3
ADMINISTRACIÓN LOCAL

AYUNTAMIENTO DE URRETXU

Anuncio

Habiéndose aprobado por el Ayuntamiento de Urre­txu en sesión plenaria de fecha 12 de julio de 2018 la «Ordenanza sobre el civismo, reguladora del uso y la limpieza de la vía pública y la protección del paisaje urbano», y no habiéndose presentado reclamación o sugerencia alguna durante el plazo de información pública, se entiende definitivamente aprobado la misma.

Ordenanza sobre el civismo, reguladora del uso y la limpieza de la vía pública y la protección del paisaje urbano.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Un municipio es algo más que un conjunto de edificios, calles, parques y plazas. El municipio lo forman fundamentalmente sus vecinos y vecinas, quienes comparten con instituciones, agentes sociales y económicos, la tarea colectiva de construir el municipio y de hacerlo con la idea de mejorar la convivencia.

La responsabilidad compartida de hacer municipio exige seguir unas pautas de comportamiento cívico que permitan la libertad de los vecinos y vecinas con el límite esencial del respeto a los demás, que preserven el patrimonio urbano y natural, así como los bienes públicos, y garanticen la convivencia en armonía.

Hacer de Urre­txu un municipio más cohesionado socialmente, cívico, limpio y acogedor, respetuoso con los derechos de las personas, protector del patrimonio, los espacios públicos y el paisaje urbano, es tratar de configurar un modelo de municipio que requiere la implicación y la participación de todos y todas las Urre­txu­arras.

Actuar con civismo es un compromiso que cualquier Urre­txu­arra tiene no sólo con Urre­txu, sino también con sus convecinos y convecinas. Los comportamientos incívicos de una minoría además de dañar bienes y espacios que son patrimonio de todos, suponen un ataque a la convivencia, una actitud de insolidaridad y falta de respeto hacia una gran mayoría de Urre­txu­arras que asumen cívicamente sus derechos y deberes ciudadanos.

Pero es que, además, todo ello conlleva emplear miles de euros anualmente en labores de limpieza y mantenimiento que podrían tener otro destino. Respetar los espacios públicos y el patrimonio de nuestro municipio es mejorar la sostenibilidad, permite aplicar el presupuesto con racionalidad a lo más prioritario, ser solidario con el resto de vecinos y vecinas y compartir el proyecto de construir entre todos y todas Urre­txu.

En esta labor, la participación de los centros educativos, la familia, el movimiento ciudadano y de los y las Urre­txu­arras en general, en la tarea colectiva de proteger el paisaje, respetar el municipio y todo un patrimonio puesto al servicio de los y las Urre­txu­arras es más importante que corregir los comportamientos incívicos por medio de sanciones.

En nuestro municipio, como en tantos otros, sufrimos los problemas ocasionados por las pintadas, grafitis y cartelería, excrementos de animales domésticos, vertidos de porquerías al suelo, publicidades incontroladas, mobiliario urbano y juegos infantiles deteriorados por actos vandálicos, mal uso de los contenedores de basuras, vertidos ilegales, etc.

El Ayuntamiento de Urre­txu, en su afán por mejorar la presencia del municipio y la convivencia vecinal, ha elaborado la presente Ordenanza como una herramienta más en la corrección de actitudes y comportamientos negligentes e irresponsables.

En este sentido, lo que se pretende con esta Ordenanza es establecer fundamentalmente unas normas básicas de comportamiento en las vías y demás espacios públicos que permitan la libertad de las personas dentro del respeto al patrimonio urbano y natural del municipio y el cuidado del entorno en el que vivimos.

TÍTULO PRELIMINAR

CAPÍTULO I.  DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1.  Objeto.

La presente Ordenanza tiene por objeto la regulación del comportamiento ciudadano en la vía pública así como de la limpieza de la vía pública, en relación con los diversos usos que en ella se efectúan:

— Uso normal de la vía pública.

— Uso especial de la vía pública.

— Uso privativo de la vía pública.

— Uso como soporte de servicios públicos.

— Uso necesario para la realización de obras públicas y privadas.

Artículo 2.  Ámbito de aplicación.

La presente Ordenanza es de aplicación en todo el término municipal de Urre­txu.

Artículo 3.  Principios generales sobre la utilización de la vía pública.

1.  Las vías públicas, los espacios públicos, las instalaciones, en las cuales se incluyen los ascensores públicos, y el mobiliario urbano ubicado en ellas, son destinados al uso general y disfrute de la ciudadanía, según la naturaleza respectiva de los bienes y de acuerdo con los principios de libertad individual y respeto a las demás personas, a combinar adecuadamente.

2.  Las actividades que se desarrollan en la vía pública no pueden limitar el derecho de los demás al uso general, excepto en el caso de que se disponga de licencia o concesión para el uso común especial o el uso privativo.

3.  Corresponde a la Junta de Gobierno Local determinar y armonizar los usos y actividades que se desarrollen en la vía pública, dando preferencia a aquellos que en cada momento sean prioritarios para el interés público.

4.  Los usos comunes de carácter general tendrán preferencia sobre otro tipo de usos, si bien se procurará armonizar y hacer posible estos últimos cuando sean indispensables para el mantenimiento de los intereses privados y no comporten grandes perjuicios al interés público.

Artículo 4.  Terminología de conceptos utilizados.

La terminología de los conceptos utilizados en esta Ordenanza es la siguiente:

1.  Vía pública: A efectos de la presente Ordenanza, se consideran vía pública las calles, plazas, vías de circulación, los paseos, avenidas, aceras, parques y zonas ajardinadas, túneles viarios y demás bienes de uso público destinados al uso común general de la ciudadanía. Asimismo, las previsiones de esta norma serán de aplicación en zonas de propiedad municipal no urbanizadas y otros espacios públicos gestionados por el Ayuntamiento.

2.  Mobiliario urbano: Se incluyen en esta denominación los árboles, bancos, papeleras, juegos, fuentes, farolas, señalizaciones, contenedores de residuos, estatuas, esculturas, jardineras, marquesinas y demás elementos colocados por el Ayuntamiento en las vías públicas.

3.  Residuos: De conformidad con la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, se entiende por residuo cualquier sustancia u objeto que su poseedor deseche o tenga la intención o la obligación de desechar.

Los residuos domésticos, los de comercios y de oficinas y servicios, así como aquellos otros residuos que por su naturaleza o composición puedan asimilarse a los residuos domésticos, tendrán la consideración de Residuos Urbanos.

Se consideran residuos domésticos los generados en los hogares como consecuencia de las actividades domésticas. Se consideran también residuos domésticos los similares a los anteriores generados en servicios e industrias.

Se incluyen también en esta categoría los residuos que se generan en los hogares, como aparatos eléctricos y electrónicos, ropa, pilas, acumuladores, muebles y enseres así como los residuos y escombros procedentes de obras menores de construcción y reparación domiciliaria.

Igualmente tendrán la consideración de residuos domésticos los residuos procedentes de la limpieza de vías públicas, zonas verdes y áreas recreativas, los animales domésticos muertos y los vehículos abandonados.

4.  Instrumentos peligrosos: A los efectos de la presente Ordenanza, tendrán la consideración de peligrosos todos los instrumentos cortantes, contundentes y aquellos que por su naturaleza y características sean susceptibles de causar menoscabos a la integridad física de la ciudadanía, inclusive aquellos objetos propios de los ámbitos profesionales o deportivos que se porten en circunstancias especiales y temporales que no correspondan con la utilización para los que fueran concebidos. A título meramente enunciativo se citan los siguientes: Martillos, mazas, bates de beisbol, objetos empleados en artes marciales o en deportes de contacto físico, cadenas, barras de metal, piolets, etc.

5.  Mendicidad: A los efectos de esta Ordenanza, se considera mendicidad pedir limosna en la vía pública.

6.  Establecimiento: A los indicados efectos, se entiende por establecimiento todo local destinado a desarrollar actividades sujetas a previa licencia municipal.

7.  Obras: Se entenderán por tales las obras de derribo, de urbanización, de construcción, rehabilitación, reforma, movimiento de tierras, zanjas, canalizaciones y cualesquiera otras análogas.

Artículo 5.  Licencias y autorizaciones.

1.  En las licencias municipales de obras y en las licencias y autorizaciones previstas en esta Ordenanza podrá imponerse la constitución de una fianza, cuyo importe se calculará aplicando el porcentaje del 2% del presupuesto de la obra para responder de las obligaciones referentes a la limpieza y el ornato público.

2.  Estas últimas se concederán siempre por un plazo determinado y podrán ser revocadas antes de que transcurra el mismo.

CAPÍTULO II.  ‑DENOMINACIÓN Y ROTULACIÓN DE LAS VÍAS PÚBLICAS

Artículo 6.  Denominación de las vías públicas.

Las vías públicas se identificarán con un nombre, que ha de ser aprobado por el Ayuntamiento Pleno.

Artículo 7.  Rotulación de las vías públicas.

1.  La rotulación de las vías públicas tiene carácter de servicio público, y podrá efectuarse mediante una placa, poste o similar, que se fijará en un lugar bien visible, como mínimo en la entrada y salida de cada vía pública. En las plazas será en el edificio más preeminente y en sus principales accesos.

2.  Esta rotulación podrá llevarse a cabo en fachadas de inmuebles privados, cuyos propietarios y propietarias estarán obligados a consentirlo.

TÍTULO I

COMPORTAMIENTO CIUDADANO EN LA VÍA PÚBLICA

CAPÍTULO I.  DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 8.  Normas de comportamiento general en la vía pública.

1.  La ciudadanía tiene derecho a utilizar libremente la vía y los espacios públicos del municipio, y ha de ser respetada en su libertad. Este derecho, que debe ser ejercido con civismo, está limitado por las disposiciones sobre el uso de los bienes públicos y por el deber de respetar a otras personas y a los bienes privados.

2.  Nadie puede, con su comportamiento en la vía pública, menospreciar los derechos de las demás personas, ni su libertad de acción, ni ofender las convicciones ni las pautas de convivencia generalmente admitidas, no permitiéndose las actitudes exhibicionistas.

3.  No está permitido provocar ruidos que perturben el descanso de los vecinos, ni participar en alborotos nocturnos, o salir ruidosamente de los locales de recreo nocturnos.

4.  Toda persona se abstendrá de realizar en la vía pública prácticas abusivas, discriminatorias, sexistas o que comporten violencia física o moral.

Artículo 9.  De la solidaridad en la vía pública.

1.  El Ayuntamiento estimulará el comportamiento solidario de la ciudadanía en la vía pública con el fin de prestar ayuda a las personas que así la necesiten para transitar u orientarse, que hayan padecido accidentes o se encuentren en circunstancias de riesgo. Se fomentará también la costumbre de ceder la preferencia en el paso o en el uso del mobiliario urbano a las personas que más lo necesiten, así como otras actitudes de solidaridad y educación.

2.  Todas las personas que encuentren niños, niñas, personas discapacitadas extraviadas o personas en situación de evidente estado de anomalía física o psíquica deben ponerlo en conocimiento de los y las agentes de la autoridad, quienes se harán cargo de su protección y restitución a las personas responsables de su tutela.

Artículo 10.  Uso de los bienes públicos.

Los bienes públicos deben ser utilizados de acuerdo con su naturaleza, haciendo un buen uso de los mismos y respetando siempre el derecho que el resto de ciudadanos y ciudadanas poseen también para su disfrute.

Artículo 11.  Comportamiento de las y los agentes de la autoridad y los servicios municipales.

1.  Las y los agentes de la autoridad y las personas que integran los servicios municipales tratarán en todo momento con corrección y cortesía a los ciudadanos y ciudadanas, a quienes auxiliarán y protegerán. En sus intervenciones proporcionarán la información apropiada sobre las causas y finalidades de sus actuaciones.

2.  Las y los agentes de la autoridad podrán dar a cualquier persona las órdenes e instrucciones oportunas en orden a garantizar el cumplimiento de las determinaciones contenidas en la presente Ordenanza.

3.  En los casos de gravedad y tras actuar conforme al apartado 1.º, en que sea necesario utilizar el mandato de autoridad sobre las personas, se llevarán a cabo los actos de fuerza estrictamente indispensables, con pleno respeto a la dignidad de las personas afectadas.

CAPÍTULO II.  DEL COMPORTAMIENTO CÍVICO

Artículo 12.  Protección del mobiliario urbano y de los espacios públicos.

1.  Es obligación de toda persona hacer un buen uso del mobiliario urbano existente en el municipio, debiendo éste ser respetado y utilizado de tal forma que no sufra deterioro que impida su normal conservación y uso.

2.  Quedan prohibidas las acciones que ensucien, produzcan daños o sean susceptibles de producirlos en el mobiliario urbano y, en concreto, los siguientes actos:

a)  El uso de bancos de forma contraria a su natural utilización, no pudiendo pisotearlos, ni arrancarlos del lugar en que estén colocados, ni romperlos, ni mancharlos y, en general, todo aquello que perjudique su uso o deteriore su conservación.

b)  Queda prohibida la utilización de los juegos infantiles de forma indebida que los pueda dañar o destruir, así como la utilización de los mismos por parte de personas adultas o por parte de menores de edad superior a la indicada en el juego.

c)  Queda prohibido arrojar desperdicios, chicles o papeles fuera de las papeleras a tal fin establecidas.

d)  Queda prohibido volcar o arrancar las papeleras, así como otros actos que deterioren su funcionalidad y/o aspecto.              

e)  Queda prohibido arrojar instrumentos u objetos peligrosos en las papeleras y contenedores destinados a los residuos urbanos. A estos efectos, se considerarán instrumentos u objetos peligrosos todos aquellos susceptibles de generar daños a las personas, tales como animales y restos de animales, jeringuillas y útiles para el consumo de sustancias estupefacientes, materiales utilizados en la atención sanitaria que puedan ser susceptibles de contagiar o propagar enfermedades, así como todo tipo de drogas tóxicas, estupefacientes y productos químicos, radioactivos, pirotécnicos o explosivos.

f)  Queda prohibido arrojar cualquier objeto y residuo sólido o líquido al río.

g)  Queda prohibida toda manipulación en cañerías, grifos y demás elementos de las fuentes públicas que no sean propias de su funcionamiento normal.

h)  Queda prohibida cualquier acción o manipulación que perjudique a los árboles, farolas, estatuas, señales y demás elementos decorativos existentes en el municipio, así como cualquier acto que deteriore los mismos.

i)  Queda prohibido hacer fuego y actividades pirotécnicas en la vía pública sin la preceptiva autorización municipal y la de las Administraciones competentes. Las hogueras de la víspera de San Juan y similares requerirán la preceptiva autorización municipal.

j)  Queda prohibido verter o arrojar en las fuentes o a la vía pública cualquier tipo de sustancia que pueda resultar perjudicial para las personas y/o para el medio ambiente.

Artículo 13.  Prohibiciones específicas.

1.  Se prohíbe la práctica en la vía pública de actividades deportivas o lúdicas en las que se utilicen objetos o instrumentos que pueden causar daños a las personas o bienes, o molestias a la ciudadanía, salvo en los lugares y en las zonas autorizadas para ello y en los horarios autorizados. En las plazas se indicarán las zonas en las que queda prohibido el uso de balones, pelotas, patines, patinetes o elementos similares.

2.  Queda prohibida la utilización en la vía pública de petardos o bengalas y cualquier instrumento o artilugio que proyecte cualquier tipo de objeto, tales como arcos, cerbatanas, tiragomas etc.

3.  Queda prohibida la circulación en motocicletas y ciclomotores por las plazas peatonales.

Artículo 14.  Parques y jardines públicos.

1.  Es obligación de la ciudadanía respetar los parques y jardines públicos del municipio.

2.  Para la buena conservación y mantenimiento de las diferentes especies vegetales de parques, jardines, jardineras y árboles plantados en la vía pública, quedan prohibidos los siguientes actos:

a)  La sustracción de plantas y dañar el césped.

b)  Talar, podar (salvo autorización municipal previa) o romper árboles.

c)  Grabar o pintar sus cortezas, clavar puntas, atar a las mismas escaleras, herramientas, soportes de andamiaje y colocar carteles.

d)  Acopiar, aun de forma transitoria, materiales de obra sobre cualquiera de los árboles o verter en ellos cualquier clase de productos tóxicos.

En el supuesto de que no hubiera otra alternativa, se podrá realizar el acopio de materiales de obra previa autorización municipal: una vez retirado el acopio el espacio ocupado deberá ser restituido a las condiciones previas a la actuación.

e)  Arrojar en las zonas verdes basuras, residuos, piedras, grava o cualquier otro producto que puedan dañarlas o atentar a su estética y buen uso.   

f)  Dejar excrementos sobre el césped y jardines.

g)  Encender fuegos u hogueras en los parques y jardines.

Artículo 15.  Consumo de drogas y bebidas alcohólicas. Con­sumo de bebidas en grupo. Armas e instrumentos peligrosos.

1.  El consumo de drogas y bebidas alcohólicas, así como el portar y utilizar armas e instrumentos peligrosos, se ajustará a las normas contenidas en la legislación vigente en la materia.

2.  La Policía Municipal procederá al decomiso inmediato de las drogas, sustancias estupefacientes, psicotrópicas y de las armas e instrumentos peligrosos.

3.  En lo referente al consumo de tabaco, se prohíbe fumar de forma absoluta en todas las dependencias municipales, salvo las que se encuentren al aire libre o en lugares habilitados para ello. En caso de que no se delimitaran esos lugares, se mantendrá la prohibición de fumar en dichas dependencias.

En cualquier caso, todo lo referente al consumo de tabaco estará sujeto a lo que se establezca en la legislación vigente en la materia.

4.  Queda prohíbido el consumo de bebidas en grupo, cuando ello genere molestias e imposibilite el disfrute de los espacios públicos por parte de otros usuarios.

Artículo 16.  Mendicidad.

1.  Se prohíbe el ejercicio de la mendicidad por los menores de edad dentro del término municipal, debiéndose estar a lo que disponga la legislación vigente en materia de protección de menores.

2.  Queda prohibida la petición de dinero o limosna ejercida de forma coactiva, intimatoria o molesta de palabra u obra. Asimismo queda prohibido el ofrecimiento de objetos o servicios a cambio de dinero efectuado con maneras coactivas, intimidatorias o molestas.

3.  Los y las Agentes de la Autoridad informarán a las personas que lo necesiten de la existencia de los Servicios Sociales, Municipales o de otras Entidades, a fin de que puedan solicitar el socorro y ayuda necesarios.

4.  Los Servicios Sociales Municipales atenderán a las personas que, vista su situación, no dispongan de refugio para pernoctar, proporcionándoles la debida información y asistencia en el ámbito de sus competencias.

Artículo 17.  Venta ambulante.

En el término municipal de Urre­txu la venta ambulante se realizará de conformidad a lo dispuesto en la Ordenanza municipal reguladora de la Venta Ambulante, publicada en el Boletín Oficial de Gipuzkoa n.º 62 de 7 de abril de 2010.

TÍTULO II

LIMPIEZA DE LA VÍA PÚBLICA

CAPÍTULO I.  ‑LIMPIEZA DE LA VÍA PÚBLICA POR SU USO NORMAL

SECCIÓN I.  ‑De la limpieza de la vía pública como consecuencia del uso común general de la ciudadanía

Artículo 18.  Obligación municipal.

Los servicios municipales tienen la responsabilidad de mantener los espacios públicos del municipio en condiciones de limpieza y salubridad. A este efecto, el Ayuntamiento prestará el servicio público correspondiente con la intensidad necesaria, y ejercerá las facultades de vigilancia y policía que le corresponden.

Artículo 19.  Obligaciones y colaboraciones de la ciudadanía.

1.  La ciudadanía está obligada a mantener limpio el municipio en general y sus espacios públicos en particular.

2.  En caso de nevadas, los propietarios de fincas urbanas, tanto públicas como privadas, deberán colaborar a limpiar de nieve y hielo las aceras en la longitud correspondiente a la fachada y en la anchura mínima de 1,5 metros, salvo cuando la anchura de la acera sea menor, depositando la nieve a lo largo del borde de la acera, sin afectar a los árboles ni obstaculizar los sumideros o alcantarillas.

3.  Los servicios municipales y la Policía Municipal deben velar en todo momento por el cumplimiento de las obligaciones de la ciudadanía en materia de limpieza, requiriendo la reparación inmediata de la afección causada, sin perjuicio de cursar la denuncia que corresponda.

Artículo 20.  Prohibiciones específicas.

1.  Se prohíbe realizar cualquier operación que puedan ensuciar la vía pública, y en particular queda prohibido:

— Lavar vehículos en la vía pública.

— Defecar, orinar y escupir en la vía pública.

— Manipular o seleccionar desechos o residuos urbanos, produciendo su dispersión, dificultando su recogida o alterando sus envases.

— Arrojar a la vía pública o depositar en ella desperdicios, residuos y octavillas.

— Cambiar el aceite de vehículos y maquinaria y/o manipular cualquier clase de líquido que pueda ensuciar las calles.

— Reparar vehículos en la vía pública.

2.  En caso de arrojar octavillas, los servicios municipales correspondientes procederán a limpiar el espacio urbano afectado por dicha distribución, imputando a las personas responsables el coste de los servicios extraordinarios prestados, sin perjuicio de las sanciones correspondientes.

3.  El riego de tiestos, macetas o plantas y la sacudida de alfombras en balcones, miradores o ventanas que den a la vía pública o a patios interiores en los que haya tránsito de personas, sólo podrá realizarse entre las 23:00 y las 9:00 horas. Estas operaciones se realizarán de forma que no causen daños ni molestias.

4.  En especial, se prohíbe abandonar animales muertos.               

Artículo 21.  Depósito de residuos.

1.  Los residuos deberán depositarse en los lugares fijados por el Ayuntamiento, y en la forma y dentro de los horarios establecidos.

2.  Queda prohibido rebuscar y extraer residuos depositados en las bolsas de basura y en los contenedores instalados en la vía pública, incluidos los destinados a recogida de desechos de obras.

Artículo 22.  Uso de las papeleras.

1.  Los residuos sólidos de pequeño volumen, tales como colillas apagadas, chicles, etc, no reciclables, deberán depositarse en las papeleras de la fracción resto instaladas en la vía pública.

Si se tratase de materiales reciclables, tales como papeles, bolsas, envoltorios y similares, etc, estos se depositarán en las papeleras o contenedores de recogida selectiva instalados en la vía pública.

2.  Se prohíbe dejar en las papeleras pequeños residuos sólidos encendidos y cualquier otra materia encendida, al igual que bolsas de basura llenas.

SECCIÓN II.          ‑De la limpieza en relación con actividades comerciales e industriales

Artículo 23.  Limpieza de la zona próxima.

Cuando una actividad comercial o industrial genere suciedad frecuente en sus proximidades, o en el espacio autorizado en caso de terrazas, la persona titular del establecimiento deberá mantener limpia la parte de vía pública afectada, sin perjuicio de las medidas correctoras y demás obligaciones derivadas del régimen aplicable a las preceptivas licencias.

Artículo 24.  Establecimientos.

La limpieza de establecimientos, escaparates, puntos de venta y similares, se hará con la mayor diligencia posible para no ensuciar la vía pública, y se realizará en un horario que no cause molestias a los y las viandantes.

Queda totalmente prohibido verter los desechos derivados de la limpieza sobre la vía pública, ni por los sumideros de la red de alcantarillado, debiendo gestionar dichos desechos de acuerdo a su condición de residuo.

Artículo 25.  Toldos y persianas.

Deberán mantenerse en buen estado de conservación y limpieza los toldos y persianas de los locales de planta baja y se repondrán cuando lo requiera su aspecto externo.

Artículo 26.  Rótulos, placas y demás distintivos.

Cualquier rótulo, placa y distintivo hacia la vía pública está sujeto a licencia municipal. Habrán de mantenerse limpios y deberán reponerse los deteriorados.

Artículo 27.  Máquinas de venta automática. Expositores y demás elementos.

1.  Se prohíbe la colocación de máquinas expendedoras de productos de consumo que realicen su distribución de forma directa a la vía pública, sin que cuente con la debida autorización municipal.

2.  Queda prohibida la ocupación de la vía pública por expositores o por cualquier otro tipo de objeto, instalación o elemento que carezca de la correspondiente licencia municipal.

Artículo 28.  Derramamiento.

Los vehículos que transporten género a granel, o cualquier materia sin envasar, han de ir cargados y equipados de modo que se impidan derrames sobre la vía pública.

Artículo 29.  Carga y descarga.

1.  En caso de operaciones de carga y descarga de cualquier vehículo, la limpieza de las aceras y calzadas que hubieran sido ensuciadas se realizará inmediatamente después de concluir esas tareas.

2.  Están obligados a realizar dicha limpieza las personas propietarias de los vehículos y, subsidiariamente, las personas titulares de los establecimientos o fincas en que haya sido efectuada la carga o descarga.

SECCIÓN III.  ‑De la limpieza en relación con la conducción o tenencia de animales

Artículo 30.  Trato hacia los animales. Excrementos.

1.  Las personas propietarias de un animal doméstico deberán atenderlo convenientemente, quedando prohibido en particular el abandono y maltrato de los mismos.

2.  Cuando un animal vaya a orinar en la vía pública, su acompañante intentará que lo realice en alcorques o zonas verdes, y no en fachadas o pavimentos duros.

3.  Se prohíbe que los perros y otros animales depositen sus deyecciones en parques infantiles, paseos, jardines o cualquier otro lugar de la vía pública. Las personas que los conduzcan impedirán que evacuen en ella sus excrementos.

4.  En caso de no haber podido evitar que los excrementos se depositen en la vía pública, la persona propietaria del animal o la persona que lo conduzca deberá inmediatamente recogerlos. Del incumplimiento será responsable el la persona propietaria del animal y, subsidiariamente, la persona que lo conduzca. Si no apareciera, serán retirados a instancias de la policía municipal por el servicio de limpieza viaria.

5.  Cuando se realicen festejos con animales las personas o entidades organizadoras deberán eliminar la suciedad que provoquen tan pronto termine el acto.

6.  Está prohibido limpiar animales en la vía pública (calzadas, aceras, paseos, parques, plazas públicas, zonas verdes, etc,...).

7.  Queda prohibido que los animales beban directamente de las fuentes situadas en la vía pública y destinadas al consumo humano.

8.  Está prohibido depositar comida en la vía pública, con excepción del personal autorizado que seguirá las directrices o convenios aprobados por el Ayuntamiento. El personal autorizado dará de comer a los animales siempre pienso seco, y nunca dejará la comida en la vía pública para la libre alimentación de los animales. Una vez el/los animales coman el personal autorizado retirará la comida sobrante.

Artículo 31.  Conducción de animales.

1.  Los animales no podrán invadir los jardines y parterres, pudiendo circular, debidamente controlados, por los parques donde expresamente se autorice.

2.  Se cumplirá en todo momento con la ordenanza reguladora de la tenencia y protección de animales, publicada en el Boletín Oficial de Gipuzkoa n.º 113 de 17 de junio de 1997.

CAPÍTULO II.  ‑DE LA LIMPIEZA COMO CONSECUENCIA DEL USO COMÚN ESPECIAL, DEL PRIVATIVO Y DE LOS ACTOS PÚBLICOS

Artículo 32.  Limpieza de la zona afectada por el uso especial o privativo.

1.  La suciedad de la vía pública ocasionada como consecuencia del uso común especial y del privativo será responsabilidad de las personas físicas o jurídicas autorizadas o concesionarias de tales usos.

2.  Las personas titulares de establecimientos y terrazas, sean o no fijos, tales como bares, cafés, quioscos, puestos de venta y similares, están obligadas a mantener en las debidas condiciones de limpieza tanto las propias instalaciones como el espacio urbano afectado.

3.  El Ayuntamiento podrá exigirles la colocación de recipientes homologados para el depósito selectivo y retención de los residuos que generen, correspondiéndoles igualmente limpiar los recipientes.

4.  Los vendedores del Mercado semanal de Venta Ambulante deberá dejar en condiciones de limpieza la zona ocupada una vez finalizadas las ventas.

5.  La limpieza general de las terrazas, permanentes o de temporada, aprovechadas por establecimientos de hostelería y del mobiliario instalado en ellas, se regulará en base a la ordenanza municipal de instalación de terrazas y veladores, publicada en el Boletín Oficial de Gipuzkoa n.º 11 de 19 de enero de 2009.

Artículo 33.  Celebración de actos públicos.

1.  Los organizadores privados de un acto en espacios de propiedad pública serán responsables de la suciedad derivada de su celebración.

2.  A efectos de limpieza del municipio, los organizadores están obligados a informar al Ayuntamiento del lugar, recorrido y horario de los actos públicos. El Ayuntamiento podrá exigirles la constitución de una fianza en función de los previsibles trabajos extraordinarios de limpieza que pudieran ocasionar. De encontrarse el espacio público afectado en perfectas condiciones de limpieza, la fianza les será devuelta. En caso contrario, se deducirá de la misma el importe de los trabajos extraordinarios a realizar.

3.  En los actos públicos donde se reúna un elevado número de asistentes y en los que se instalen bares, tabernas, txo­snas o similares donde tenga lugar consumo de alimentos y/o bebidas, los congregados dispondrán de evacuatorios abiertos al público. En su defecto, la organización instalará evacuatorios portátiles homologados, en la cantidad y ubicación indicada por los servicios técnicos municipales.

4.  Asimismo, cuando se instalen en la vía pública este tipo de establecimientos provisionales, será necesario, además del cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias de aplicación, disponer de toma de agua y de evacuación a la red de saneamiento, así como adoptar las medidas oportunas para que los residuos se depositen selectivamente para ulterior reciclaje.

Artículo 34.  Festejos con animales.

1.  Cuando la celebración de actos o festejos incluya la utilización de animales, el organizador deberá eliminar la suciedad que provoquen, tan pronto termine el acto y los animales sean retirados.

Artículo 35.  Acampada.

1.  No se podrá acampar, instalar tiendas de campaña o vehículos habilitados a tal efecto en terrenos públicos o privados que carezcan de autorización para ello. No se podrá cocinar o desplegar sillas y mesas en la vía pública.

Tampoco se podrá encender fuego, salvo para aquellas actividades que así lo requieran y previa obtención de la preceptiva autorización municipal.

2.  Los Agentes de la Autoridad requerirán a las personas propietarias o usuarias de las tiendas de campaña, vehículos o de cualquier tipo de material que ocupe indebidamente la vía pública, para que desista de su actitud, sin perjuicio de efectuar la denuncia correspondiente. En caso de negativa, o de imposibilidad de localizar a las personas propietarias o usuarias, los Agentes de la Autoridad podrán articular los medios necesarios para la retirada inmediata de los mismos, corriendo las personas propietarias con los gastos que se originen.

CAPÍTULO III.  ‑DE LA LIMPIEZA DE LA VÍA PÚBLICA EN RELACIÓN CON LA EJECUCIÓN DE OBRAS

Artículo 36.  Adopción de medidas.

1.  Todas las actividades y obras imponen a su titular, sin perjuicio de lo que se derive de las licencias preceptivas, la obligación de adoptar medidas para evitar que se ensucie la vía pública, así como la de limpiar con la frecuencia adecuada la parte afectada de la misma, y retirar los materiales residuales resultantes.

2.  El/La Sr./Sra. Alcalde/sa podrá requerir a la persona responsable para que efectúe las acciones de limpieza correspondientes.

3.  Cuando se trate de edificios en construcción, rehabilitación, reforma o derribo, la persona responsable de la limpieza de vía pública que se vea afectada por las obras será el o la promotor de la obra.

Artículo 37.  Protección de la obra.

1.  Para prevenir la suciedad, las personas que ejecuten trabajos u obras que afecten a la vía pública deberán proceder a la protección de ésta mediante la colocación de elementos adecuados a su alrededor, de modo que se impida la expansión y vertido de tierras y materiales sobrantes de obra fuera de la zona autorizada.

2.  Se prohíbe depositar en la vía pública no acotada por la obra, tierras, arenas, gravas y demás materiales, así como elementos mecánicos de contención, excavación y demás auxiliares de construcción, salvo autorización municipal expresa recogida en la correspondiente licencia de obras, manteniendo dicho espacio siempre limpio.

3.  Al término de la jornada laboral, las zonas de trabajo de zanjas, canalizaciones, etc., realizadas en la vía pública deberán quedar suficientemente protegidas y adecuadamente señalizadas en previsión de accidentes, incluyendo elementos de balizamiento nocturno.

Artículo 38.  Plataforma de limpieza.

1.  El Ayuntamiento podrá requerir que en el recinto de la obra se disponga de una plataforma apta para limpiar, antes de que salgan a la vía pública, las ruedas y demás elementos de los vehículos que puedan ensuciar la calzada.

2.  El incumplimiento de esta prevención llevará aparejada, además de la oportuna sanción, la prohibición por parte de la Policía Municipal de acceso a la vía pública de dichos vehículos de la obra.

Artículo 39.  Hormigoneras.

1.  Queda prohibido el transporte de hormigón con vehículo hormigonera sin llevar cerrada la boca de descarga mediante un dispositivo que impida el vertido de hormigón a la vía pública.

2.  Se prohíbe limpiar las hormigoneras en la vía pública y en cualquier otro lugar no adecuado para ello.

3.  Del incumplimiento de los dos apartados anteriores será responsable la persona propietaria del vehículo y aquella que lo conduce y responsable subsidiaria la persona promotora de la obra o la persona titular de la actividad a la que den servicio, quedando obligadas a la limpieza del hormigón que se vierta, y de la vía pública afectada, sin perjuicio de las sanciones que correspondan.

Artículo 40.  Transporte de tierras y escombros.

1.  Los vehículos en que se efectúe el transporte de tierras y escombros reunirán las debidas condiciones para evitar el vertido de su contenido sobre la vía pública.

2.  Las personas que transporten tierras y escombros están obligadas a proceder a la limpieza inmediata del tramo de vía afectada, en el supuesto de que la vía pública se ensuciase a consecuencia de las operaciones de carga, descarga y transporte.

3.  También quedan obligadas a retirar en cualquier momento, y siempre que sean requeridas por la Autoridad municipal, las tierras y escombros vertidos en lugares no autorizados, sin perjuicio de las sanciones que correspondan.

Artículo 41.  Contenedores de obra.

1.  Se prohíbe el abandono o vertido en la vía pública de cualquier material residual de obra o escombro, así como su depósito en alguno de los contenedores de residuos sólidos urbanos.

2.  Los escombros y demás material residual de obra se depositarán en el punto limpio o vertedero autorizado más cercano al del domicilio de generación de los residuos.

3.  Una vez llenos, los contenedores para obras deberán ser tapados de modo adecuado, de forma que no se produzcan vertidos al exterior de los materiales residuales.

4.  Igualmente es obligatorio tapar los contenedores al finalizar el horario de trabajo.

TÍTULO III

LIMPIEZA EXTERIOR DE LOS INMUEBLES

CAPÍTULO I.  ‑DE LA LIMPIEZA EXTERIOR DE EDIFICIOS PÚBLICOS Y PRIVADOS Y DEL RESPETO AL PAISAJE URBANO

Artículo 42.  Limpieza y mantenimiento de elementos y partes exteriores de los inmuebles.

1.  Las personas propietarias de inmuebles y aquellas que sean titulares de establecimientos están obligadas a mantenerlos en las debidas condiciones de limpieza pública. Deberán proceder a la limpieza, remozado o estucado –según resulte más acorde con la naturaleza de fachadas, rótulos, paredes medianeras, entradas, escaleras de acceso y, en general, de todos los elementos arquitectónicos y materiales incorporados al inmueble que sean visibles desde la vía pública– cuando sea perceptible su estado de suciedad o lo prescriba el Ayuntamiento previo informe de los Servicios municipales.

Artículo 43.  Publicidad.

1.  La publicidad exterior, en cualquier soporte y cualesquiera que sean sus características o finalidades, únicamente podrá instalarse en los lugares especialmente habilitados para ese fin.

2.  Queda prohibido, en tal sentido, salvo autorización municipal expresa, colocar cualquier tipo de anuncio en fachada de edificios públicos o privados, porches, marquesinas, mobiliario urbano, arbolado, muros, túneles, pasos subterráneos y, en general, fuera de los lugares especialmente habilitados. De igual modo, se prohíbe poner en los mencionados lugares cualquier clase de pegatina, cartel, pasquín, pancarta o banderola de carácter político o de otra índole, todo ello con las salvedades previstas en el artículo 46.1 de la presente Ordenanza.

Artículo 44.  Control y limpieza en la colocación de carteles, pancartas, banderolas, octavillas, pegatinas, pintadas, grafitis y murales.

1.  Definiciones:

a)  Carteles: Toda clase de propaganda, anuncio o reivindicación en soporte apto para ser fijado en inmuebles, mobiliario u otras estructuras.

b)  Pancartas: Propaganda, anuncio o reivindicaciones de gran tamaño en soporte apot para ser colgado en inmuebles, mobiliario u otras estructuras.

c)  Banderolas: Anuncios publicitarios o reivindicativos que, como colgantes, se suelen disponer sujetos a un elemento común que en la mayoría de los casos se apoya en partes de edificios o mobiliario urbano.

d)  Octavillas o folletos: Fragmentos de papel o de material análogo que se entrega a la ciudadanía en la vía pública o que se difunde con motivo de cualquier manifestación pública o privada.

e)  Pegatinas: Impresos dotados de material adhesivo en una de sus caras, que pueden aplicarse directamente en cualquier otro elemento sólido.

f)  Pintadas y grafitis: Se entenderán por tales las inscripciones manuales o de cualquier tipo realizadas en la vía pública, sobre pavimentos y toda clase de muros o paredes de los edificios, o sobre cualquiera de los elementos estructurales o del mobiliario urbano. Aquí se incluyen los actos de rayado de cristales en el mobiliario y vías públicas en general.

Todo lo relativo a la colocación o realización de carteles, pancartas, banderolas, octavillas o folletos, pegatinas, pintadas y murales afecta a las zonas públicas y a las zonas privadas.

En las zonas privadas las actuaciones municipales se circunscribirán a aquellos supuestos que impliquen ofensas o no respeto de los derechos fundamentales de personas o colectivos. La valoración de estos criterios se realizará conforme a informe técnico vinculante, que por circunscripción de la materia realizará el departamento técnico correspondiente.

2.  Carteles: El Ayuntamiento habilitará e identificará a lo largo del municipio puntos en los que se puedan fijar carteles (Anexo I: Lugares habilitados, que se irán ampliando paulatinamente).

Los carteles se podrán colocar sin solicitud previa en los lugares habilitados a tal efecto.

Para colocar carteles fuera de los lugares habilitados será necesario contar con autorización municipal, sin perjuicio de aquellos carteles (notas, bandos, avisos) de la administración pública relativos al funcionamiento de servicios.

La autorización para la colocación de carteles fuera de los lugares habilitados se concederá en los siguientes supuestos:

— Acontecimientos culturales, artísticos o deportivos, conciertos, espectáculos, exposiciones, etc, de gran relieve.

— De modo excepcional, podrá autorizarse la colocación de carteles en la vía pública en supuestos diferentes a los señalados anteriormente.

Cualquier cartel deberá respetar los siguientes criterios:

— No deberán contener carácter ofensivo alguno, debiendo ser respetuosos con los derechos fundamentales de las personas y colectivos. La valoración de estos criterios se realizará conforme a informe técnico vinculante, que por circunscripción de la materia realizará el departamento técnico correspondiente.

— La colocación de los carteles se realizará con cinta adhesiva, nunca con cola.

— No podrán colocarse carteles sobreponiéndolos a otros que aún conserven su vigencia.

— Se prohíbe rasgar, ensuciar o arrancar aquellos carteles situados en los lugares o emplazamientos autorizados al efecto.

— En cada panel o lugar habilitado los carteles publicitarios no podrán ocupar más de un 25% de la superficie total del panel.

En caso de que el Ayuntamiento constatara que no se respeta/n alguno/s de los criterios citados, éste podrá proceder a la retirada del/los cartel/es.

La solicitud para pedir autorización de colocación de carteles en lugares no autorizados deberá indicar:

— Los datos identificativos de las personas físicas o jurídicas promotoras de la colocación.

— Contenido del cartel y dimensiones.

— Sitios de colocación y de tratarse de propiedades privadas autorización del/a particular.

— El tiempo que permanecerán colocados.

— Compromiso de retirarlos y reparar los daños que pudieran ocasionar.

En el caso de los lugares que se habiliten para la colocación de los carteles, será el Ayuntamiento el que proceda a la retirada de los carteles periódicamente, con la frecuencia que resulte necesaria, frecuencia que será indicada en el panel o lugar habilitado al efecto.

En el caso de los carteles colocados fuera de los lugares habilitados al efecto, éstos se quitarán tan pronto transcurra el plazo concedido. De no hacerlo así la persona física o jurídica promotora, serán retirados por los servicios municipales, imputándose a la persona responsable los costes, sin perjuicio de las sanciones a que hubiere lugar.

Idénticas consecuencias tendrá su colocación no autorizada y cuando no se ajusten a lo permitido.

Las previsiones contenidas en este artículo y en los correlativos serán aplicables al propio Ayuntamiento de Urre­txu y al resto de Instituciones y organismos públicos.

3.  Pancartas: El Ayuntamiento habilitará e identificará a lo largo del municipio puntos en los que se pueden colocar pancartas (anexo II: Lugares habilitados).

Para la colocación de pancartas tanto en lugares habilitados al efecto, como en lugares no habilitados que puedan autorizarse, será necesario contar con autorización municipal.

El Ayuntamiento podrá resolver otorgar autorizaciones con posterioridad a la colocación de pancartas en lugares habilitados. La solicitud de la autorización deberá realizarse en el plazo máximo de 3 días naturales desde la colocación de la pancarta.

La autorización estará condicionada a que la pancarta cumpla con los criterios establcidos para la colocación de pancartas en lugares habilitados que se establecen en este artículo.

La autorización para la colocación de pancartas se concederá en los siguientes supuestos:

— Acontecimientos culturales, artísticos o deportivos, conciertos, espectáculos y exposiciones.

— Campañas electorales.

— De modo excepcional, podrá autorizarse la colocación de pancartas en la vía pública en supuestos diferentes a los señalados anteriormente.

Cualquier pancarta deberá respetar los siguientes criterios:

— No deberán contener carácter ofensivo alguno, debiendo ser respetuosos con los derechos fundamentales de las personas y colectivos. La valoración de estos criterios se realizará conforme a informe técnico vinculante, que por circunscripción de la materia realizará el departamento técnico correspondiente.

— Se prohibirá la sujeción de pancartas a farolas y árboles.            

— Los elementos de sujeción en ningún caso deberán dañar el objeto al que se sujeten.

— Se prohíbe rasgar, ensuciar o arrancar pancartas situadas en lugares o emplazamientos autorizados al efecto.

— Las pancartas tendrán una superficie perforada suficiente para poder minorar el efecto del viento y, en todo caso, esta superficie perforada no será inferior al 25% de la superficie de la pancarta.

— En el caso de que la pancarta atraviese una vía pública, la altura mínima será de 4,5 metros.

En caso de que el Ayuntamiento constatara que nos se respeta/n alguno/s de los criterios citados, éste podrá proceder a la retirada de la/s pancarta/s.

La solicitud para pedir autorización de colocación de pancartas deberá indicar:

— Los datos identificativos de las personas físicas o jurídicas promotoras de la colocación.

— Objeto y dimensiones de la pancarta.

— Ubicación del lugar donde se pretende/n colocar y en caso de tratarse de propiedades privadas, autorización del/a particular.

— Definición del tipo de sujeción, altura, etc,

— El tiempo que permanecerán colocadas.

Tanto en el caso de tratarse de lugares habilitados para su colocación, como para el caso de lugares no habilitados para ello, la persona física o jurídica promotora de su colocación estará obligada a su retirada. De no hacerlo así, serán retirados por los servicios municipales, imputándose a la persona responsable los costes, sin perjuicio de las sanciones a que hubiere lugar.

Idénticas consecuencias tendrá su colocación no autorizada y cuando no se ajusten a lo permitido.

Las previsiones contenidas en este artículo y en los correlativos serán aplicables al propio Ayuntamiento de Urre­txu y al resto de Instituciones y organismos públicos.

4.  Banderolas: La colocación de banderolas requiere de autorización municipal.

La solicitud para pedir autorización de colocación de banderolas deberá indicar:

— Los datos identificativos de las personas físicas o jurídicas promotoras de la colocación.

— Objeto y dimensiones de la pancarta.

— Ubicación del lugar donde se pretende/n colocar y en caso de tratarse de propiedades privadas, autorización del/a particular.

— Definición del tipo de sujeción, altura, etc,

— El tiempo que permanecerán colocadas.

La persona física o jurídica promotora será la encargada de retirar la/s banderola/s una vez finalizado el plazo de colocación que se indicará en la autorización.

5.  Octavillas: No está permitido esparcir, tirar sobre la vía pública, o colocar en vehículos ninguna clase de octavillas, textos impresos o materiales similares.

Únicamente será posible el reparto de octavillas «mano a mano».

6.  Pegatinas: La colocación de pegatinas en inmuebles o cualquier tipo de mobiliario municipal está prohibida.

7.  Pintadas y grafitis: Quedan prohibidas las pintadas y grafitis tanto en la vía pública como en fachadas de edificios públicos o particulares, mobiliario urbano, arbolado, estatuas, monumentos y, en general, sobre cualquier elemento externo del municipio.

El Ayuntamiento podrá efectuar los trabajos de limpieza de pintadas y grafitis en inmuebles, según su propia organización y programación para mantener en las debidas condiciones de limpieza y ornato público el municipio, o a requerimiento de las propietarias de los inmuebles y la ciudadanía.

El Ayuntamiento quedará eximido de toda responsabilidad ante cualquier daño que fruto de esa limpieza pudiera sufrir dicho inmueble, siempre que los trabajos hayan sido supervisados de manera correcta y realizados con los medios de que disponen los servicios municipales.

Cuando un edificio público, cualquier otra propiedad pública o elemento del mobiliario urbano haya sido objeto de pintadas, grafitis, colocación o pegado de papeles o carteles, se hayan rayado sus cristales, o se produzca cualquier otro acto que lo deteriore, el Ayuntamiento podrá imputar a la empresa o persona responsable el coste de las correspondientes facturas de limpieza y acondicionamiento, al margen de la sanción que corresponda.

8.  Murales: El pintado de murales artísticos requerirá autorización municipal. Podrán ir dibujados sobre vallas de solares, cierres de obras, paredes, medianeras y similares.          

La petición solicitando autorización para la realización de murales deberá indicar:

— Los datos identificativos de las personas físicas o jurídicas promotoras.

— Boceto y dimensiones del mural.

— Ubicación del lugar donde se pretende/n realizar, y en caso de tratarse de propiedades privadas, autorización del/a particular.

— La limpieza de los espacios de libre expresión artística será periódica y su regularidad se señalará en la propia zona, sin perjuicio de la potestad del Ayuntamiento para proceder a la limpieza de la misma cuando se detecten expresiones artísticas irrespetuosas o que no respeten los derechos fundamentales de personas y colectivos. La valoración de estos criterios se realizará conforme a informe técnico vinculante, que por circunscripción de la materia realizará el departamento técnico correspondiente.

Artículo 45.  Edificios singulares.

1.  En los edificios catalogados, histórico-artísticos y otros que sean emblemáticos, no se admitirá ninguna clase de publicidad, ni se podrán exhibir carteles, banderolas o rótulos, excepto los que informen de sus características, hagan referencia a las actividades que en el edificio se desarrollen o se refieran a sus obras de reforma o rehabilitación.

CAPÍTULO II.  ‑DE LA LIMPIEZA DE URBANIZACIONES Y SOLARES

Artículo 46.  Limpieza de espacios privados.

1.  La limpieza de aceras, pasajes, calzadas, plazas y jardines de las urbanizaciones privadas corresponde a las personas propietarias.

2.  Será obligación de las personas propietarias la limpieza de patios interiores, solares particulares y similares.

3.  El Ayuntamiento ejercerá el control e inspección del estado de limpieza de todos estos elementos privados, y requerirá a las personas responsables para su limpieza, de acuerdo con las instrucciones que al efecto dicten los servicios municipales.

4.  Las personas propietarias de locales comerciales adecuarán sus fachadas en cuanto a ornato, mantenimiento y características de edificación de acuerdo con las especificaciones que a tal fin establezca la normativa vigente.

Artículo 47.  Solares y terrenos privados.

1.  Las personas propietarias de solares y terrenos deberán mantenerlos libres de desechos y residuos, y en las debidas condiciones de salubridad, higiene, seguridad y ornato público. Deberán, asimismo, proceder a desratizarlos y desinsectarlos mediante empresa autorizada.

2.  En caso de que no se produzca la situación prevista en el primer párrafo del presente artículo, o de ausencia manifiesta de las personas propietarias, el Ayuntamiento procederá, con carácter subsidiario y con las limitaciones legales de rigor, a tomar las medidas adecuadas a estos efectos, pudiendo acceder al terreno con los fines expresados en el párrafo anterior, imputándose a las personas propietarias los costes que se ocasionen.

3.  Los edificios en estado de ruina que se encuentren dentro del marco de cualquier actuación urbanística deberán estar debidamente tapiados al objeto de impedir el acceso a personas ajenas a los mismos.

TÍTULO IV

RÉGIMEN SANCIONADOR

SECCIÓN I.  Infracciones

Artículo 48.  Infracciones.

1.  Constituye infracción administrativa el incumplimiento de las disposiciones que contiene esta Ordenanza y la vulneración de las prohibiciones que en ella se establecen.

2.  Las infracciones de lo dispuesto en esta Ordenanza serán sancionadas por la Junta de Gobierno Local, de acuerdo con lo establecido en el presente Título, dentro de los límites que la legislación autoriza y sin perjuicio de las responsabilidades civiles y penales a que hubiere lugar en cada caso.

Artículo 49.  Clases de infracciones.

1.  Las infracciones se clasifican en leves, graves y muy graves, atendiendo a la intencionalidad, falta de civismo en el comportamiento, grado de negligencia, riesgo para la salud y seguridad de las personas, gravedad del perjuicio causado y reincidencia.

2.  A estos efectos, se considerará que existe reincidencia cuando la persona infractora hubiese sido sancionada en los doce meses precedentes, por el mismo concepto, una o más veces.

3.  Serán consideradas como leves las infracciones a los siguientes artículos: 8.3.º, 12.2.º (excepto a,b,c), 13, 14.2.º (excepto b,d y e), 17, 20.1.º, 21.2.º, 22.2.º, 23, 26, 27, 29, 30, 31.1.º, 32, 33, 34, 35, y 38.

4.  Serán consideradas como graves las infracciones a los siguientes artículos: 14.2.ºd) (únicamente acopio de materiales de obra), 14.2.ºe), 36, 37, 38, 39, 40, 41.3.º, 41.4.º, 43.2, 45, 46 y 47.

Tendrá la consideración de infracción grave la desobediencia a una orden dada por los y las Agentes de la Autoridad con relación a la exigencia de cumplimiento de las determinaciones de la presente Ordenanza, siempre que la misma no reúna la cualidad de infracción de carácter penal. Además, la reincidencia en la comisión de una infracción leve se considerará infracción grave.

5.  Serán consideradas como muy graves las infracciones a los siguientes artículos: 14.2.ºb), 14.2.ºd) (únicamente vertido de productos tóxicos), 20.4.º, 41.1.º y 44.

Además, la reincidencia en la comisión de una infracción grave se considerará infracción muy grave.

Artículo 50.  Sanciones.

1.  A las infracciones leves se les aplicará una sanción de multa de 50 a 200 euros; a las graves, de 201 a 500 euros; y a las muy graves de 501 a 3.000 euros.

Estas cuantías serán de aplicación sin perjuicio de las sanciones que la normativa sectorial correspondiente pueda establecer.

2.  Cualesquiera otros incumplimientos a la presente Ordenanza que, conforme a lo establecido en el artículo precedente en concordancia con el presente, no tengan señalada específicamente cuantía económica como sanción, serán sancionadas con multa de 50 a 200 euros.

3.  Con independencia de las sanciones que pudieran imponerse, deberán ser objeto de adecuado resarcimiento los daños que se hubieran irrogado en los bienes de dominio público, así como los perjuicios que se hubieran causado, todo ello previa su evaluación por los servicios municipales correspondientes. El importe de estos daños y perjuicios se fijará ejecutoriamente por el órgano competente para imponer la sanción.

4.  En caso de reincidencia en infracciones graves o muy graves se podrá declarar la inhabilitación de la persona infractora para ser titular de autorizaciones y concesiones por un plazo de uno a tres años.

5.  La Policía Municipal podrá decomisar, tanto los útiles, mercancías, material e instrumentos empleados en la comisión de las infracciones a la presente Ordenanza, como el resultado obtenido en la comisión de la infracción, de acuerdo con lo previsto en la normativa vigente.

Artículo 51.  Los trabajos voluntarios alternativos a las sanciones.

1.  Se establecen como fórmulas alternativas a la imposición de sanciones económicas las siguientes: La reparación del daño y los trabajos voluntarios.

2.  Cuando la persona infractora haya reparado el daño material causado, de forma voluntaria y antes de haberse iniciado el expediente sancionador, podrá solicitar en período de información previa que no se incoe el mismo, siempre y cuando no exista conocimiento por parte del Ayuntamiento de una actitud reiteradamente incívica por parte del infractor.

3.  Con el fin de reparar en la medida de lo posible los daños causados al resto de la ciudadanía como consecuencia de una infracción, la persona infractora podrá solicitar la condonación de la sanción, comprometiéndose a la realización de trabajos voluntarios en beneficio del resto de la comunidad, dirigidos o bien a generar conductas cívicas o a reparar los daños causados por acciones similares. Dado el carácter voluntario de estos trabajos, no será considerada una sanción.

SECCIÓN II.  Responsables

Artículo 52.  Responsables.

1.  En los actos públicos será responsable la persona organizadora o promotora de los mismos.

2.  En caso de que un o una menor contravenga lo prescrito en esta Ordenanza, se considerarán responsables sus progenitores o las personas mayores bajo cuya custodia se encuentren.

3.  Corresponderá a la persona promotora y al o la contratista, solidariamente, la responsabilidad de la limpieza de la vía pública afectada por sus obras, incluida la suciedad producida por los vehículos en operaciones de carga, descarga, salida o entrada de las obras.

4.  En las infracciones tipificadas en los artículos 28 y 39.1 serán responsables solidaria la persona propietaria y la persona que conduzca el vehículo.

5.  Las personas propietarias, y subsidiariamente las personas que conduzcan animales, son responsables de los daños o afecciones a personas o cosas y de la suciedad causada por el animal.

6.  De las infracciones referentes a la publicidad exterior responderá el o la anunciante.

7.  En los demás supuestos será responsable quien vulnere personalmente lo establecido en la presente Ordenanza.

SECCIÓN III.  ‑Reparación del daño y ejecución de la reposición del estado de limpieza

Artículo 53.  Resarcimiento de los daños.

1.  Los daños ocasionados por las personas infractoras serán siempre resarcidos por las personas responsables.

2.  El Ayuntamiento, previa incoación del correspondiente expediente sancionador, podrá ejecutar, a costa de la persona obligada, los actos precisos para reponer las cosas al estado en que se encontraban antes de la infracción, sin perjuicio de las sanciones correspondientes.

3.  La Policía Municipal ordenará que cesen los actos flagrantes que contravengan lo preceptuado en esta Ordenanza y deberá impedir que las personas infractoras desobedientes continúen ejecutándolos, sin perjuicio de la sanción que corresponda.

SECCIÓN IV.  Procedimiento

Artículo 54.  Procedimiento sancionador.

1.  La imposición de sanciones se ajustará al procedimiento legal o reglamentariamente establecido para el ejercicio de la potestad sancionadora en esta materia.

2.  Cuando el órgano competente para iniciar el procedimiento sancionador tuviera conocimiento de que los hechos, además de poder constituir una infracción administrativa, pudieran ser constitutivos de una infracción penal, lo comunicará al órgano judicial competente, absteniéndose de proseguir el procedimiento sancionador, una vez incoado, mientras la autoridad judicial no se haya pronunciado.

Durante el tiempo que estuviera en suspenso el procedimiento sancionador, se entenderá suspendido tanto el plazo de prescripción de la infracción como la caducidad del propio procedimiento.

Disposición final.

Esta Ordenanza entrará en vigor a los 15 días de su publicación en el Boletín Oficial de Gipuzkoa.

Urre­txu, a 9 de octubre de 2018.—El alcalde, Jon Luqui Albisua.   (6841)

ANEXO I

Zonas de carteles

Labeaga 33, frente al Kafe 33.

Plaza Areizaga, junto al escenario.

Gernikako Arbola 1, esquina Areizaga.

Junto al ascensor de la plaza Gernika.

Junto a Nekolalde 1.

Junto a Labeaga 9.

Junto a Labeaga 14.

Junto a Labeaga 72.

Labeaga 22.

Junto al puente frente al Liceo.

ANEXO II

Zonas de pancartas

Areizaga - frente a Laboral Ku­txa.

Plaza Gernikako Arbola - terraza sobre estanco.

Iparraguirre 1 - junto a la optica.

Ipeñarrieta 1 - puente.

Ipeñarrieta 32 - acceso bidegorri.

Poligono Mugitegi - acceso junto a Ipeñarrieta 32.