3
ADMINISTRACIÓN LOCAL

AYUNTAMIENTO DE ELGOIBAR

Anuncio

Habiendo sido publicada la aprobación inicial del Regla­mento regulador del piso de acogida municipal para la atención de situaciones de Urgencia Social. y no habiéndose producido reclamación alguna en el plazo legal de exposición pública, de conformidad con lo estipulado con el artículo 49.c de la Ley 7/1985, se entiende definitivamente aprobada.

En consecuencia, se procede a la publicación íntegra del citado Reglamento, conforme a lo previsto en el artículo 70.2 de la Ley 7/1985 Reguladora de las Bases de Régimen Local.

Elgoibar, a 12 de enero de 2017.—La alcaldesa, Ane Beitia Arriola.                (288)

Reglamento regulador del piso de acogida municipal para la atención de situaciones de urgencia social.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El presente reglamento tiene por objeto regular el uso y el acceso al piso de acogida de urgencia de carácter municipal.

Desde el Departamento de Servicios Sociales se han venido recibiendo distintas situaciones de necesidad de alojamiento a las que no se ha podido dar respuesta y que evidenciaban la necesidad de creación y regulación de un recurso de estas características.

Asimismo, la creación y regulación de este recurso viene a responder a las distintas normativas que regulan la competencia del Ayuntamiento en materia de alojamiento de urgencia.

El objetivo de esta vivienda de emergencia social es dar respuesta a situaciones de urgencia/ emergencia definidas en el artículo 2 del presente reglamento mediante el acceso temporal al uso de esta vivienda. La cesión de esta vivienda tiene carácter de prestación de un servicio público y debe atender, por lo tanto, a la normativa que regule la prestación de servicios de las Administraciones Públicas, es decir, la relación de la persona usuaria del piso de emergencia temporal con el Ayuntamiento de Elgoibar o entidad que gestione el servicio no constituirá figura jurídica de arrendamiento. En ningún caso la cesión del piso se realizará por tiempo indefinido.

La Ley 12/2008, de 5 de diciembre de Servicios Sociales, establece, en su artículo 42 que será competencia de los Ayuntamientos en el ámbito de sus respectivos términos municipales, la realización de las siguientes funciones: La provisión de los servicios sociales de atención primaria del Catálogo de Prestaciones y Servicios del Sistema Vasco de Servicios Sociales.

A su vez, el Decreto 185/2015 de 6 de octubre de cartera de prestaciones y servicios del Sistema Vasco de Servicios Sociales desarrolla en su artículo 33 2 a) los servicios y prestaciones, o ayudas económicas de competencia municipal e indica que, dentro de los servicios sociales de atención primaria, entre otros estarán: los Servicio de alojamiento/ pisos de acogida. Existen dos tipos de Servicio de alojamiento o pisos de acogida:

1.    Piso de acogida para la atención de situaciones de urgencia social. En los que se ofrece alojamiento a personas y unidades de convivencia que requieren una estancia de corta duración para poder hacer frente a la carencia de alojamiento derivada de una situación de emergencia o urgencia social.

2.    Piso de acogida para mujeres víctimas de violencia doméstica. En los que se ofrece alojamiento a personas y unidades de convivencia que requieren una estancia de corta duración para poder recuperarse y superar una situación de violencia doméstica siempre que no requiera de medidas de protección.

CAPÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1.    Objeto.

El presente reglamento tiene por objeto regular el uso y acceso al piso de acogida de urgencia de carácter municipal.

1.    El piso de emergencia social está destinado al acogimiento temporal de urgencia y sirve para atender situaciones críticas determinadas por la carencia de alojamiento y/o graves conflictos convivenciales.

2.    Salvo circunstancias especiales este servicio se limita a facilitar alojamiento no ejerciéndose en este piso tutela alguna ni existe en el mismo personal al cuidado de las personas acogidas, si bien se hará un seguimiento de las personas, de la situación que les ha llevado a ocupar esta vivienda y del plan de intervención correspondiente, desde el Departamento de Servicios Sociales.

3.    El mismo piso de emergencia puede ser utilizado simultáneamente para dar solución a problemas de personas y/o unidad convivencial distintas, siempre que las dimensiones y equipamientos del mismo lo permitan. En ningún caso podrá esgrimirse por parte de las personas beneficiarias ningún tipo de derecho sobre la utilización exclusiva de la vivienda en función de su antigüedad en el mismo.

Artículo 2.    Definiciones.

A efectos de este Reglamento se entenderán como situaciones críticas de carencia de alojamiento las derivadas de las siguientes circunstancias:

1.    Desahucios dictados por sentencia judicial firme en procedimientos seguidos ante la jurisdicción civil por falta de pago por insuficiencia de recursos, por necesidad del propietario, por declaración de ruina o similares.

2.    Declaración municipal de ruina inminente de la edificación que sirva de residencia a la persona o personas necesitadas de la acogida.

3.    Catástrofe, incendio, inundación y fenómenos similares que inhabiliten la edificación que sirva de residencia de la unidad familiar.

4.    Conflicto familiar grave que pone en peligro la seguridad física o emocional de las personas.

5.    Personas con necesidad de alojamiento que estén participando en un programa de inserción social con una evolución positiva. En estos casos la estancia en el alojamiento irá condicionada siempre al cumplimiento exhaustivo de las acciones establecidas en el marco del programa individual de atención.

6.    Otras situaciones de emergencia debidamente justificadas mediante informe social.

CAPÍTULO II

DE LAS PERSONAS BENEFICIARIAS

Artículo 3.    Determinación de las personas beneficiarias: Requisitos generales.

Puede ser usuaria de este servicio cualquier persona o unidad de convivencia, residente en Elgoibar, con una antigüedad mínima de 6 meses ininterrumpidos en el padrón, y que se encuentre en alguna de las situaciones señaladas en artículo anterior.

Excepcionalmente, podrán acceder a estos servicios las personas que carezcan del requisito del empadronamiento, cuando motivos excepcionales así lo aconsejen, previo estudio, elaboración de informe social y su aprobación por el órgano competente.

Excepcionalmente, también podrán ser acogidas, previo estudio, elaboración de informe social y su aprobación por el órgano competente, personas de otros municipios en estos alojamientos siempre que así lo solicite el ayuntamiento en el que se encuentren empadronadas las personas solicitantes o institución competente, el cual, además de comprometerse a abonar la tasa procedente, deberá indicar las razones por las que entiende conveniente que el acogimiento de urgencia se realice en Elgoibar. En cualquier caso, para el acogimiento de estas personas se tendrá en cuenta que el ayuntamiento o institución competente solicitante cuente con recursos propios para atender estas necesidades y la reciprocidad en el posible uso por parte de los mismos del Ayuntamiento de Elgoibar.

Artículo 4.    Derechos y Obligaciones de las personas usuarias del servicio.

4.1.  Derechos y obligaciones:

Con carácter general, las personas acogidas disfrutarán de los derechos y obligaciones contemplados en el Decreto 64/2004 de 6 de abril, por el que se aprueba la Carta de derechos y obligaciones de las personas usuarias y profesionales de los servicios sociales en la Comunidad Autónoma del País Vasco y el régimen de sugerencias y quejas.

Serán obligaciones específicas;

1)  Firmar el documento de solicitud de ingreso y de compromiso de cumplimiento de las normas establecidas en este reglamento para el uso y disfrute de la vivienda de acogida.

2)  Efectuar las oportunas gestiones administrativas y/o judiciales y/o de cualquier otro orden necesarias para modificar la situación que ha provocado el uso de estos servicios. En caso de que, a juicio del Departamento de Bienestar Social, sea conveniente, estas medidas podrán explicitarse en el plan de intervención correspondiente que se realizará desde el Departamento de Bienestar Social, que se incluirá como documento anexo al contrato de acogimiento y que formará parte de él.

3)  Aportar la documentación requerida por parte del Departamento de Bienestar Social en el plazo debido.

4)  Responder del cuidado de sus hijos e hijas o de otras personas a su cargo.

5)  Respetar la libertad de pensamiento, opinión, ideología y religión de las personas con las que comparte el recurso.

6)  Cumplir con las medidas acordadas por la entidad responsable del recurso en caso de conflictos o desacuerdos entre las personas acogidas.

7)  Mostrar una conducta basada en el respeto mutuo, la tolerancia y la colaboración con el propósito de facilitar la convivencia entre las personas residentes y con la vecindad, obligándose también a cumplir las normas que rijan la comunidad de vecinos.

8)  Hacer un uso adecuado y respetuoso de los objetos, equipamiento y utensilios a su disposición en la vivienda.

9)  Responder de los daños causados intencionadamente o por negligencia grave, en las dependencias del recurso.

10)  No permitir la ocupación/uso de la vivienda a personas no autorizadas por el Ayuntamiento de Elgoibar, independientemente del tipo de parentesco o relación que tenga con ellas.

11)  No realizar copia de las llaves del servicio ni dejarlas a otra persona. Al finalizar la estancia deberá entregar las llaves a la persona responsable del piso.

12)  No tener animales en el recurso, salvo en los términos contemplados en la Ley 17/1997, de 21 de noviembre, de perros-guía, o en otros casos excepcionalmente autorizados por la entidad de la que depende el recurso.

13)  No desarrollar en el piso actividad lucrativa alguna.

14)  No almacenar materiales antihigiénicos y/o peligrosos, prohibiéndose expresamente la tenencia de armas.          

15)  No realizar ningún tipo de consumo de sustancia sea legal (alcohol, tabaco) o ilegal.

16)  Comunicar al Departamento de Bienestar Social cualquier desperfecto o necesidad de arreglo o mejora en el servicio, prohibiéndose expresamente cualquier intervención en este sentido sin su autorización previa. Únicamente se permitirá el arreglo de una avería por iniciativa de la persona beneficiaria en situaciones urgentes producidas en festivos o fuera del horario de funcionamiento de los Servicios Municipales, en cuyo caso se pondrá en conocimiento de estos en cuanto sea posible y, en cualquier caso, antes de las 72 horas siguientes.

17)  Firmar un inventario de los enseres y ajuar de la vivienda al entrar en el Piso. Al finalizar la estancia se comprobará el inventario, así como el buen estado del Piso y el mobiliario. En caso de desperfecto o de falta de algún bien inventariado la persona usuaria está obligada a cubrir los gastos de su reparación o compra. El plazo y las condiciones en que deberán abonarse estos gastos figurarán en el mismo documento del inventario.

18)  Informar al Departamento de Bienestar Social en caso de ausencias prolongadas.

19)  Pagar la tasa que se haya determinado según lo dispuesto en el presente Reglamento y recogida en la ordenanza fiscal municipal.

20)  Cumplir el plan individual o familiar de atención elaborado desde los servicios sociales de referencia.

21)  Permitir el acceso al personal de servicios sociales u otras personas autorizadas por estos.

CAPÍTULO III

DEL PROCEDIMIENTO DE ACCESO

Artículo 5.    Procedimiento ordinario.

·  Solicitud inicial.

La solicitud inicial de acceso deberá realizarse a través del Servicio de Atención a la Ciudadanía quienes deberán tramitarla con la inmediatez requerida por la urgencia de la situación. La solicitud, realizada en instancia formalizada al efecto, deberá estar firmada por la persona solicitante o su representante legal.

En cualquier momento del proceso, la persona interesada podrá desistir de su solicitud, en cuyo caso deberá hacerlo por escrito. Este hecho conllevará el archivo del expediente.

·  Tramitación y valoración.

La tramitación y valoración de la solicitud será realizada por los/las técnicas de los Servicios Sociales que elaborarán un informe preceptivo que determinará:

— Datos de identificación de la persona o personas a acoger.

— Datos de identificación del resto de la unidad de convivencia.

— Circunstancias que motivan la solicitud de alojamiento establecidas en el artículo 2 de este reglamento.

— Situación económica de la/s persona/s acogida/s.        

— Valoración sobre la conveniencia de conceder el alojamiento y, en caso de que sea favorable, propuesta del tiempo de estancia.

— Intervención profesional a realizar en dicho periodo.

— Compromisos que adquiere la unidad de convivencia acogida.

Dicho informe y toda la documentación necesaria para acreditar las circunstancias que en él se señalen, formarán parte del expediente. En función de la disponibilidad y aplicando el orden de prioridad que a continuación se indica, se elevara la propuesta de resolución al órgano competente.

Como norma general tendrán prioridad en el uso, aquellos casos que se consideren de mayor gravedad y con mayor necesidad de alojamiento.

Una vez estudiada y valorada la solicitud, la propuesta será elevada al órgano competente que emitirá resolución estimando o desestimando la solicitud de cesión del piso de urgencia social.

·  Resolución.

La resolución habrá de producirse en el plazo máximo de 15 días desde la entrada de la solicitud en el Registro municipal.

Transcurrido el plazo previsto en el apartado anterior sin que se haya adoptado resolución expresa y sin perjuicio de la obligación de resolver, se podrá entender desestimada la solicitud a efectos de permitir al interesado la interposición del recurso potestativo de reposición o contencioso-administrativo.

En todo caso, será imprescindible la suscripción de un contrato de cesión de vivienda, así como de un plan de intervención por la persona antes del ingreso. En el supuesto de que el/la solicitante no suscribiera el mencionado documento se entenderá que renuncia al servicio.

Artículo 6.    Procedimiento de urgencia.

Para atender casos de extrema y urgente necesidad, éste podrá ser autorizado de forma provisional por el/la responsable técnico o político del Departamento de Servicios Sociales, una vez suscrito el documento correspondiente, aunque la solicitud no esté debidamente tramitada.

Inmediatamente después se dará inicio al procedimiento ordinario establecido anteriormente para su resolución definitiva, la cual deberá dictarse dentro de los 15 días naturales siguientes a la entrada en el servicio.

En caso de que, tras el ingreso por procedimiento de urgencia, la persona beneficiaria se negara a colaborar en el inicio o trámite del expediente o que, durante este, se comprobara que la resolución debe ser negativa, se le comunicará la obligación de abandonar el servicio en un plazo no superior a 10 días naturales a contar desde la recepción de la notificación. En caso de que no se hiciera así, se procederá al desalojo forzoso de las personas usuarias en la forma prevista en el artículo 9.

Artículo 7.    Duración del acogimiento.

En caso de concesión del servicio, en la resolución del órgano competente deberá figurar la duración del acogimiento, la cual se fijará en función de las características del caso y las posibilidades de solucionar la situación que ha provocado la necesidad del servicio.

Con carácter general la duración podrá ser de 4 meses considerados a partir de la fecha de la firma del contrato. Este plazo sólo podrá ser ampliado mediante resolución del órgano competente en la que se fijará la duración de la prorroga en los supuestos que, previa acreditación de la necesidad, sean informados favorablemente por el Departamento de Bienestar Social. En cualquier caso, la duración máxima de permanencia en la vivienda municipal no podrá superar los 8 meses.

CAPÍTULO IV

EXTINCIÓN DEL ACOGIMIENTO

Artículo 8.    Extinción del acogimiento.

Tras la instrucción del expediente oportuno, y a propuesta del Departamento de Servicios Sociales, se podrá determinar la extinción de la prestación del servicio antes de la fecha prevista para ello mediante resolución del órgano competente, previa audiencia de la persona interesada.

Dicha resolución será notificada a la persona beneficiaria.

El servicio se extinguirá por los siguientes motivos:

— Finalización del tiempo previsto para la acogida.

— Renuncia de la persona usuaria.

— Fallecimiento.

— Desaparición de la causa de necesidad que generó la prestación del servicio.

— Ocultamiento o falsedad en los datos que hayan sido tenidos en cuenta para la concesión del servicio.

— Pérdida de alguno de los requisitos exigidos para acceder al servicio.

— No aportar la documentación que pudiera ser requerida para el seguimiento del servicio.

— Por agresión física o psicológica a otros usuarios o usuarias y al personal del Ayuntamiento.

— Por la demora injustificada en el pago de dos recibos del servicio.

— Por incumplimiento reiterado de otras obligaciones de las personas usuarias previstos en este reglamento, o en el documento que se firme en su caso.

— Por ausentarse sin justificación.

— Por no permitir el acceso al personal de Servicios Sociales u otras personas autorizadas por estos.           

— Por incumplimiento de las normas de funcionamiento interno.

— Por incumplimiento de las acciones a realizar en el marco del Plan Individual familiar de Atención y del contrato de cesión de la vivienda.

Declarada la extinción, la persona usuaria deberá abandonar el servicio en el plazo indicado en la resolución.

Artículo 9.    Desahucio administrativo.

En caso de que, por alguno de los motivos contemplados en este reglamento o por finalización del plazo concedido, las personas que deban abandonar la vivienda se negaran a hacerlo, podrán ser obligadas mediante desahucio administrativo siguiendo los trámites previstos en los artículos 120 y siguientes del Reglamento de Bienes de las Entidades Locales o normativa que le sustituya.

CAPÍTULO V

RÉGIMEN ECONÓMICO

Artículo 10.    Tasas.

Los usuarios/as de estos servicios deberán abonar la tasa que anualmente se fije en la correspondiente Ordenanza Fiscal.

Artículo 11.    Gastos derivados del uso del servicio.      

Serán a cargo del Ayuntamiento, los gastos de comunidad, electricidad, gas, agua, las tasas o impuestos de cualquier tipo relacionados con la tenencia o uso del inmueble, incluida la tasa de recogida de basuras, así como los gastos generados por arreglos, excepto que estos estén motivados por razones imputables a las personas acogidas.       

DISPOSICIÓN ADICIONAL

En todos aquellos supuestos no recogidos en el presente Reglamento o todos aquellos casos especiales que pudieran presentarse no contemplados en el mismo, el departamento de servicios Sociales tendrá plena capacidad para proponer las medidas que considere conveniente en cada caso.