Boletín Oficial de Gipuzkoa

Número 80 Fecha 25-04-2007 Página 11299

4 ADMINISTRACION DEL T.H. DE GIPUZKOA

DFG-DESARROLLO DEL MEDIO RURAL
OF 18 de abril, por el que se modifica la OF de 30 de abril, por la que se desarrolla el DF 34/02, de 11 de junio

DIPUTACION FORAL DE GIPUZKOA

DEPARTAMENTO PARA EL DESARROLLO
DEL MEDIO RURAL

ORDEN FORAL 18 de abril de 2007, por el que se modifica la Orden Foral de 30 de abril de 2003, por la que se desarrolla el Decreto foral 34/2002, de 11 de junio, por el que se establecen los requisitos y medidas a tomar para la utilización de maquinaria en tareas forestales.

La Orden Foral de 30 de abril de 2003, por la que se desarrolla el Decreto foral 34/2002, de 11 de junio, por el que se establecen los requisitos y medidas a tomar para la utilización de maquinaria en tareas forestales establece en su artículo 4.º las características de la maquinaria a emplear y medidas a tener en cuenta en la ejecución de tareas.

En dicho artículo no se menciona la posibilidad de realizar los trabajos mediante concurso de máquinas retroexcavadoras aunque tampoco se niega dicha posibilidad.

En el tiempo transcurrido se ha comprobado que las retroexcavadoras son capaces de realizar el trabajo con suficientes garantías de calidad en el caso de terrenos de pendiente apta para la movilidad de tal maquinaria. El hecho de que dispongan de un brazo móvil conlleva una sensible reducción del tránsito sobre el terreno, minorándose así el impacto que la compactación realiza sobre el mismo. Es necesario sin embargo regular las características de estas máquinas al igual que se realizó con las máquinas empujadoras.

La práctica del subsolado, aunque se mencionara, no se regulaba en dicho artículo. A pesar de ser una técnica apenas utilizada en Gipuzkoa, se estima conveniente su regulación, teniendo en cuenta que sí se utiliza en Territorios limítrofes.

Se ha comprobado, así mismo, que es necesario establecer un límite superior de pendiente por encima del cual no pueda trabajar ninguna máquina autopropulsada a excepción de la denominadas retroarañas. El trabajo realizado por el resto de las máquinas en pendientes elevadas es en la mayoría de los casos deficiente por lo que es conveniente limitar su uso en aras a evitar la degradación del suelo.

Por esta razón y en virtud a lo dispuesto en la Disposición Final Primera del Decreto Foral 34/2002, de 11 de junio, que faculta al Diputado Foral para el Desarrollo del Medio Rural para dictar las disposiciones necesarias para la aplicación y desarrollo de lo dispuesto en el mencionado Decreto,

DISPONGO

Artículo Unico.  Se modifica la Orden Foral de 30 de abril de 2003, por la que se desarrolla el Decreto foral 34/2002, de 11 de junio, por el que se establecen los requisitos y medidas a tomar para la utilización de maquinaria en tareas forestales, en los siguientes aspectos:

El artículo 4.8. queda redactado de la siguiente manera:

En los casos de utilización de máquinas empujadoras, subsoladoras, retroexcavadoras y retroarañas, la empresa autorizada avisará al Guarda Forestal de la zona del comienzo de las labores para comprobar in situ el cumplimiento de las condiciones establecidas.

Se añade un artículo 4.9 con la siguiente redacción:

En el caso de utilizarse máquinas retroexcavadoras estas deberán tener un peso inferior a 15 Tm, ejerciendo una presión sobre el terreno inferior a 0,5 kg/cm².

Se añade un artículo 4.10 con la siguiente redacción:

El subsolado no podrá realizarse en pendientes superiores al 30%, debiendo realizarse según curvas de nivel y sin voltear los horizontes.

Se añade un artículo 4.11 con la siguiente redacción:

Cuando la pendiente del terreno supere el 60% no podrá utilizarse maquinaria autopropulsada a no ser que se trate de retroarañas, en cuyo caso deberán cumplirse las condiciones establecidas.

Disposición Final.

La presente Orden Foral entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Boletin Oficial de Gipuzkoa.

Donostia-San Sebastián, a 18 de abril de 2007.—El diputado foral, Rafael Uribarren Axpe.

(3018)   (4638)