1
DISPOSICIONES GENERALES DEL TERRITORIO HISTÓRICO DE GIPUZKOA

DIPUTACIÓN FORAL DE GIPUZKOA

DEPARTAMENTO DE HACIENDA Y FINANZAS

ORDEN FORAL 270/2015, de 1 de junio, por la que se aprueban los modelos 210, 211 y 213 de declaración del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, se establecen las condiciones generales y el procedimiento para su presentación, y se desarrollan determinadas normas relativas a la tributación de no residentes.

La Orden Foral 29/2011, de 14 de enero, aprobó los modelos 210, 211 y 213 de declaración del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, y estableció determinadas normas relativas a la tributación de no residentes.

El artículo 21 del Concierto Económico aprobado por la Ley 12/2002, de 23 de mayo, define el Impuesto sobre la Renta de no Residentes como un tributo concertado que se regirán por las mismas normas sustantivas y formales que las establecidas en cada momento por el Estado.

No obstante lo anterior, a los establecimientos permanentes domiciliados en el País Vasco de personas o entidades residentes en el extranjero, les será de aplicación la normativa autónoma de este Impuesto de acuerdo con lo establecido en el artículo 14 del citado Concierto.

La disposición adicional séptima del Real Decreto Legislativo 5/2004 de 5 de marzo, que aprueba el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, incorporada por el apartado doce del artículo segundo de la Ley 26/2014, de 27 de noviembre, por la que se modifica la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, aprobado por el Real Decreto Legislativo 5/2004, de 5 de marzo, y otras normas tributarias, ha establecido en la normativa estatal del Impuesto sobre la Renta de no Residentes la exención por reinversión en vivienda habitual aplicable a contribuyentes residentes en un Estado miembro de la Unión Europea, o del Espacio Económico Europeo con el que exista un efectivo intercambio de información tributaria. Con la finalidad de obtener un mayor control sobre estas rentas, en el modelo 210 ha creado dos códigos específicos de tipo de renta para los contribuyentes que apliquen esta exención.

Dicha modificación no está incorporada en la recientemente aprobada Norma Foral 16/2014, de 10 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, pues la aprobación en territorio común de la modificación es posterior a la entrada en vigor de la nueva norma foral. No obstante, por tratarse de rentas obtenidas sin establecimiento permanente, aun no estando incorporada a la normativa foral, la citada modificación es también de aplicación en el ámbito tributario foral.

Además, por lo que respecta a este modelo 210, el Estado ha simplificado determinados procedimientos de declaración y acreditación aplicables en el caso de entidades autorizadas para la gestión colectiva de derechos de la propiedad intelectual, para homogeneizarlos con el previsto para la práctica de determinadas retenciones en los modelos 216, «Impuesto sobre la Renta de no Residentes. Rentas obtenidas sin mediación de establecimiento permanente. Retenciones e ingresos a cuenta. Declaración-documento de ingreso», y 296, «Impuesto sobre la Renta de no Residentes. No residentes sin establecimiento permanente. Declaración anual de retenciones e ingresos a cuenta». Así mismo, las modificaciones persiguen un mayor control sobre las rentas declaradas.

Teniendo en cuenta lo previsto en el Concierto Económico, resulta necesario modificar el citado modelo 210 para incorporar las referidas novedades.

Por otra parte, la reciente aprobación de la Norma Foral 16/2014, de 10 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, aconseja aprobar una nueva orden foral reguladora de los modelos 210, 211 y 213, al objeto de adecuar su contenido al nuevo marco normativo vigente.

Abundando en este aspecto de adecuación regulatoria, señalar que se habilita el modelo 210 como modelo de solicitud de devolución cuando se hubiera ingresado en esta Hacienda Foral cantidades, o soportado retenciones a cuenta por el gravamen especial sobre los premios de determinadas loterías y apuestas, en cuantías superiores a las que se deriven de la aplicación de un convenio para evitar la doble imposición que afecte al contribuyente no residente. Con tal motivo, se incorpora a la orden foral un nuevo artículo regulador de la solicitud, y se añade al modelo 210 un nuevo código identificador del tipo de renta para estos supuestos.

Considerando todo lo anterior, mediante esta nueva orden foral se procede a aprobar los modelos 210 211 y 213, con las modificaciones que se han detallado previamente.

En su virtud,

DISPONGO

Artículo 1.  Aprobación de los modelos 210, 211 y 213.

1.    Se aprueba el modelo 210 «Impuesto sobre la Renta de no Residentes. Rentas obtenidas sin mediación de establecimiento permanente. Autoliquidación», que figura como anexo I adjunto a la presente orden foral.

Consta de tres ejemplares, «Ejemplar para el contribuyente/representante», «Ejemplar para el responsable solidario/retenedor» y «Ejemplar para la Administración».

2.    Se aprueba el modelo 211, «Impuesto sobre la Renta de no Residentes. Rentas obtenidas sin mediación de establecimiento permanente. Retención en la transmisión de bienes inmuebles. Autoliquidación», que figura como anexo II adjunto a la presente orden foral.

Consta de tres ejemplares, «Ejemplar para el adquirente», «Ejemplar para la Administración» y «Ejemplar para el transmitente no residente». El modelo consta asimismo de unos anexos, que se cumplimentarán en el caso de que haya más de un adquirente y/o transmitente.

3.    Se aprueba el modelo 213 «Impuesto sobre la Renta de no Residentes. Gravamen Especial sobre Bienes Inmuebles de Entidades no Residentes. Autoliquidación», que figura como anexo III adjunto a la presente orden foral.

Consta de dos impresos: la «autoliquidación», y la «relación de inmuebles».

Los impresos que componen el modelo constan de dos ejemplares, «Ejemplar para la entidad no residente» y «Ejemplar para la Administración».

Artículo 2.  Obligados a presentar la autoliquidación del Impuesto por las rentas obtenidas en Gipuzkoa sin mediación de establecimiento permanente.

1.    De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 28 de la Norma Foral 16/2014, de 10 de diciembre, del Impuesto sobre la Renta de no Residentes (en adelante norma foral del impuesto) y en el artículo 6 del Decreto Foral 49/1999, de 11 de mayo, por la que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de no Residentes (en adelante reglamento del impuesto), los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de no Residentes que obtengan rentas sujetas al mismo sin mediación de establecimiento permanente están obligados a presentar autoliquidación por dichas rentas.

2.    No obstante lo dispuesto en el apartado 1 anterior, los contribuyentes por este Impuesto no estarán obligados a presentar la autoliquidación correspondiente a las rentas respecto de las que se haya practicado la retención o efectuado el ingreso a cuenta del Impuesto, salvo en el caso de ganancias patrimoniales derivadas del reembolso de participaciones en fondos de inversión regulados en la Ley 35/2003, de 4 de noviembre, de instituciones de inversión colectiva, cuando la retención practicada haya resultado inferior a la cuota tributaria calculada conforme a lo previsto en los artículos 24 y 25 de la norma foral del impuesto, ni respecto de aquellas rentas sujetas a retención o ingreso a cuenta pero exentas en virtud de lo dispuesto en el artículo 14 de la norma foral del impuesto, o en un convenio de doble imposición que resulte aplicable.

3.    En particular, estarán obligados a presentar autoliquidación del impuesto:

a)  Los contribuyentes que obtengan rentas sujetas al impuesto exceptuadas de la obligación de retener e ingresar a cuenta de acuerdo con lo previsto en el artículo 14.3 del reglamento del impuesto.

b)  Las personas físicas no residentes por la renta imputada de los bienes inmuebles a que se refiere el artículo 24.5 de la norma foral del impuesto.

c)  Los contribuyentes que obtengan rendimientos satisfechos por personas que no tengan la condición de obligados a practicar retenciones o ingresos a cuenta.

d)  Tratándose de transmisiones de bienes inmuebles situados en territorio guipuzcoano, los contribuyentes deberán declarar e ingresar, en su caso, el impuesto definitivo, en los términos previstos en el artículo 18.4 del reglamento del impuesto.

4.    Cuando se haya practicado una retención o un ingreso a cuenta sobre la renta del contribuyente superior a la cuota del impuesto, se presentará declaración para solicitar la devolución del exceso sobre la citada cuota, de acuerdo con lo establecido en el artículo 20 del reglamento del impuesto.

5.    Al efectuar la autoliquidación de las rentas obtenidas en territorio guipuzcoano sin mediación de establecimiento permanente, se determinará e ingresará, en su caso, la deuda tributaria correspondiente. En el caso de que sea de aplicación alguna de las exenciones previstas en la normativa del impuesto, se practicará la autoliquidación teniendo en cuenta las mismas.

6.    Cuando las rentas declaradas hayan sido obtenidas por contribuyentes que sean residentes en países con los que España tenga suscrito convenio para evitar la doble imposición y se acojan al mismo, determinarán en su autoliquidación la deuda tributaria aplicando directamente los límites de imposición o las exenciones previstos en el respectivo convenio.

7.    Podrán también efectuar la autoliquidación e ingreso, en su caso, de la deuda tributaria los responsables solidarios definidos en el artículo 9 de la norma foral del impuesto. Además, tratándose de autoliquidación con solicitud de devolución, podrán también presentarlas los sujetos obligados a retener.

Artículo 3.  Contenido del modelo 210.

1.    Podrá autoliquidarse en este modelo cualquier tipo de renta (rendimientos, rentas imputadas de bienes inmuebles, ganancias patrimoniales).

Se utilizará tanto para autoliquidar de forma separada cada devengo de renta como para autoliquidar de forma agrupada varias rentas obtenidas en un período determinado, de acuerdo con las siguientes reglas:

a)  Rentas derivadas de transmisiones de bienes inmuebles: se autoliquidará de forma separada cada devengo de renta. Excepcionalmente, cuando el inmueble objeto de transmisión sea de titularidad compartida por un matrimonio en el que ambos cónyuges sean no residentes, se podrá realizar una única autoliquidación. En el caso de pérdidas, también se deberá presentar esta autoliquidación si se desea ejercer el derecho a la devolución de la retención que hubiese sido practicada.

b)  Resto de rentas: podrán agruparse varias rentas obtenidas por un mismo contribuyente siempre que correspondan al mismo código de tipo de renta, procedan del mismo pagador, les sea aplicable el mismo tipo de gravamen y, además, si derivan de un bien o derecho, procedan del mismo bien o derecho.

En ningún caso las rentas agrupadas pueden compensarse entre sí.

El período de agrupación será trimestral si se trata de autoliquidaciones con resultado a ingresar, o anual si se trata de autoliquidaciones de cuota cero o con resultado a devolver.              

2.    Cuando las rentas declaradas sean rentas imputadas de inmuebles urbanos o rentas derivadas de transmisiones de bienes inmuebles, debe figurar como persona que realiza la autoliquidación el propio contribuyente.

3.    Al tiempo de presentar la autoliquidación, se ingresará la deuda tributaria o se solicitará la devolución resultante de la autoliquidación practicada, utilizando el documento contable correspondiente. Cuando no resulte cantidad a ingresar o a devolver también será necesario cumplimentar el documento contable correspondiente.

Artículo 4.  Plazo de presentación e ingreso del modelo 210.

El plazo de presentación y, en su caso, de ingreso, en función del tipo de renta declarada, será:      

a)  Conforme establece en el artículo 18.4 del reglamento del impuesto, las autoliquidaciones de rentas derivadas de transmisiones de bienes inmuebles se presentarán, con independencia del resultado de la autoliquidación, en el plazo de tres meses una vez transcurrido el plazo de un mes desde la fecha de transmisión del bien inmueble.

Cuando el último día del plazo sea sábado o inhábil, se entenderá prorrogado al primer día hábil siguiente.

b)  Rentas imputadas de bienes inmuebles situados en territorio guipuzcoano a que se refiere el artículo 24.5 de la norma foral del impuesto: el plazo de presentación e ingreso será el año natural siguiente a la fecha de devengo.

Cuando el último día del plazo sea sábado o inhábil, se entenderá prorrogado al primer día hábil siguiente.

c)  Resto de rentas:

1.º  Autoliquidaciones con resultado a ingresar: el plazo de presentación e ingreso será los 25 primeros días naturales de los meses de abril, julio, octubre y enero, en relación con las rentas cuya fecha de devengo esté comprendida en el trimestre natural anterior.

Cuando el último día del plazo sea sábado o inhábil, se entenderá prorrogado al primer día hábil siguiente.

2.º  Autoliquidaciones de cuota cero: el plazo de presentación será del 1 al 25 de enero del año siguiente al del devengo de las rentas declaradas.

Cuando el último día del plazo sea sábado o inhábil, se entenderá prorrogado al primer día hábil siguiente.

3.º  Autoliquidaciones con resultado a devolver: podrán presentarse una vez transcurridos los 25 días naturales siguientes al año natural objeto de declaración, y dentro del plazo de cuatro años. Este plazo resultará aplicable a todas las autoliquidaciones, con independencia de si la devolución deriva de la norma interna o de un convenio para evitar la doble imposición, incluso en aquellos supuestos en los que una orden de desarrollo del convenio fije un plazo inferior. Se entenderá concluido el plazo para la presentación de la autoliquidación en la fecha de su presentación.

Artículo 5.  Medios para efectuar las devoluciones derivadas de las autoliquidaciones del modelo 210.

1.    Las devoluciones se efectuarán mediante transferencia a la cuenta bancaria que se indique en el documento contable y cuya titularidad puede ser una de las siguientes:

a)  La de la persona que realiza la autoliquidación. No obstante, en el supuesto de que se realice la autoliquidación por el representante del contribuyente sólo podrá ser titular de la cuenta bancaria de devolución si se trata del representante legal del contribuyente.

b)  La del propio contribuyente.

2.    Si el titular de la cuenta bancaria de devolución fuese una de las personas que realiza la autoliquidación, bien como responsable solidario, bien como retenedor o como representante legal autorizado, la cuenta bancaria ha de estar abierta en España. Sin embargo, si el titular de la cuenta de devolución es el propio contribuyente, la cuenta puede estar abierta en una entidad de crédito en España o en el extranjero.

3.    En todo caso, en el documento contable se consignará el Código Internacional de Cuenta Bancaria (IBAN) que identifique la cuenta a la que deberá efectuarse la transferencia.

En caso de que se trate de una cuenta abierta en el extranjero, se consignará el Código de la cuenta bancaria, formato IBAN o, en su caso, el código SWIFT/BIC.

Artículo 6.  Documentación que debe adjuntarse al modelo 210.

1.    Cuando se practique autoliquidación aplicando las exenciones previstas en la normativa interna española, por razón de la residencia del contribuyente, se adjuntará un certificado de residencia, expedido por las autoridades fiscales del país de residencia que justifique esos derechos.

Cuando se practique autoliquidación aplicando las disposiciones de un convenio para evitar la doble imposición suscrito por España, se adjuntará un certificado de residencia fiscal expedido por la autoridad fiscal correspondiente que justifique esos derechos, en el que deberá constar expresamente que el contribuyente es residente en el sentido definido en el convenio. No obstante, cuando se practique la autoliquidación aplicando un límite de imposición fijado en un convenio desarrollado por una orden en la que se establezca la utilización de un formulario específico, deberá aportarse el mismo en lugar del certificado.

Cuando se deduzcan gastos para la determinación de la base imponible, por tratarse de contribuyentes residentes en otro Estado miembro de la Unión Europea, o en un Estado miembro del Espacio Económico Europeo con el que exista un efectivo intercambio de información tributaria en los términos previstos en el apartado 4 de la disposición adicional primera de la Ley 36/2006, de 29 de noviembre, de medidas para la prevención del fraude fiscal, además de la documentación acreditativa de los gastos deducidos, se adjuntará un certificado de residencia fiscal en el Estado que corresponda expedido por la autoridad fiscal de dicho Estado.

Los certificados de residencia a que se refiere este artículo tendrán un plazo de validez de un año a partir de la fecha de su expedición. No obstante, los certificados de residencia tendrán una validez indefinida cuando el contribuyente sea un Estado extranjero, alguna de sus subdivisiones políticas o administrativas o sus entidades locales.

2.    Cuando se deduzcan de la cuota retenciones o ingresos a cuenta, se adjuntarán, en todo caso, los documentos justificativos de los mismos.

3.    En el supuesto de autoliquidaciones presentadas por responsables solidarios que sean depositarios de valores, bastará con que los mismos conserven a disposición de la Administración tributaria los certificados de residencia, formularios o declaraciones a que se refiere el número 1 anterior, durante el período de prescripción.

4.    En el caso de autoliquidaciones con solicitud de devolución, se adjuntará un justificante acreditativo de la identificación y titularidad de la cuenta. Además, cuando la devolución se solicite en una cuenta cuyo titular sea el representante legal del contribuyente, será preciso adjuntar el documento que acredite la representación, en el que deberá constar una cláusula que faculte al citado representante legal para recibir la devolución a su nombre por cuenta del contribuyente.

No será preciso adjuntar dicho documento cuando la representación referida en la que conste la citada cláusula haya sido ya acreditada ante la Administración tributaria mediante su inscripción en el Censo de representación en materia tributaria regulado en la Orden Foral 582/2014, de 5 de noviembre, por la que se regula el censo de representación en materia tributaria del Departamento de Hacienda y Finanzas de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

Artículo 7.  Obligación de presentar el modelo 211 y plazo de presentación e ingreso.

1.    Obligación de presentar el modelo 211.

El modelo 211 deberá utilizarse por los adquirentes de bienes inmuebles situados en Gipuzkoa transmitidos por no residentes que actúen sin mediación de establecimiento permanente, a efectos de declarar e ingresar la retención o el ingreso a cuenta, de acuerdo con los artículos 25.2 de la norma foral del impuesto y 18 de su reglamento.

2.    Plazo de presentación e ingreso.

La presentación de la autoliquidación del modelo 211 e ingreso, en su caso, del importe resultante, se efectuará en el plazo de un mes a contar a partir de la fecha de la transmisión del inmueble.

Cuando el último día del plazo sea sábado o inhábil, se entenderá prorrogado al primer día hábil siguiente.

Artículo 8.  Obligación de presentar el modelo 213 y plazos de presentación e ingreso.

1.    Obligación de presentar el modelo 213.

Deberán presentar el modelo 213 las entidades residentes en un país o territorio que tenga la consideración de paraíso fiscal, que sean propietarias o posean en Gipuzkoa, por cualquier título, bienes inmuebles o derechos reales de goce o disfrute sobre los mismos, a las que se refiere el artículo 33 de la norma foral del impuesto.

No obstante, no estarán obligados a presentar dicho modelo los Estados e instituciones públicas extranjeras y los organismos internacionales a que se refiere la letra a) del apartado 5 del indicado artículo.

La autoliquidación se presentará por cada inmueble. A estos efectos, se considerarán inmuebles distintos los que tengan un número fijo catastral diferenciado. Cuando una entidad residente en un país o territorio que tenga la consideración de paraíso fiscal sea propietaria o posea en Gipuzkoa, por cualquier título, más de un bien inmueble u ostente derechos reales de goce o disfrute sobre más de un bien inmueble en Gipuzkoa, presentará un único modelo 213, especificando de forma separada cada uno de los inmuebles en la relación de inmuebles incluida en dicho modelo.

2.    Plazo de presentación e ingreso.

La presentación de la autoliquidación del modelo 213 e ingreso, en su caso, del importe resultante, se efectuará en el mes de enero de cada año, por el gravamen devengado el 31 de diciembre del año inmediato anterior.

Cuando el último día del plazo sea sábado o inhábil, se entenderá prorrogado al primer día hábil siguiente.

Artículo 9.  Formas de presentación de los modelos 210, 211 y 213 y acreditación de la identidad.

1.    Las formas de presentación de los modelos 210, 211 y 213 son las siguientes:

a)  Transmisión electrónica a través de formulario que se pondrá a disposición de los usuarios en la sede electrónica de la Diputación Foral de Gipuzkoa ubicada en la dirección https://www.gfaegoi­tza.eus.

La transmisión electrónica se efectuará a través de Internet, con arreglo al procedimiento previsto en la Orden Foral 1011/2010, de 24 de noviembre, por la que se regula la obligación de efectuar determinados trámites de carácter tributario por vía electrónica.

b)  Soporte papel. El referido soporte se podrá obtener mediante la impresión del archivo PDF que se pondrá a disposición de los usuarios en la sede electrónica de la Diputación Foral de Gipuzkoa ubicada en la dirección https://www.gfaegoi­tza.eus.

2.    Aquellos obligados tributarios que estén incluidos en el artículo 1.1 de la Orden Foral 1.011/2010 antes citada, están obligados a presentar el modelo informativo exclusivamente por vía electrónica.

3.    Los obligados tributarios a los que se alude en las letras a) y b) del artículo 1.1 de la Orden Foral 1.011/2010 anteriormente citada, deberán acreditar su identidad utilizando la firma electrónica reconocida o a través de la clave operativa, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 21 del Decreto Foral 23/2010, de 28 de septiembre, por el que se regula la utilización de medios electrónicos en el ámbito de la Administración Foral.

Las personas o entidades a las que se alude en la letra c) del referido artículo 1.1 de la Orden Foral 1.011/2010, deberán acreditar su identidad a través de la firma electrónica reconocida, con arreglo a lo dispuesto en el artículo 9 y siguientes de la Orden Foral 582/2014, de 5 de noviembre, por la que se regula el censo de representación en materia tributaria del Departamento de Hacienda y Finanzas de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

Artículo 10.  Ingreso o devolución en las declaraciones presentadas a través de medios electrónicos.

1.    Cuando se presente autoliquidación a través de medios electrónicos con resultado a ingresar, el ingreso podrá realizarse mediante domiciliación bancaria o a través de la Pasarela de Pagos.

2.    La domiciliación bancaria se realizará con cargo a una cuenta de titularidad del contribuyente, abierta en una entidad colaboradora en la gestión recaudatoria de los tributos que indique el contribuyente en la autoliquidación presentada. A tales efectos, será de aplicación lo dispuesto en el artículo 30 del Reglamento de Recaudación del Territorio Histórico de Gipuzkoa, aprobado por el Decreto Foral 38/2006, de 2 de agosto.

El obligado tributario hará constar el Código Internacional de Cuenta Bancaria (IBAN) que identifique la cuenta a la que deberá domiciliarse el pago de la deuda tributaria.

3.    El ingreso a través de la Pasarela de Pagos se realizará con arreglo al procedimiento previsto en la Orden Foral 1074/2008, de 11 de diciembre, por la que se regula el pago de ingresos de derecho público de la Diputación Foral de Gipuzkoa a través de la Pasarela de Pagos. Dicho ingreso se podrá efectuar una vez se haya transmitido válidamente la autoliquidación correspondiente.

Sin perjuicio de la posible utilización de la Pasarela de Pagos, al presentar las autoliquidaciones es obligatorio cumplimentar los datos de la cuenta de domiciliación bancaria.

4.    Cuando se presente el modelo 210 con resultado a devolver, se estará a lo dispuesto en el artículo 5 de la presente orden foral.

5.    Cuando se presente el modelo 210 con resultado cuota cero, también se hará constar el Código Internacional de Cuenta Bancaria (IBAN).

Artículo 11.  Lugar y formas de ingreso o devolución en la presentación en papel.

1.    En el caso de autoliquidaciones a ingresar, modelos 210, 211 y 213, la presentación e ingreso se realizará en cualquiera de las entidades autorizadas para actuar como colaboradoras en la recaudación de los tributos (Bancos, Cajas de Ahorro o Cooperativas de Crédito), en los términos previstos en el Reglamento de Recaudación del Territorio Histórico de Gipuzkoa, aprobado por el Decreto Foral 38/2006, de 2 de agosto.

No obstante, cuando deba acompañarse alguna documentación a la autoliquidación del modelo 210, se introducirá ésta en un sobre y se depositará igualmente en la entidad colaboradora.

2.    Cuando se trate de una autoliquidación a devolver, modelo 210, o de cuota cero, modelos 210 y 213, se presentará ante el Servicio de Gestión de Impuestos Directos del Departamento de Hacienda y Finanzas, en cualquiera de sus oficinas de atención ciudadana o en cualquiera de las entidades autorizadas para actuar como colaboradoras en la recaudación de los tributos (Bancos, Cajas de Ahorro o Cooperativas de Crédito), en los términos previstos en el Reglamento de Recaudación, aprobado por el Decreto Foral 38/2006, de 2 de agosto.

Artículo 12.  Rentas obtenidas por medio de establecimiento permanente.

1.    Les será de aplicación lo dispuesto en la presente orden foral a los establecimientos permanentes a que se refiere el artículo 18.5 de la norma foral del impuesto, que determinen el impuesto conforme a lo dispuesto en la letra a) del citado apartado 5.

2.    En el caso de que se transfieran al extranjero rentas obtenidas por una entidad no residente a través de un establecimiento permanente, de acuerdo con lo establecido en el artículo 19.2 de la norma foral del impuesto, se utilizará para efectuar la declaración e ingreso de esta imposición el modelo 210.

La presentación e ingreso del importe resultante deberá efectuarse en este supuesto a través de alguna de las entidades autorizadas, para actuar como colaboradoras en la recaudación de los tributos (Bancos, Cajas de Ahorro o Cooperativas de Crédito), en los términos previstos en el Reglamento de Recaudación, aprobado por el Decreto Foral 38/2006, de 2 de agosto.

El plazo de presentación e ingreso será de los veinticinco primeros días naturales de los meses de abril, julio, octubre o enero, según que la fecha de la transferencia al extranjero de las rentas esté comprendida en el trimestre natural anterior.

Cuando el último día del plazo sea sábado o inhábil, se entenderá prorrogado al primer día hábil siguiente.

3.    En el caso de establecimientos permanentes cuyas operaciones no cierren un ciclo mercantil completo, el porcentaje al que se refiere el artículo 18.4.b).1.ª de la norma foral del impuesto será del 15 por 100.

Artículo 13.  Solicitud de devolución por aplicación de convenio, relativa al Gravamen especial sobre los premios de determinadas loterías y apuestas.

Los contribuyentes no residentes sin establecimiento permanente que hubieran obtenido premios sujetos al Gravamen especial sobre los premios de determinadas loterías y apuestas, cuando hubieran ingresado en la Hacienda Foral cantidades, o soportado retenciones a cuenta de ese gravamen especial exaccionadas por la Hacienda Foral, en cuantías superiores a las que se deriven de la aplicación de un convenio para evitar la doble imposición, podrán solicitar dicha aplicación y la devolución consiguiente mediante la autoliquidación modelo 210 en la forma, lugar, plazos y con la documentación establecidos para dicha autoliquidación.

Artículo 14.  Solicitud de devolución mediante un procedimiento especial de declaración y acreditación en el caso de entidades de gestión colectiva de derechos de la propiedad intelectual.

1.    En el caso de las entidades residentes en España autorizadas para ejercer la gestión colectiva de derechos de la propiedad intelectual, que hayan practicado retenciones aplicando el tipo de gravamen de la normativa interna y que realicen las autoliquidaciones del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, modelo 210, con solicitud de devolución en aplicación de las disposiciones de un convenio para evitar la doble imposición, relativas a rendimientos comprendidos en las liquidaciones de pagos efectuados por esas entidades a otras entidades de gestión colectiva de derechos de naturaleza similar residentes en otros países con las que hayan suscrito contratos de representación, recíproca o unilateral, se podrá utilizar un procedimiento especial de declaración y acreditación siempre que concurran las siguientes condiciones:

a)  Los perceptores sean residentes, en el sentido del convenio, del mismo país que la entidad de gestión colectiva extranjera.

b)  Los rendimientos correspondientes a cada uno de dichos perceptores durante el año natural sean inferiores a 10.000 euros.

La cumplimentación del modelo 210, con solicitud de devolución, se efectuará con agrupación anual, haciendo constar las entidades residentes en España autorizadas para la gestión colectiva de derechos de propiedad intelectual que realizan la autoliquidación en su condición de retenedor, consignando en el apartado destinado al contribuyente a la entidad de gestión colectiva extranjera y señalando como código de tipo de renta el código específico que identifica este procedimiento especial.

2.    A los efectos del cumplimiento de la normativa sobre documentación prevista en el artículo 6.1 de esta orden foral, en lugar de la citada en dicho apartado, podrán adjuntar los siguientes documentos:

a)  Certificado emitido por la entidad de gestión colectiva extranjera que contenga la relación de perceptores, con indicación de que son residentes, en el sentido del convenio, del mismo país del que es residente la entidad extranjera, el importe íntegro de los derechos correspondientes a cada uno de ellos y la suma de esos importes.

b)  Certificado de residencia fiscal de la entidad extranjera expedido por las autoridades fiscales de su país. Este certificado tendrá una validez de un año a partir de su fecha de expedición.

Este procedimiento especial de acreditación se entenderá sin perjuicio de lo dispuesto en las Órdenes de desarrollo de los Convenios para evitar la doble imposición que estén vigentes en el momento del devengo, en las que se establezca, en el procedimiento de devolución, la utilización de un formulario específico o la aportación de un certificado de residencia fiscal. Asimismo, se entenderá sin perjuicio de la facultad de la Administración tributaria de exigir, en su caso, a cualquier beneficiario que perciba rendimientos comprendidos en estos pagos efectuados por entidades de gestión colectiva, la justificación de su derecho a la aplicación del convenio mediante un certificado de residencia fiscal, expedido por las autoridades fiscales del país de residencia, donde conste que es residente en el sentido del convenio.

Disposicion adicional única.  Operaciones en divisas.

A efectos de cumplimentar las autoliquidaciones que se aprueban en la presente orden foral, las operaciones efectuadas en una unidad monetaria distinta del euro deberán convertirse al euro aplicando el tipo de cambio oficial publicado por el Banco Central Europeo y comunicado al Banco de España conforme a lo dispuesto en el artículo 36 de la Ley 46/1998, de 17 de diciembre, sobre introducción del euro, en la fecha en la que se hubiesen devengado los ingresos o producido los gastos correspondientes. Si en dicha fecha no se hubiera publicado oficialmente el tipo de cambio, se tomará el último tipo de cambio oficial publicado con anterioridad.

Si no existe tipo de cambio oficial, se tomará como referencia el valor de mercado de la unidad monetaria.

Disposición derogatoria única.

A partir de la entrada en vigor de esta orden foral se deroga la Orden Foral 29/2011, de 14 de enero, por la que se aprueban los modelos 210, 211 y 213 de declaración del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, se establecen las condiciones generales y el procedimiento para su presentación, y se establecen determinadas normas relativas a la tributación de no residentes.

Disposición final única.

1.    La presente orden foral entrará en vigor el día de su publicación en el Boletin Oficial de Gipuzkoa y será de aplicación a las autoliquidaciones correspondientes a devengos producidos a partir de dicha fecha.

2.    No obstante lo anterior, lo previsto en el artículo 14 será de aplicación a las autoliquidaciones que se presenten en relación con los devengos producidos a partir de 1 de enero de 2014.

San Sebastián, a 1 de junio de 2015.—La diputada foral del Departamento de Hacienda y Finanzas, Helena Franco Ibarzabal.     (5371)

ANEXO I

ANEXO II

ANEXO III