Boletín Oficial de Gipuzkoa

Número 114 Fecha 19-06-1998 Página 8212

7 ADMINISTRACION MUNICIPAL

AYUNTAMIENTO DE LEGAZPI
Reglamento municipal del servicio de Autotaxi

AYUNTAMIENTO DE LEGAZPI

Anuncio

Aprobado definitivamente por el Pleno de la Corporación en sesión del día 3 de junio de 1998, el Reglamento regulador del servicio de Auto-taxi, se publica a continuación el texto completo del citado reglamento en el Boletin Oficial de Gipuzkoa en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 70-2 de la Ley 7/85 de 2 de abril, reguladora de las Bases de Régimen Local y a los efectos en él previstos.

Legazpi, a 5 de junio de 1998.—El Alcalde.

(1239) (5676)

REGLAMENTO MUNICIPAL DEL SERVICIO DE AUTOTAXI

CAPITULO I

OBJETO DE ESTE REGLAMENTO Y CLASIFICACION DE LOS SERVICIOS EN EL REGULADOS

Artículo 1.º

Es objeto de este Reglamento la regulación, dentro del término municipal de Legazpi, del Servicio de Transporte Urbano e Interurbano en Automóviles Ligeros de Alquiler con Conductor.

En la prestación de los servicios regulados en este Reglamento se deberán respetar las normas previstas en la Ley y Reglamento de Ordenación de los Transportes Mecánicos por carretera, cuando los vehículos autorizados realicen servicios de transporte interurbano.

Igualmente deberán adaptarse a dicho Reglamento los Autotaxi cuando sean autorizados para realizar servicios fuera del término municipal.

Artículo 2.º

Los servicios a que se refiere este Reglamento podrán establecerse bajo la siguiente modalidad:

Clase A) Auto-Taxis: Los vehículos que ordinariamente prestan servicios medidos por contador taxímetro en todo el término municipal.

Sección 1.º  Normas Generales.

Artículo 3.º

El vehículo adscrito a la licencia local que faculta para la prestación de cualesquiera de los servicios al público que se regulan en este Reglamento, figurará como propiedad del titular de la misma en el Registro de la Dirección General de Tráfico y en el que a tal efecto se lleve en este Ayuntamiento.

Este Libro-Registro se llevará por Secretaría y órgano que en su caso le sustituya dentro de la organización municipal.

Artículo 4.º

Los titulares de la licencia municipal podrán sustituir el vehículo adscrito a la misma por otro. Sin embargo, 20 días antes de que el nuevo vehículo pueda comenzar a prestar el servicio correspondiente, deberá comunicarse al Ayuntamiento sus características, condiciones técnicas, marca y modelo y, en caso de que sea requerido para ello, ser presentado al Servicio Técnico Municipal que la Alcaldía determine a fin de comprobar las condiciones técnicas de seguridad y de conservación que se estimen necesarias y convenientes para la prestación del servicio.

Transcurridos 20 días naturales desde que el titular de la licencia puso en conocimiento del Ayuntamiento las circunstancias indicadas del nuevo vehículo, sin que por parte municipal se resuelva al respecto, se entenderá que el vehículo puede comenzar a prestar servicio.

Artículo 5.º

La pérdida, inutilización o transmisión por actos intervivos de los vehículos automóviles de alquiler con independencia en este último caso de la licencia municipal a que estén afectos, llevan implícita la anulación de ésta, salvo que en el plazo de 3 meses de efectuada la transmisión, denunciada la pérdida o producida la inutilización para el servicio, el titular de la licencia aplique ésta a otro vehículo de su propiedad contando para todo ello con la previa autorización a que se refiere el artículo anterior.

De no producirse esta autorización expresa o tácita en el citado plazo de 3 meses, dará lugar a la anulación indicada.

Artículo 6.º

Los automóviles a que se refiere este Reglamento deberán estar provistos de:

—Carrocería cerrada con puertas de fácil acceso y funcionamiento que facilite la maniobra con suavidad.

—Las dimensiones mínimas y las características del interior del vehículo y de los asientos serán las precisas para proporcionar al usuario la seguridad y comodidad propias de este tipo de servicio.

—Las puertas deberán hallarse dotadas del mecanismo conveniente para accionar sus vidrios a la voluntad del usuario.

—Tanto en la puerta como en la parte posterior del vehículo llevará el número suficiente de ventanillas para conseguir la mayor visibilidad, luminosidad y ventilación posibles, provistas de vidrios transparentes e inastillables.

—En el interior habrá instalado el necesario alumbrado eléctrico e irá provisto de un extintor de incendios.

—Las anteriores características serán objeto de revisión, tanto al comienzo de la puesta en servicio de cada vehículo como anualmente en la fecha que se determine y las resoluciones que a tal efecto se adopten deberán estar debidamente razonadas y con el informe de los Servicios Técnicos Municipales correspondientes. Con caracter extraordinario y en cualquier momento y lugar estos Servicios Técnicos podrán someter a revisión cualquier vehículo y de no reunir las condiciones exigidas por este Reglamento, será iniciado expediente sancionador sin perjuicio de la retirada inmediata del servicio que se acuerde por la Corporación, hasta que sea reparada la deficiencia, se supere nuevo reconocimiento técnico. La desobediencia a esta orden se conceptuará como falta grave.

En el supuesto de que los vehículos a que se refiere este Reglamento cuenten con comunicación por radio, podrá el Ayuntamiento disponer el establecimiento de sistemas de conexión con la Policía Municipal.

Las revisiones extraordinarias de vehículos ordenadas por las Autoridades antes señaladas podrán realizarse en cualquier momento, sin que produzcan liquidación ni cobro de tasa alguna, aunque sí pueden motivar, en caso de infracción, la sanción procedente.

Artículo 7.º

Ningún vehículo destinado al servicio público podrá tener potencia inferior a 9 HP Fiscales ni capacidad menor de cinco viajeros, incluído el conductor.

Igualmente, aquellos vehículos que sean adscritos por primera vez al servicio público no podrán tener una antigüedad superior a cinco años desde la fecha de matriculación.

Artículo 8.º

1.Deberá someterse a autorización o licencia del Ayuntamiento la colocación de anuncios publicitarios en el interior del vehículo que, en ningún caso, ocuparán una superficie mayor de 40 cm2 y siempre que no impida la visibilidad frontal, lateral o trasera del vehículo.

2.La publicidad exterior quedará sujeta a lo dispuesto en el Código de la Circulación y a las restantes normas sobre identificación de los Auto-Taxis que se contienen en el presente Reglamento o que pudieran dictarse por otros organismos competentes en la materia.

3.La Corporación determinara la autorización y las características que deben reunir la publicidad con el fin de lograr una uniformidad estética para todos los vehículos los servicios auto-taxis.

4.Las exacciones por publicidad se regularán en Ordenanza u Ordenanzas específicas.

5.Queda prohibida la colocación en el interior o exterior de los vehículos de cualquier anuncio, indicación o pintura, distintos de los autorizados.

6.  El incumplimiento de lo ordenado en el presente artículo traerá consigo la iniciación del procedimiento sancionador oportuno calificándose la infracción dentro de las calificadas como graves, apartado b), artículo 34 de este Reglamento.

Sección 2.ª  De las licencias.

Artículo 9.º

Para la prestación de los servicios al público que se regulan en el presente Reglamento será condición precisa estar en posesión de la correspondiente licencia municipal.

La solicitud de licencia se dirigirá por el interesado al Iltmo. Sr. Alcalde-Presidente de la Corporación, acreditando las condiciones personales y profesionales, así como la marca y modelo del vehículo y, en su caso, la homologación y grupo por el que se solicita.

Terminado el plazo de presentación de solicitudes referentes al número de licencias creadas o dejadas vacantes por su anterior titular, el Ayuntamiento publicará la lista en el Boletin Oficial de Gipuzkoa, al objeto de que los interesados y las Asociaciones Profesionales de Empresarios y Trabajadores puedan alegar lo que estimen procedente en defensa de sus derechos, en el plazo de quince días.

El Ayuntamiento resolverá a través de la Comisión de Gobierno la concesión de licencias a favor de los solicitantes con mayor derecho acreditado, conforme a lo previsto en la Sección I del Capítulo III de esta norma.

En el supuesto de que la adjudicación de licencia se realizara mediante concurso, el procedimiento se someterá a las normas de contratación local.

Artículo 10.º

El otorgamiento de nuevas licencias municipales vendrá determinado por necesidad y conveniencia del servicio a prestar al público.

Para acreditar dicha necesidad y conveniencia se analizará:

a)La situación del servicio en calidad y extensión antes del otorgamiento de nuevas licencias.

b)El tipo, extensión y crecimiento de los diferentes núcleos de población en el área afectada por el servicio.

c)Las necesidades reales de un mejor y más extenso servicio.

d)La repercusión de las nuevas licencias a otorgar en el conjunto del transporte y la circulación viaria.

En el expediente que a dicho efecto se tramite se solicitará informe de la Dirección General de Transportes de la Excma. Diputación Foral u órgano que asuma sus competencias y se dará audiencia a las Asociaciones Profesionales de Empresarios y Trabajadores representativas del sector y a las de los consumidores y usuarios por plazo de quince días. Esta audiencia se realizará a través del correspondiente anuncio en el Boletin Oficial de Gipuzkoa, sin que sea necesaria notificación individualizada.

Artículo 11

Sobre el modo de ejercicio de las licencias municipales se observarán las reglas siguientes:

1.  Todas las licencias llevan implícita la condición de que los vehículos tendrán que ser conducidos exclusivamente por su titular, produciéndose, en caso contrario, la automática revocación.

2.  Fuera del caso anterior, podrá solicitarse, asimismo, del Ayuntamiento autorización para poder prestar el servicio mediante conductor asalariado en caso de incapacidad, enfermedad u otra causa de necesidad siempre que sea debidamente acreditada y tenga caracter temporal no superior a seis meses.

A tales efectos, será necesaria la obtención del permiso local de conducir regulado en el Art. 23 de este Reglamento.

La Alcaldía establecerá la modalidad de control de las citadas causas según cada caso.

Artículo 12.º

Los titulares de las licencias estarán obligados a comunicar al Ayuntamiento dentro de los tres días siguientes a su inicio, las incidencias que se vayan produciendo relativas a sus vehículos y conductores, tales como paralizaciones del servicio por enfermedad, accidentes y ausencias del término municipal con servicios interurbanos por tiempo mayor de 24 horas, con indicación del punto de destino y fecha de regreso.

De no prestar declaración de las referidas ausencias de la ciudad, serán consideradas como no prestación del servicio con sometimiento a la sanción correspondiente.

Artículo 13.º

Por resolución de la Alcaldía, se fijarán, previa audiencia no vinculante de las Asociaciones representativas de la modalidad que se trate, las paradas para los vehiculos auto-taxis, con indicación del número máximo de los que puedan concurrir a cada una, forma en que deban estacionarse y orden de tomar los viajeros.

Sección 3.ª  De las tarifas.

Artículo 14.º

El régimen tarifario aplicable a los servicios urbanos regulados en este Reglamento se fijará por el Pleno o, en su caso, por la Comisión de Precios de Euskadi, previo expediente en el que serán oídos por un plazo de quince días hábiles, anunciado en el Boletin Oficial de Gipuzkoa, las Asociaciones Profesionales de Empresarios y Trabajadores representativos del sector y las de los Consumidores y Usuarios.

Las tarifas en cada caso de aplicación deberán ir expuestas en euskera y castellano en el interior del vehículo de forma visible para el usuario.

A tal efecto, deberá adosarse al lado derecho del salpicadero del vehículo y en la parte posterior y superior de uno de los asientos anteriores, una chapa metálica o cartón plastificado en el que se contengan grabadas la tarifas.

Será potestativa la admisión de animales en los vehículos, y sobre los mismos se establecerá el correspondiente suplemento de tarifa.

Las tarifas referidas serán de obligada observancia para los titulares de las licencias, los conductores de los vehículos y para los usuarios.

Al final de la prestación de cada servicio, el conductor del vehículo deberá extender recibo de su importe, a requerimiento del usuario, en que pueda expresar el titular de la licencia el recorrido efectuado, importe cobrado y fecha, con la firma del conductor.

Artículo 15.º

La revisión de las tarifas se realizará con arreglo al procedimiento establecido en el artículo anterior para su autorización.

Sección 4.ª  De los Auto-taxis.

Artículo 16.º

Los auto-taxis deberán ir provistos de un aparato taxímetro debidamente comprobado y precintado situado en la parte delantera del interior de la carrocería, de forma que en todo momento resulta completamente visible para el viajero la lectura de la tarifa o precio, debiendo estar iluminado desde el anochecer hasta el amanecer.

En todo momento los Servicios Técnicos Municipales podrán comprobar los siguientes extremos:

a)Que el aparato, por el lugar que ocupa en el vehículo, indica en forma visible a distancia si el vehículo está libre o alquilado.

b)Que marca clara y exactamente las cantidades devengadas por el vehículo alquilado como importe del viaje, con arreglo a las tarifas oficiales en vigor, tanto para los recorridos efectuados, tiempo de parada o espera, cuanto, separadamente, por los servicios suplementarios prestados.

c)El buen estado de los precintos oficiales.

d)Que el diámetro de las cubiertas de las ruedas es el indicado en la última verificación oficial que conste en la libreta que acompaña al aparato.

e)Que la funda protectora del cable de accionamiento no presente rotura alguna.

f)Que el aparato esté colocado a la vista del viajero, de forma que éste, sin esfuerzo alguno, desde su asiento, pueda observar y comprobar el salto de las cantidades según efectúa el recorrido.

g)Que la banderita mecánica que indica Libre permanece en posición vertical mientras el automovil está desalquilado y se baja en el momento en que empieza a funcionar.

h)Que el aparato no presente orificios, abolladuras o señales de violencia en su caja y que el cristal no esté roto.

Los aparatos taxímetros se revisarán e inspeccionará cuantas veces lo establezca la Alcaldía o cualquier otra Autoridad competente en la materia.

Cuando un aparato taxímetro presente señales de haber sido golpeado o forzado, serán responsables el conductor del vehículo en que vaya instalado y su propietario, en el caso de que sean distintas personas; aplicándoseles la sanción correspondiente a faltas graves, que pueden llegar, en caso de reincidencia, a la retirada definitiva de la licencia para ejercer la actividad.

En caso de accidente o desperfectos en el vehículo que de alguna manera puedan afectar al aparato taxímetro, deberá darse cuenta al Ayuntamiento por el titular de la licencia, en el plazo de tres días, para que pueda someterse a inspección el vehículo o se soliciten las pruebas de funcionamiento que se estimen procedentes.

Cualquier persona, entidad o asociación directamente afectada, podrá denunciar ante el Ayuntamiento su sospecha o presunción de que determinado vehículo no tiene en correcto funcionamiento su aparato taxímetro, y por el Ayuntamiento se incoará expediente al respecto.

En la regulación de las tarifas podrán computarse los servicios fuera del término municipal mediante importe kilométrico, exceptuándose la tarifación por taxímetro.

Artículo 17.º

El aparato taxímetro entrará en funcionamiento al bajar la bandera o elemento mecánico que la sustituya. La posición de punto muerto interrumpirá la continuidad del contador definitivamente al finalizar el servicio o provisionalmente durante el tiempo de accidente, avería, reposición de carburante u otros motivos no imputables al usuario, debiendo poder volver a funcionar dicho aparato, después de resuelto el incidente, sin necesidad de proceder a bajar de nuevo la bandera.

Artículo 18.º

Como distintivos externos característicos del servicio a que se hallan adscritos llevarán los siguientes:

1.Dos placas con las iniciales S.P. en la parte anterior y posterior del vehículo de 150 x 75 milímetros (la anchura y la altura de las letras, respectivamente, será de 45 x 75 mm.).

2.En la parte exterior central delantera del techo del vehículo llevará un aparato con la palabra «TAXI» que durante la noche irá iluminado.

3.En las puertas delanteras llevará el número correspondiente a su licencia municipal, pintado de color azul y en caracteres arábigos, de 7 centímetros de altura y ancho proporcionado.

4.En ambas puertas delanteras de los vehículos se fijarán escudos del municipio de Legazpi, de las características establecidas por los Servicios Técnicos Municipales.

Artículo 19.º

Los vehículos afectos a las licencias podrán realizar servicios de caracter interurbano siempre que cuente para ello con la preceptiva autorización de la Dirección General de Transporte de la Excma. Diputación Foral u órgano competente.

Artículo 20.º

El vehículo auto-taxi provisto de licencia municipal está obligado a concurrir diariamente a las paradas para la prestación de los servicios de su clase.

Para su prestación más racional del servicio podrán establecerse y regularse turnos obligatorios, si de los estudios técnicos o de las pruebas experimentales que se realicen se desprende la conveniencia de esta organización.

Artículo 21.º

Durante la prestación del servicio los conductores deberán ir provistos de los siguientes documentos:

a)Referentes al vehículo:

—Licencia.

—Placa con el número de la licencia municipal del vehículo y la indicación del número de plazas del mismo.

—Pólizas de seguro en vigor.

—Permiso de circulación del vehículo.

b)Referentes al conductor:

—Carnet de conducir de clase exigida por el Código de Circulación para este tipo de vehículos.

—Permiso de circulación del vehículo.

c)Referentes al servicio:

—Libro oficial de reclamaciones.

—Un ejemplar de este Reglamento en la Edición Oficial.

—Direcciones y emplazamientos de casas de socorro, sanatorios, comisarías de policía, bomberos y demás servicios de urgencia.

—Plano y callejero del municipio.

—Talonarios-recibo autorizados por el Ayuntamiento, referentes a la cuantía total recibida, de las horas de espera, de las salidas del término municipal y demás conceptos tarifables, los cuales podrán ser exigidos por los usuarios y comprobados en las revisiones periódicas.

—Modelo Oficial de la Tarifa vigente.

Artículo 22.º

Dentro del territorio del término municipal, los Auto-taxis indicarán la situación de Libre a través del parabrisas con el cartel en el que conste esta palabra, debiendo ser el rótulo en color blanco de 30 x 12 centímetros, en el que con caracteres de 5 x 3,5 centímetros de altura y anchura se leerá Taxi Libre y debajo, en euskera, la palabra Hutsik.

Por la noche, llevarán encendida la luz verde conectada con la bandera o elemento mecánico que la sustituya para el apagado o encendido de la misma, según la situación del vehículo.

La lampara de dicha luz tendrá al menos 4 centímetros de diámetro y deberá ir situada en la parte superior derecha del parabrisas.

CAPITULO III

DE LOS TITULARES Y DEL PERSONAL AFECTO AL SERVICIO

Sección 1.ª  Requisitos generales.

Artículo 23.º

Todos los vehículos automóviles adscritos al servicio público regulado en este Reglamento, deberán ser conducidos exclusivamente por quienes se hallen en posesión de la correspondiente licencia o, tratándose de sustitución temporal necesaria del titular por tercero, permiso local de conducir tales vehículos de servicio público.

A tal efecto, y por necesidades del servicio a estimar por el Ayuntamiento, podrá celebrarse un examen de aptitud para la conducción de un vehículo-taxi que permita otorgar derecho al permiso.

Este permiso, válido unicamente para cada sustitución puntual y expedido por el Sr. Alcalde del Ayuntamiento podrá ser concedido a quienes, solicitándolo, superen las correspondientes pruebas de aptitud, y en todo caso, reúnan los siguientes requisitos:

1.Hallarse en posesión del permiso de circulación de la Clase B-2 o superior a ésta, expedido por la Jefatura de Tráfico.

2.No padecer enfermedad infecto-contagiosa o impedimento físico que imposibilite o dificulte el normal ejercicio de la profesión.

3.Aquellos otros que disponga el Código de Circulación o que expresamente se señalen con caracter general por los organismos competentes.

Las pruebas de aptitud a que podrán ser sometidos los aspirantes a obtener el permiso local de conducir consistirán:

I.  Prueba teórica:

a)En contestar a cuatro preguntas sobre ocho relativas a situación de calles, plazas y monumentos de Legazpi y pueblos limítrofes.

b)En la correcta realización de dos itinerarios sobre cuatro supuestos, en los que los puntos de salida y llegada y recorrido deberán explicarse con los nombres propios de calles, plazas o monumentos y edificios contenidos en el trayecto.

(Los supuestos contenidos en los dos apartados anteriores serán propuestos mediante sorteo).

c)En contestar a tres sobre cinco preguntas relativas al Reglamento Municipal de los Servicios Urbanos e Interurbanos de Transportes con Vehículos Ligeros, Bandos, Normas o Instrucciones del Ayuntamiento en materia de circulación y relaciones que deben guardar con el público y Agentes de Circulación.

II.  Prueba práctica:

Se realizará practicando, sin error, la conducción de un automóvil que reúna las características exigidas por este Reglamento en un itinerario de los dos señalados previamente.

Sección 2.ª  De la forma de prestar el servicio.

Artículo 24.º

Sin perjuicio de la organización del servicio público al que hace referencia este Reglamento, el Ayuntamiento podrá establecer las medidas de organización y ordenar el servicio en materia de horarios, calendarios, descansos y vacaciones, oídas las Asociaciones Profesionales de Empresarios y Trabajadores.

Artículo 25.º

Inmediatamente de las condiciones laborales reguladas por la legislación pertinente, los conductores de vehículos comprendidos en este Reglamento vienen obligados a cumplir escrupulosamente las condiciones del mismo.

Los conductores están obligados, salvo casos de extrema gravedad o urgencia a atender el primer cliente que se encuentre en la parada y a que el servicio sea prestado por el orden de llegada a los vehículos.

Artículo 26.º

El conductor solicitado personalmente o por vía telefónica para realizar un servicio en la forma establecida no podrá negarse a ello sin causa justa.

Tendrán la consideración de causa justa:

1.Ser requerido por individuos perseguidos por la autoridad.

2.Ser solicitado para transportar un número de personas superior al de las plazas autorizadas para al vehículo.

3.Cuando cualquiera de los viajeros se halle en estado de embriaguez manifiesta o intoxicación por estupefaccientes, excepto en los casos de peligro grave o inminente para su vida o integridad física.

4.Cuando la naturaleza y caracter de los bultos, equipajes o animales de que sean portadores puedan deteriorar o causar daños en el interior del vehículo.

5.Cuando sea requerido para prestar el servicio por vías intransitables que ofrezcan peligro para la seguridad e integridad tanto de los ocupantes y del conductor como del vehículo.

En todo caso, los conductores observarán con el público un comportamiento correcto y a requerimiento del usuario deberán justificar la negativa ante un Agente de la Autoridad.

Artículo 27.º

Los conductores no podrán impedir que los clientes lleven en el coche maletas u otros bultos de equipaje normal, siempre que quepan en el portamaletas del vehículo o en el interior del mismo si se trata de pequeños bultos o carteras de mano, siempre que no causen deterioro en el vehículo.

Los conductores podrán llevar en el interior del vehículo un cartel que prohíba fumar a los usuarios. Del mismo modo, deberán los conductores abstenerse de fumar durante el tiempo que dure el servicio contratado por el viajero.

Artículo 28.º

Cuando los viajeros abandonen transitoriamente el vehículo por ellos alquilado y los conductores deban esperar el regreso de aquéllos, podrán recabar de los mismos, a título de garantía, el importe del recorrido efectuado más media hora de espera en zona urbana y una en descampado, y agotados dichos plazos deberán considerarse desvinculados del servicio.

Cuando el conductor haya de esperar a los viajeros en lugares en los que el estacionamiento esté prohibido o sean de duración limitada, podrán reclamar a éstos el importe del servicio efectuado, sin obligación por su parte de continuar la prestación del mismo.

Artículo 29.º

En caso de accidente o avería que hagan imposible la continuación del servicio de auto-taxi, el viajero —que podrá pedir la intervención de un agente de la autoridad que lo compruebe— deberá abonar el importe del servicio hasta el momento de la avería o accidente, descontando la bajada de bandera.

En el mismo supuesto, pero en servicios prestados de caracter interurbano, el viajero podrá elegir entre esperar a la reparación de la avería, en el caso de que ello sea posible, o dar por terminado el servicio, debiendo abonar su importe hasta dicho momento.

Artículo 30.º

El servicio se prestará inicialmente desde las paradas establecidas al efecto. Tales paradas, debidamente señaladas con arreglo a lo dispuesto en el Código de Circulación, serán dispuestas por la Alcaldía, pudiendo modificarlas de lugar, o bien aumentar o disminuir la capacidad o disposición de los aparcamientos de los vehículos, siempre que lo estime oportuno y pudiendo para ello solicitar informe previo de las Asociaciones Profesionales del sector.

El itinerario seguido en cada servicio será el que suponga menor distancia entre los puntos de salida y llegada, salvo indicación en contra del viajero.

Sección 3.ª  Caducidad y revocación de las licencias.

Artículo 31.º

La licencia caducará por renuncia expresa del titular así como por fallecimiento, jubilación o incapacidad total o absoluta del mismo.

Por otra parte, serán causas por las cuales las entidades locales declararán revocadas y retirarán las licencias a sus titulares las siguientes:

a)Dejar de prestar servicio al público durante 30 días consecutivos o 60 alternos durante un periodo de un año, salvo que se acrediten razones justificadas y por escrito ante la Corporación Local.

b)No tener el titular de la licencia concertada la Póliza de Seguros en vigor.

c)Si transcurren tres años sin que se haya realizado ninguna revisión periódica del vehículo.

d)El arrendamiento, cesión en precario o apoderamiento de las licencias que supongan una explotación no exclusiva de la licencia, sin perjuicio de la sustitución temporal prevista en el art. 11, apartado 2.º de este Reglamento.

e)El incumplimiento de las obligaciones inherentes a la licencia y demás disposiciones que hagan referencia a la propiedad del vehículo.

f)Conducir el vehículo en estado manifiesto de embriaguez.

g)Haber recaído resolución o sentencia firme sobre infracciones determinadas en el Código de Circulación que sean considerados muy graves, así como la manifiesta desobediencia a las órdenes de Alcaldía en materia de este Reglamento.

h)La comisión de delitos calificados como dolosos por el Código Penal, con ocasión o motivo del ejercicio de la actividad a que se refiere esta norma.

i)La transmisión de la licencia a tercero, por cualquier título.

La revocación de la licencia se acordará por el Ayuntamiento previa la tramitación del expediente procedente de acuerdo con lo establecido en el Título IX de la Ley 30/1992 de 26 de Noviembre y el Real Decreto 1.398/1993 de 4 de Agosto, del Reglamento de ejercicio del procedimiento de la potestad sancionadora.

Sección 4.ª  Responsabilidad de los titulares de licencia y conductores.

Artículo 32.º

Las infracciones que con ocasión de tener la titularidad del ejercicio de la actividad propia del servicio regulado en este Reglamento, o por sus conductores, se cometen contra lo dispuesto en este Reglamento o en Bandos y Resoluciones complementarias del mismo, serán sancionadas por la Alcaldía.

De toda sanción impuesta a los titulares de licencias o conductores se tomará nota en el expediente del interesado.

Artículo 33.º

Las faltas o infracciones en relación con este Reglamento se considerarán como leves, graves o muy graves, atendiendo a su importancia.

Sin perjuicio de las calificaciones que consten en otros artículos de este Reglamento, se realiza con caracter general la siguiente relación:

Infracciones de los titulares de licencias y conductores.

Tendrán caracter de leves:

a)Descuido en el estado general y aseo interior del vehículo.

b)La conducción del automovil por persona que, contando con el permiso municipal, no lo tenga para el vehículo que conduce.

c)La falta de prestación del servicio por tiempo de hasta una semana, sin estar averiado el vehículo o sin causa justificada.

d)Las salidas del término municipal sin permiso en los casos que éste sea exigible.

e)Descuido en el aseo personal.

f)Fumar dentro del vehículo transportando viajeros.

g)Negativa a prestar el servicio fuera de los casos enumerados en el artículo 25.

h)No observar el orden de espera o llamada de los usuarios.

i)La falta de cortesía con los viajeros.

j)No verificar los servicios por el recorrido más corto o no seguir el itinerario deseado por el viajero, salvo caso justificado.

k)Discusiones entre compañeros de trabajo en las paradas y dentro del servicio.

l)Llevar el aparato taxímetro tapado o con la bandera bajada si no está alquilado el vehículo.

Tendrán la consideración de graves:

a)Carecer de cualquiera de los documentos que el presente Reglamento exige en el Artículo 21.

b)Poner en servicio el vehículo no encontrándose en condiciones reglamentarias.

c)El no poner en conocimiento de la Alcaldía las causas que impidan la prestación del servicio por más de una semana dentro de las doce horas siguientes a la producción de dicha causa.

d)El no reparar, en el plazo concedido, las deficiencias que se observen en el vehículo al pasar las revisiones anuales, o en cualquier otro momento que indique el Ayuntamiento.

e)El no prestar servicio con el vehículo durante los turnos que pudieran señalarse por el Ayuntamiento, incumplir dichos turnos o simular cualquier causa para sustraerse a dicha obligación.

f)No tener verificado el aparato taxímetro y en perfecto estado sus elementos accesorios.

g)No verificar las reparaciones necesarias para la seguridad de las personas transportadas.

h)La inasistencia a las paradas, sin causa justificada.

i)Recoger viajeros en distinto término municipal.

j)Cometer cuatro faltas leves en un periodo de dos meses o diez en el de un año.

k)El empleo de palabras o gestos contrarios a la moral o buenas costumbres y las amenazas leves a los viajeros, viandantes o conductores de otros vehículos.

l)El no presentar el Libro de Reclamaciones o la documentación del vehículo y la personal cuando a ello sea requerido por los viajeros o por los Agentes de la Autoridad.

ll)La condena en juicio de faltas con ocasión o con motivo de actos del servicio o actividad contemplada en este Reglamento.

m)Mantener en horario de prestación de servicios detenido el vehículo en vías insuficientemente iluminadas o en parajes solitarios sin tener encendidas las luces reglamentarias.

n)No retirar del servicio el vehículo cuando lo ordena la Alcaldía conforme al Artículo 5.º de este Reglamento.

ñ)La desobediencia a órdenes legítimas que le sean efectuadas por los Agentes de la Autoridad en relación con el servicio.

Tendrán la consideración de muy graves:

a)Cometer cuatro faltas graves en el periodo de un año.

b)La manifiesta desobediencia a las órdenes de la Alcaldía en materia de este Reglamento.

c)La transferencia de las licencias o cesión o alquiler del vehículo para el ejercicio de la actividad por un tercero. La simulación podrá ser apreciada por la Alcaldía a la vista de las pruebas existentes.

d)Continuar prestando servicio con vehículo que haya sido retirado del mismo.

e)La Comisión de delitos calificados por el Código Penal como dolosos, con ocasión o con motivo del ejercicio de la actividad o profesión a que hace referencia este Reglamento.

f)El cobro a los usuarios de cantidades que excedan de las tarifas vigentes o inferiores a las mismas.

g)Abandonar al viajero sin rendir el servicio para el que fue requerido, sin causa justificada.

h)Prestar servicio cuando el aparato taxímetro presente señales de haber sido forzado o golpeado.

i)El conducir en estado de embriaguez.

j)Retener los objetos abandonados o perdidos en los vehículos por más de 24 horas sin depositarlos en la Inspección de la Policía Municipal o a disposición de cualquier otra Autoridad competente.

k)Las infracciones determinadas en el Código de Circulación y la manifiesta desobediencia a las órdenes de la Alcaldía en materia de este Reglamento.

l)Conducción del vehículo por tercero, con permiso local para sustituir al titular, por espacio de más de seis meses, sin causa justificada.

Artículo 34.º

Las sanciones con que puede castigarse las faltas tipificadas en el artículo anterior, serán las siguientes:

a)Para faltas leves:

—Amonestación

—Suspensión de la licencia o del permiso local hasta quince días.

—Multa en la cuantía de 1.000 a 5.000 pts

b)Para faltas graves:

—Suspensión de la licencia o del permiso local de conductor de 16 días a 6 meses.

—Multa en la cuantía de 5.001 a 15.000 pts.

c)Para las faltas muy graves:

—Suspensión de la licencia hasta un año.

—Retirada defintiva de la licencia.

—Multa en la cuantía de 15.001 a 25.000 pts.

Las expresadas sanciones serán adoptadas y graduadas dentro de cada clase de faltas mediante apreciación discrecional de la Autoridad Municipal que entienda del expediente.

En todo caso, se sancionarán con la revocación de la licencia las infracciones con consideración de muy graves previstas en el art. 31 de este Reglamento.

Artículo 35.º

Como procedimiento sancionador se estará a lo previsto en los Artículos 127 al 138 de la Ley de Procedimiento Administrativo Común, así como en el Reglamento de Procedimiento para al ejercicio de la potestad sancionadora de 4 de Agosto de 1993.

Artículo 36.º

Este Reglamento entra en vigor a los quince días de la publicación de su texto completo en el Boletin Oficial de Gipuzkoa, una vez aprobado definitivamente.