del dominio público. A estos efectos, y de conformidad con lo previsto en el artículo 5.3 de la presente Ordenanza, se entenderá que existe uso privativo cuando se trate de ocupaciones del dominio público que se realicen con obras o instalaciones fijas, cuando lleven aparejada transformación física del espacio demanial o cuando tengan carácter permanente. En cualquier caso, se entenderá que la ocupación es permanente cuando su duración exceda de cuatro años.

2.    Estarán también sujetas a concesión las ocupaciones que supongan un uso anormal del dominio público, entendido éste como el uso disconforme con el destino principal del dominio público.

3.    A modo de ejemplo, estarán sujetas a concesión:

— La ocupación de espacio público con mobiliario urbano vinculado a explotación publicitaria, tales como marquesinas, postes, relojes termómetros y otros similares.

— Aquellas otras ocupaciones afectas a actividades lucrativas como son los Kioscos de prensa, los Kioscos de la Once y los Kioscos de flores.

— Las ocupaciones por las cabinas o soportes telefónicos y los buzones de los servicios postales.

— Las instalaciones lúdico-recreativas, tales como tiovivos, etc.

— Los puntos de recarga para vehículos eléctricos.

Artículo 39.    Regulación en Pliegos concesionales.

1.    Los concretos usos que se habiliten serán objeto de regulación integral en los correspondientes Pliegos de Cláusulas Administrativas y Prescripciones Técnicas, que versarán sobre la totalidad de la relación jurídica, obligacional y real, que cada concreta concesión implique.

2.    Las concesiones demaniales serán objeto de formalización en el correspondiente documento administrativo.

Artículo 40.    Solicitud.

La solicitud de ocupación habrá de presentarse con la antelación mínima contemplada en los Pliegos respecto a la fecha prevista de inicio de las labores de montaje de la instalación.

Artículo 41.    Procedimiento de adjudicación.

1.    El otorgamiento de concesiones sobre bienes de dominio público se efectuará en régimen de concurrencia. No obstante, podrá acordarse el otorgamiento directo en los supuestos legalmente previstos, cuando se den circunstancias excepcionales, debidamente justificadas, o en otros supuestos establecidos en las leyes.

2.    En particular se podrán otorgar directamente las concesiones cuando la concesionaria sea una administración pública o persona jurídica de derecho público o de derecho privado perteneciente al sector público, una entidad sin ánimo de lucro declarada de utilidad pública, o una persona o entidad que realice funciones de servicio público o interés general y el espacio público objeto de la concesión resulte imprescindible para la realización de tales funciones, siempre que quienes obtengan la concesión ejecuten directamente la explotación de la misma, sin recurrir a alquilarla o cederla a terceros.

Artículo 42.    Plazo.

El plazo máximo de duración de las concesiones administrativas, incluidas las prórrogas no podrá exceder de 75 años, sin perjuicio de la facultad de la Corporación de dejar sin efecto la concesión antes del vencimiento, si lo justificaren circunstancias sobrevenidas de interés público, mediante resarcimiento de los daños que se causaren, o sin él cuando no procediere.

Artículo 43.    Garantía.

El adjudicatario de la concesión habrá de constituir una garantía definitiva consistente en el 3 por 100 del valor del dominio público ocupado y, en su caso, del presupuesto de las obras que se hayan de ejecutar.

Artículo 44.    Tasas.

Las concesiones de uso privativo del dominio público podrán ser gratuitas, otorgarse con contraprestación o condición o estar sujetas a la tasa por utilización privativa de bienes del dominio público, de acuerdo con las ordenanzas fiscales.

Artículo 45.    Responsabilidad y póliza de seguro.

1.    La persona o entidad concesionaria asumirá directamente la responsabilidad derivada de la ocupación del dominio público, para cuya cobertura se exigirá la correspondiente póliza de responsabilidad civil en vigor.

2.    De este modo, la persona o entidad solicitante deberá acreditar, con carácter previo y como condición para la expedición por el Ayuntamiento del título habilitante para la ocupación, la contratación y vigencia de la póliza de seguro a la que se hace referencia en el apartado anterior.

3.    Así mismo, será obligación de la persona o entidad concesionaria mantener y conservar el dominio público ocupado en perfecto estado de utilización y funcionamiento y en su caso las obras, construcción o instalaciones que construyere, con la obligación de suscribir a tales efectos una póliza de seguro.  

Artículo 46.    Cesión de la concesión.

El concesionario no podrá ceder o gravar, total o parcialmente, la concesión, ni ceder a terceros, total o parcialmente y por cualquier título, las obras, construcciones o instalaciones que haya construido, sino mediando la previa autorización expresa del Ayuntamiento.

Artículo 47.    Extinción de la concesión.

1.    Las concesiones demaniales se extinguirán, además de por las previstas en los correspondientes Pliegos de Cláusulas Administrativas y Prescripciones Técnicas, por las causas legalmente señaladas.

2.    Cuando se extinga la concesión, las obras construcciones e instalaciones fijas existentes sobre el bien demanial deberán ser demolidas por el titular de la concesión, o por ejecución subsidiaria, por la Administración a costa del concesionario, a menos que la Junta de Gobierno Local acuerde su mantenimiento.

En tal caso, las obras, construcciones e instalaciones serán adquiridas gratuitamente y libres de cargas y gravámenes por la Administración.

CAPÍTULO 3.    ‑EXTENSIÓN DE LA ACTIVIDAD COMERCIAL AL ESPACIO PÚBLICO

Artículo 48.  Objeto y condiciones.

1.    La extensión de la actividad de los establecimientos y locales comerciales al dominio público municipal, mediante la instalación de expositores de productos, carteles indicadores, elementos de decoración u ornato, cajeros automáticos, máquinas expendedoras o instalaciones análogas, estará sujeta a autorización municipal. Para la concesión de este tipo de autorizaciones se velará por el cumplimiento de la legislación específica que pudiera afectar a los productos y/o elementos a instalar en la vía pública.

2.    Las ocupaciones previstas en el presente Capítulo podrán autorizarse en el frente de fachada del establecimiento, siempre que quede una banda libre peatonal de, al menos, 2 metros para el paso de personas, con las demás exigencias previstas en la normativa de accesibilidad, y sin que puedan existir en dicha banda elementos del mobiliario urbano u obstáculos al tránsito de viandantes.

3.    No obstante lo anterior, las solicitudes que se formulen para estas ocupaciones en calles peatonales, plazas, bulevares y otros espacios de características singulares, requerirán en cada caso un estudio individualizado atendiendo a la morfología específica de cada uno de ellos, su funcionalidad peatonal, la compatibilidad con otros usos, y cualquier otro tipo de peculiaridad que pudiera justificar un aumento o reducción del espacio a ocupar, sin que en ningún caso pueda minorarse la dimensión de la banda libre peatonal mínima indicada en el apartado anterior.

4.    Los elementos e instalaciones con los que se ocupe el dominio público no podrán ser de carácter fijo y deberán quedar recogidos en el interior del establecimiento una vez finalizado el horario de apertura del mismo.

5.    La persona o entidad titular de la autorización será responsable diariamente de mantener en condiciones de seguridad, salubridad, limpieza y ornato el espacio ocupado y su zona de influencia.

6.    La persona o entidad titular de la autorización será directamente responsable, asimismo, de los daños ocasionados a las personas o bienes como consecuencia del incumplimiento de las obligaciones contenidas en el presente artículo.

7.    Se autorizará la exhibición de los productos, pero no se podrá realizar en el exterior del establecimiento la venta de los mismos. Queda prohibida la instalación de elementos de pesaje, medidas o cobro en la vía pública, así como la exposición de cámaras frigoríficas o cualquier elemento de producción sonora.

8.    Las determinaciones contenidas en la sección primera del Capítulo precedente, referidas a las garantías, tasas y póliza de responsabilidad civil, serán también de aplicación a las autorizaciones contempladas en la sección primera del presente capítulo.

SECCIÓN PRIMERA.    ‑Expositores de productos e instalaciones análogas

Artículo 49.    Expositores y demás elementos.

1.    La ocupación del dominio público con expositores de productos, mostradores, carteles indicadores, reclamos publicitarios y similares, por parte de los establecimientos comerciales, constituye un aprovechamiento especial del mismo, pudiendo ser autorizada esta ocupación en los términos previstos en el artículo precedente. Los requisitos y las características de los elementos autorizables son los que se señalan en los siguientes apartados.

2.    Los expositores y cualquier otro elemento de ocupación de la vía pública estarán debidamente pintados o protegidos de la corrosión y en perfecto estado de limpieza y mantenimiento.      

3.    No podrán ser de carácter fijo, por lo que se podrán trasladar manualmente y estarán dotados de ruedas y de elementos de fijación suficientes para garantizar la inmovilización y la estabilidad al vuelco de los mismos durante su utilización. Su estructura no tendrá cantos vivos, deberán llevar protectores de goma en sus patas a fin de mitigar los ruidos y provocar las mínimas molestias posibles al vecindario, y no estará permitida la realización de anclajes en el suelo ni en la fachada para asegurar la estabilidad de los expositores.

4.    Los elementos a instalar tendrán un fondo máximo de 0,50 metros y se colocarán prioritariamente en fachada o guardando la linealidad en su conjunto y con el mobiliario público, arbolado y terrazas, para que los tránsitos peatonales sean rectos, evitando zig-zags. En todos los casos deberán dejar libre la totalidad del acceso al establecimiento.

5.    Los elementos expuestos deberán mantener una distancia mínima de 0,6 metros a cada lado respecto a los portales o de otra ocupación colindante.

6.    El desarrollo longitudinal máximo de la instalación no superará la longitud y los márgenes de la fachada ocupada por el establecimiento una vez descontada, por un lado, la longitud correspondiente a la entrada al establecimiento, y por otro lado, las distancias mínimas a respetar respecto a portales u ocupaciones colindantes.

La disposición de expositores e instalaciones análogas no deberá impedir la colocación de los contenedores o puntos para recogida de residuos, ni obstaculizar a los servicios municipales de recogida de los mismos.

7.    Los soportes a instalar serán preferiblemente de aluminio, madera, plástico y colores neutros, en armonía con su entorno y fachadas. Todos los elementos que pertenezcan a una misma autorización o establecimiento estarán hechos con materiales del mismo color o misma gama de colores, diseño y textura.

8.    Los expositores y cualquier otro elemento de ocupación de la vía pública podrán permanecer en el exterior del establecimiento durante el horario comercial y en todo caso como máximo hasta las 22,30 horas. A su finalización deberán ser retirados, dejando la vía pública ocupada limpia.

9.    Los productos expuestos que estén destinados a la alimentación deberán ser colocados a una altura mínima de 75 cm del suelo y el resto de productos a 60 cm.

10.    Los expositores pueden estar provistos de cuantos estantes se deseen, hasta una altura máxima de 1,75 desde el suelo, no superando el conjunto formado por el expositor y la mercancía la altura de 2 metros.

11.    Las condiciones específicas para las zonas peatonales serán las siguientes:

a)  La ubicación definitiva de los soportes de los establecimientos situados en zonas peatonales se decidirá en función de la morfología del establecimiento y la zona, el elemento a colocar y el estado del entorno.

b)  Se deberá dejar un paso libre mínimo de 3 metros y excepcionalmente de 2,5 metros para el tránsito de personas y para el paso de vehículos de emergencia.

c)  Hasta finalizar el horario de carga y descarga no podrán instalarse los expositores y cualquier otro elemento de ocupación de la vía pública, excepto en zonas que no impidan el paso peatonal y de vehículos de emergencia.

Artículo 50.    Restricciones a la colocación de expositores y demás elementos.

1.    El Ayuntamiento, previo informe motivado de los servicios técnicos municipales, se reserva el derecho de no autorizar la colocación de expositor alguno cuando existan importantes razones de interés especial y/o general que así lo aconsejen.

2.    El Ayuntamiento, asimismo, podrá hacer excepciones en el otorgamiento de este tipo de autorizaciones cuando circunstancias, fechas y acontecimientos especiales así lo aconsejen.

3.    En caso de que la mercancía expuesta sea un producto alimenticio, el Ayuntamiento entregará, junto con la autorización, un documento que recoja las recomendaciones y obligaciones sanitarias relativas a la manipulación, exposición y almacenamiento de productos alimenticios.

SECCIÓN SEGUNDA.    Cajeros automáticos

Artículo 51.  Cajeros.

1.    La instalación de cajeros automáticos y otros dispositivos análogos en fachada, por parte de entidades bancarias y financieras, de modo que sus servicios sean prestados a las personas usuarias de forma ininterrumpida en el dominio público, constituye un aprovechamiento especial del mismo. Las entidades bancarias y financieras que presten dichos servicios en la forma descrita serán responsables de que la ocupación del dominio público que se genere no impida su uso normal ni obstaculice el tránsito de peatones.

2.    Estos cajeros, que deberán ser accesibles para todas las personas, sólo podrán autorizarse cuando cuenten con un área frontal libre de obstáculos de un mínimo de 2 m. de anchura.

SECCIÓN TERCERA.    ‑Venta automática de artículos y máquinas de juegos infantiles

Artículo 52.    Máquinas expendedoras y máquinas de juegos infantiles.

1.    Como norma general, se prohíbe la ocupación del espacio de dominio y uso público mediante la instalación de cualquier tipo de máquinas expendedoras de todo tipo de artículos.

Podrá excepcionalmente, y previa justificación suficiente, otorgarse autorización o concesión para la ocupación del dominio público con máquinas expendedoras.

Se autorizará la ocupación del espacio público con máquinas de juegos infantiles de tamaño menor siempre y cuando se cumplan las condiciones de accesibilidad y demás determinaciones establecidas por el Ayuntamiento en atención a las máquinas y al área en las que se ubiquen.

2.    La instalación en fachada recayente a vía pública, de máquinas y dispositivos automáticos expendedores de bebidas y alimentos autorizados, y de toda clase de productos, de modo que los mismos se expendan a las personas usuarias de forma directa e ininterrumpida en el dominio público, constituye un aprovechamiento especial del mismo.

3.    Las personas o entidades titulares de las máquinas o dispositivos descritos en el apartado anterior, así como quienes sean beneficiarias del aprovechamiento que generen las mismas, serán responsables y deberán adoptar las medidas necesarias para que la ocupación del dominio público no impida el uso normal del mismo, no obstaculice el tránsito de peatones ni produzca molestias de ningún tipo a los vecinos.

4.    Las máquinas y dispositivos automáticos expendedores de bebidas y alimentos autorizados deberán disponer de medios adecuados para el mantenimiento y control de las condiciones de temperatura e higiene que requieran dichos productos.

TÍTULO TERCERO

RÉGIMEN SANCIONADOR

Artículo 53.    Procedimiento sancionador.

El procedimiento para la imposición de las sanciones previstas en esta Ordenanza deberá ajustarse a lo establecido en la legislación general sobre el Procedimiento Administrativo Común y demás normativa que resulte de aplicación.

Artículo 54.    Sujetos responsables.

Son sujetos responsables de las infracciones cometidas en la materia objeto de la presente Ordenanza:

a)  Las personas físicas o jurídicas titulares de la autorización o concesión demanial, en caso de incumplimiento de las condiciones previstas en dicho título habilitante o en la presente ordenanza.

b)  Las personas físicas o jurídicas que ocupen el dominio público municipal o espacio privado de uso público y carezcan de título habilitante para ello.

Artículo 55.    Infracciones administrativas.

Son infracciones administrativas en orden a la aplicación de esta Ordenanza el incumplimiento de las obligaciones, prohibiciones y requisitos establecidos en la misma, así como de las condiciones impuestas en las autorizaciones y concesiones administrativas otorgadas a su amparo.

Artículo 56.    Clasificación y tipificación de infracciones.

1.    Las infracciones a la presente Ordenanza se clasifican en leves, graves y muy graves.

2.    Serán infracciones leves:

a)  El incumplimiento de la obligación de mantener las instalaciones, los elementos o su entorno en las debidas condiciones de limpieza, higiene y ornato.

b)  Incumplir el horario previsto de funcionamiento de la actividad que ocupe el dominio público o espacios privados de uso público objeto de la presente ordenanza, en menos de una hora.

c)  La falta de exposición en lugar visible para personas usuarias, vecinas o agentes de la autoridad, del documento de autorización o concesión de la ocupación del dominio público o espacios privados de uso público objeto de la presente ordenanza.

d)  Cualquier incumplimiento de la autorización o concesión en sus propios términos o de lo preceptuado en la presente ordenanza cuando no sea constitutivo de una infracción grave o muy grave.

e)  La distribución o reparto de publicidad impresa en el dominio público o espacio privado de uso público a que se refiere la presente Ordenanza, sin autorización municipal o incumpliendo sus condiciones.

3.    Serán infracciones graves:

a)  El incumplimiento de la obligación de mantener las instalaciones, los elementos o su entorno en las debidas condiciones cuando suponga un deterioro grave que afecte a la limpieza, seguridad o salubridad pública.

b)  Cualquier ocupación del dominio público o espacio libre privado de uso público objeto de la presente ordenanza sin autorización o concesión cuando la misma suponga una afección menor.

c)  Incumplir el horario previsto de funcionamiento de la actividad cuando ocupe el dominio público o espacio privado de uso público objeto de la presente Ordenanza, en más de una hora.

d)  La ocupación con elementos o instalaciones que no prevea expresamente la autorización o concesión, o vulneren lo dispuesto en esta Ordenanza.

e)  El exceso en la ocupación autorizada, ya sea respecto al mobiliario, elementos o instalaciones, como a la superficie ocupada.

f)  La colocación de publicidad en los elementos de la actividad que ocupe el dominio público municipal o espacios privados de uso público, sin ajustarse a lo dispuesto en la presente ordenanza.

g)  El incumplimiento de la obligación de restitución y reposición de los bienes a su estado anterior cuando se haya extinguido el título habilitante o cuando se haya instalado sin dicho título.

h)  Desatender el requerimiento de suspensión de la actividad o de retirada de los elementos o instalaciones que ocupen el dominio público o espacio privado de uso público a que se refiere la presente Ordenanza.

i)  La producción de daños en los bienes de dominio público municipal.

j)  La producción de molestias graves a los vecinos o transeúntes derivadas del funcionamiento de la actividad llevada a cabo en el dominio público o espacio privado de uso público objeto de la presente Ordenanza, por incumplimiento de las condiciones establecidas en la misma.

k)  La utilización de contenidos de cualquier clase y formato; ya sean vídeos, imágenes, mensajes orales o escritos, que atenten contra la igualdad de mujeres y hombres, y/o generen o alienten prácticas denigratorias por razones de sexo, raza o creencias.

4.    Serán infracciones muy graves:

a)  Cualquier ocupación del dominio público o espacios privados de uso público objeto de la presente Ordenanza sin disponer del correspondiente título habilitante, cuando cause afecciones graves.          

b)  Impedir u obstaculizar la labor inspectora o policial cuando intervengan en el ejercicio de sus funciones.

Artículo 57.    Graduación de las sanciones.

1.    En la imposición de las sanciones se tendrán en cuenta, para graduar la cuantía de las multas, los siguientes criterios:

a)  El grado de culpabilidad o la existencia de intencionalidad.

b)  La continuidad o persistencia en la conducta infractora.

c)  La naturaleza de los perjuicios causados.

d)  La reincidencia, por comisión en el término de un año de más de una infracción de la misma naturaleza cuando así haya sido declarado por resolución firme en vía administrativa.

2.    Excepcionalmente, por razón de la escasa o nula trascendencia del hecho sancionado y por resultar claramente desproporcionada la sanción prevista a la vista de las circunstancias concurrentes, podrá aplicarse la sanción establecida para la clase de infracción inmediatamente inferior, debiendo justificarse expresamente y de forma adecuada dicha decisión en el expediente sancionador.

Artículo 58.    Prescripción de infracciones y sanciones.

Las infracciones leves prescriben a los seis meses, las graves a los dos años y las muy graves a los tres años.

Las sanciones impuestas por infracciones leves prescriben al año, las sanciones por infracciones graves a los dos años, y las sanciones por infracciones muy graves prescriben a los tres años.

El cómputo del plazo de prescripción y su interrupción se realizará conforme a lo establecido en la normativa reguladora del procedimiento administrativo común.

Artículo 59.    Límites de las sanciones económicas.

1.    Salvo previsión legal distinta, las infracciones a la presente Ordenanza se sancionarán con multas que respetarán las siguientes cuantías:

a)  Infracciones leves: hasta 750 euros.

b)  Infracciones graves: de 751 hasta 1.500 euros, y en su caso, la suspensión de la autorización de hasta un máximo de 30 días naturales.

c)  Infracciones muy graves: de 1.501 hasta 3.000 euros, y en su caso, la suspensión de la autorización de un mínimo de 31 días naturales a un máximo de 180 días naturales.

2.    La comisión de las infracciones muy graves podrá llevar aparejada la imposición de la sanción accesoria de inhabilitación para la obtención de autorizaciones y concesiones de esta naturaleza por un período de uno hasta tres años.

Artículo 60.    Reducción del importe de la sanción por asunción de responsabilidad y pronto pago.

El pago voluntario de la multa, con carácter previo a la resolución, conllevará la reducción del 50% del importe de la sanción, dando por terminado el procedimiento sin necesidad de dictar resolución expresa.

Artículo 61.    Los trabajos voluntarios alternativos a las sanciones.

1.    Se establece como fórmula alternativa a la imposición de sanciones económicas la de los trabajos voluntarios en beneficio de la comunidad.

2.    Con el fin de reparar en la medida de lo posible los daños causados al resto de la ciudadanía como consecuencia de la comisión de una infracción, la persona infractora podrá solicitar la condonación de la sanción económica impuesta, comprometiéndose a la realización de trabajos voluntarios en beneficio del resto de la comunidad.

3.    Solicitada por la persona infractora la aplicación de la medida sustitutoria, mediante resolución del órgano que ostente la competencia sancionadora podrá fijar mediante resolución, bajo el principio de flexibilidad, los términos o condiciones en los que se producirá dicha sustitución, determinándose el número de jornadas, las horas de cada jornada y los trabajos a realizar.

4.    Durante el desempeño del trabajo o actividad en beneficio de la comunidad, la persona infractora estará protegida por la normativa en materia de prevención de riesgos laborales.

Artículo 62.    Reparación de los daños.

1.    Los daños ocasionados por los infractores serán siempre resarcidos por las personas responsables.

2.    El Ayuntamiento, previa incoación del correspondiente expediente sancionador u otro procedimiento, ejecutará, a costa del obligado, los actos precisos para reponer las cosas al estado en que se encontraban antes de la infracción, sin perjuicio de las sanciones correspondientes.

3.    La Guardia Municipal ordenará que cesen los actos flagrantes que contravengan lo preceptuado en esta Ordenanza y deberá impedir que los infractores desobedientes continúen ejecutándolos, sin perjuicio de la sanción que corresponda.

DISPOSICIÓN ADICIONAL

Disposición adicional única.

Las ocupaciones previstas en autorizaciones o concesiones otorgadas con anterioridad a la fecha de entrada en vigor de la presente Ordenanza, continuarán vigentes, hasta en tanto se otorguen nuevas autorizaciones o concesiones, o se aprueben los correspondientes procedimientos de concurrencia.

DISPOSICIÓN DEROGATORIA

Disposición derogatoria única.  Derogación normativa.

A partir de la entrada en vigor de la presente Ordenanza, quedan derogadas:

a)  La Ordenanza reguladora de la venta ambulante en el término municipal de San Sebastián, aprobada en sesión plenaria de fecha 20 de febrero de 1981.

b)  El Bando de Alcaldía sobre la ordenación de la actividad en el mercadillo de venta del Paseo del Urumea, de fecha 27 de enero de 1993.

c)  Cualquier otra disposición municipal de igual o inferior rango que se oponga a lo establecido en la presente Ordenanza.

DISPOSICIONES FINALES

Primera.    Régimen supletorio.

En lo no previsto en esta Ordenanza, se estará a lo dispuesto en la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local, RDL 781/1986, de 18 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de las Disposiciones Legales vigentes en materia de Régimen Local, el Reglamento de Bienes de las Corporaciones Locales, aprobado por RD 1372/1986, de 13 de junio, la Ley 33/2003, de 3 de noviembre, de Patrimonio de las Administraciones Públicas, la Ley 7/1994, de 27 de mayo, de la actividad comercial del País Vasco, la Ley 10/2015, de 23 de diciembre, de Espectáculos Públicos y Actividades. Recreativas del País Vasco, así como la normativa de accesibilidad que resulte de aplicación.

Segunda.    Entrada en vigor.

La presente Ordenanza entrará en vigor una vez publicado su texto íntegro en el Boletín Oficial de Gipuzkoa y transcurrido el plazo de quince días hábiles previsto en el artículo 65.2 de la Ley 7/85, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local.

No obstante, la Sección Primera del Capítulo 3 del Título II, relativo a los «Expositores de productos e instalaciones análogas», lo hará a los 6 meses de la citada publicación.